sábado, 19 de abril de 2014

ASDRÚBAL BARÓ







Al Bat

Asdrúbal Baró


Por Jesús Alberto Rubio.

“Si volviese a nacer sería pelotero nuevamente, porque el béisbol es mi vida”, expresó Alberto Asdrúbal Baró Hernández… cuando tenía 81 años de edad.

¿Pero quién es este Asdrúbal, quien nació en el poblado de Mayarí, actual provincia de Holguín, el 21 de noviembre de 1926?

Bueno, para empezar, debo decirle que en su glorioso tiempo recio toletero jardinero central por excelencia y quien se caracterizó por ser un bateador por demás oportuno, hay una riquísima historia de béisbol que vale la pena conocer y compartirla con usted.

Y para no irnos a otros escenarios, allende la frontera, ubiquémonos entre 1960 y 1961 cuando llegó al querido Águila de Veracruz:

El antillano en 1960 se enfundó en la gloriosa casaca al igual que Witremundo “Witty” Quintana y los lanzadores Silvio Castellanos, el jarocho Pedro Montané, Rodolfo “Mulo” Alvarado y el venezolano Julio Ladera.

Pero fue la temporada de 1961 cuando registró su mayor gloria en la pelota mexicana al ayudar al equipo veracruzano a la conquista de su cuarto banderín de su historia dirigido por Santos Amaro.

Es imposible dejar a un lado aquel doble cambio previo a la campaña entre el Águila y los Diablos Rojos: Miguel “Becerril” Fernández y el boricua José García pasaron a los Pingos a cambio de Ernesto “Natas” García y el gran Al Pinkston, quien tras ser campeón bat dos años seguidos con los luciferes, ¡volvió a agenciarse otro par de títulos con los porteños”.

Aquel 1961 Asdrúbal Baró bateó muy por encima de la cifra mágica, convirtiéndose en todo un ídolo de la fanaticada jarocha que le tomó gran cariño por su forma de ser y jugar dentro y fuera del terreno de juego.

Lo mismo sucedió con Pinkston que le pegó a la canica para ser el gran líder del circuito con .374 además de impulsar 144 carreras y conectar 225 hits, así como “Witty” Quintana, quien fue el campeón de cuadrangulares con 23.
  
Ese año llegaron al equipo Ronnie Camacho, antes de pasar a media temporada a los Diablos, así como Felipe Montemayor y Ramiro Caballero.

También ayudaron al título Miguel “Pilo” Gaspar, William Berzunza, Pablo Bernard, Mario Ariosa, Mario Luna, Juan de Dios Villarreal y Felipe Hernández Esquivel.

El pitcheo Rojo lo encabezó Ramón Arano (11-3 y 3.72) y Silvio Castellanos, al ser el campeón en efectividad (3.24) y en ponches (122). También contribuyeron Williams de Jesús (11-8), Lino Donoso (10-6), Silvio Castellanos (14-14), Rodolfo Álvaro (11-6), Guillermo López, Aubrey Grigsbi, Pablo Montes de Oca, Lázaro Uscanga, Guillermo Vázquez, Julián Ladera y Pedro Montané.

Asdrúbal Baró siguió en la pelota mexicana hasta su retiro en 1964 vistiendo los colores de los Piratas de Campeche. Regresó a Cuba y pronto comenzó a contribuir con su experiencia y conocimientos al engrandecimiento del béisbol isleño como entrenador y mánager en las series nacionales de béisbol.

Su trayectoria

Asdrúbal debutó en 1945 con Caimanera, de la Liga Amateur de Oriente y el 47 ingresó a Liga de Pedro Betancourt con el Club Jalsia, desde donde se trasladó al conjunto Matanzas, de la Liga Central de Santa Clara, en la que fue campeón bat promediando sobre los .400.

Llegó el 51 a la pelota profesional con el Almendares, de donde saltó a al campo de entrenamiento de los Dodgers en Vero Beach y de ahí al Santa Bárbara, sucursal del Brooklyn (triple A).

En 1953 jugó con el Miami Sun Sox y fue parte del equipo Todos-Estrellas de la Liga de la Florida. Un año después, sería un integrante de los Cuban Sugar Kings, escuadra en la que militó hasta 1958. También jugó con los Cubans (triple A).

En Series del Caribe

Asdrúbal militó con el Almendares en 1953, y ya en febrero de 1954 dirigido por Bobby Bragan participó con ese equipo en la VI Serie del Caribe, celebrada en Caguas, Puerto Rico donde el equipo anfitrión fue campeón bajo el mando de Mickey Owen. Almendares fue segundo.

Tuvo a su lado a luminarias como “Witty” Quintana, Héctor Rodríguez, Conrado Marrero, Julio Bécquer, Willie Miranda, Ángel Scull y Oscar Sardiñas, entre otros.

En la serie del 58 efectuada en el parque Sixto Escobar de San Juan, Puerto Rico y viendo acción con los Tigres de Marianao, fueron los campeones. Napoleón Reyes se convirtió en ese año en el único en la historia de los clásicos en lograr dos banderines consecutivos.

En ese team brillaron tipos como los lanzadores Bob Shaw, Mike Fornieles, Pedro Ramos (refuerzo/2-1); Bill Werle, Rodolfo Arias, Enrique Moroto, Vicente López y Raúl Oliva. También el receptor Rene Friol;  Bécquer (1B), Casey Wise (2B), Milton Smith (3B), José Valdivieso (SS), Witty Quintana, Juanito Izaguirre (jugador-coach), Martin Rosell, así como los jardineros Solly Drake, Orestes “Minnie” Miñoso, Juan “Cachano” Delís, Orlando Leroux…. y Asdrúbal Baró.

Dos años más tarde, en 1959, se trasladó al Club Habana, con el que rindió notables actuaciones hasta la erradicación del profesionalismo en la isla en 1961.

Así, en plenitud de facultades, llegó a la Liga Mexicana con los Rojos del Aguila.

Conoció a Asdrúbal

Se reporta el colega historiador Carlos Castillo, desde Mérida, y nos dice:

“Jesús, estuve en 2005 en el "Capitán San Luis", casa de los "Pinareños" (Pinar del Río) donde fui presentado con Asdrúbal Baró e intercambiamos recuerdos, porque él formó parte de los primeros "Sugar Kings" que hicieron su entrenamiento en Mérida en 1954 y luego se enfrentaron a los "Alas Rojas" de Rochester en esta misma ciudad.

Fui invitado a ser anotador oficial de los encuentros interescuadras todas las mañanas.

Y en 2006 volví a coincidir con Asdrúbal en la Habana.

Mira:

El historiador habanero Ismael Sené me invitó a concurrir a un bar llamado "La Locura Azul" en Paseo del Prado esquina con Remedios a deleitarnos con el documental del Campeonato Mundial de Beisbol y que nos presentó un americano de apellido Bjarkman, autor del libro "Smoke" sobre la historia del beisbol cubano y que en Octubre de ese 2006 saldría a la luz pública pero del cual no tuve interés pues apenas hablo español.

En ambas ocasiones platiqué largo y tendido con Asdrúbal quién me recordó que había jugado con los "Piratas" de Campeche en la desaparecida Liga del Sureste (Su último año en México/1964).

Ya los años vencen a Asdrúbal, pero mantiene su lucidez y alegría. Como he dicho, los hechos pasan, los recuerdos quedan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada