miércoles, 2 de abril de 2014

Cocodrilos a la final por el título cubano de béisbol


Por Juan E. Batista Cruz



Las Tunas, Cuba.- Los cocodrilos de Matanzas se convirtieron en los primeros finalistas de la actual temporada cubana de béisbol, luego de derrotar 4-1 a los leopardos dulces de Villa Clara que, de esta forma, perdieron la posibilidad de defender la corona ganada en la lid anterior y que los llevó a representar al país en su regreso a la Serie del Caribe, cuya versión de este año tuvo lugar en Isla Margarita Venezuela, donde se impusieron los naranjeros de Hermosillo, de México.

Los matanceros dominaron claramente a los actuales campeones, apoyándose en un accionar casi perfecto en los tres aspectos del juego, aunque sus lanzadores abridores no respondieron a las expectativas, por lo que los relevistas se echaron al equipo encima con actuaciones muy relevantes, especialmente de los derechos Félix Fuentes y Alexánder Bustamente.

En la serie, pactada a siete encuentros de los que debían ganarse cuatro para pasar a la final, los reptiles de Víctor Mesa vencieron en los dos celebrados en su ‘’pantano’’ del estadio Victoria de Girón, con marcadores de 5 X 2 y 2 X 1 en 10 capítulos, repitieron en el inicio de su visita al ‘’Sandino’’ 5 X 4, cayeron por única vez 4 X 2 y garantizaron su presencia en la gran final este martes tras vencer categóricamente por nocao de 13 X 2 en siete innings.

Luego de este resultado categórico, llueven las especulaciones acerca de ausencias notables de Villa Clara como las de su estrella del box, Freddy Asiel Álvarez, sancionado por indisciplina, de su jardinero-inicialista Ramón Lunar que no pudo alinear en varios partidos luego de ser agredido en los bochornosos hechos de hace un mes en Matanzas y de su lesionado receptor titular, Yulexis La Rosa, pero la gran realidad es que los Cocodrilos forman el mejor equipo de la campaña y no es justo tratar de empañar su extraordinaria labor.

Desde mi punto de vista, es cierto que, sobre todo Freddy Asiel Álvarez, pudo influir en un resultado superior de los Leopardos, mas debe reconocerse que estuvieron por debajo de su calidad probada. La tropa de Ramón Moré produjo muy poco a la ofensiva, su defensa falló en momentos claves, su pitcheo no tuvo la efectividad característica y, lo más importante, no mostró la combatividad que la ha mantenido como la más estable de la última década en la pelota nacional.

En lo personal no comparto algunos métodos del mentor de Matanzas, Víctor Mesa, pero es preciso reconocer con justeza que ha transformado la mentalidad de sus jugadores, les ha impregnado combatividad, espíritu de victoria, de la importancia del quehacer colectivo. No es casual que un equipo que, hasta la Serie 50, estaba ‘’enterrado’’ en las profundidades del sótano, sorprendió con el tercer puesto en la 51, llegó a la final en la 52 cuando quedó segundo al perder precisamente frente a Villa Clara y ahora ya está listo para luchar por la corona. La evidencia es más que contundente.

Hasta ahora, Matanzas ha sido el mejor equipo del campeonato. Puede o no alzarse con un cetro que sería muy merecido, pero lo real es que la forma en que esa provincia ha recuperado la tradición y fuerza, la reafirmación de ser cantera inagotable de buenos peloteros, de su condición de cuna del deporte nacional desde el lejano 27 de diciembre de 1874 cuando el Palmar de Junco acogió el primer juego oficial en esta Isla, es patrimonio indiscutible de un Víctor Mesa Martínez, con todo y sus polémicos métodos de dirección.

Los Cocodrilos esperan ahora por su rival de la gran final, el cual saldrá del duelo de dos de los más grandes equipos en la historia del béisbol de la Revolución, los leones azules de Industriales y los tabaqueros de Pinar del Río, dirigidos respectivamente por dos hombres que brillaron en sus años de peloteros, Lázaro Vargas y Alfonso Urquiola.

Por el resultado en las dos etapas de clasificación, la mayoría consideró favoritos a los tabaqueros, sin embargo, la tradicional calidad del equipo de la capital, me hizo pensar en una paridad que podría extender la pelea hasta el sexto o séptimo juego. La realidad del terreno muestra cómo podemos equivocarnos unos y otro, por la el mejor juego de los azules que, una vez más, se transforman en los play off.

La primera confrontación, con sede en el estadio Capitán San Luis, hizo sonreir a los pinareños que vencieron ampliamente 10 X 2, mas al siguiente día se ‘’viró la tortilla’’ cuando la tropa de Vargas ripostó con nocao de 13 X 2, tomó el mando de regreso a su ‘’cueva’’ del Latinoamericano al imponerse 7 X 3 y puso a los tabaqueros contra la pared, tras su victoria de la cuarta jornada 4 X 1. Los grandes son grandes y este mismo miércoles los Leones pudieran convertirse en los rivales de los Cocodrilos en la ‘’bronca’’ por el cetro.

¿Qué ha pasado en esta otra semifinal? Después de dar primero por la décimo sexta victoria del torneo para su astro derecho, Yosvani Torres, Pinar del Río se desmoronó. El pitcheo es insuficiente, los bateadores no producen y la defensa ha fallado en momentos definitorios, en tanto que todo lo contrario sucede con los Industriales, salvo el poco apoyo a los serpentineros por demasiados errores, ocho en total, lo cual hace más meritorio el trabajo de los que se subieron a la lomita capitalina, principalmente los relevistas.

En el quinto choque, de vida o muerte para los alumnos de Urquiola, volverán a tener en el montículo a su estrella, Yosvani Torres, quien tiene calidad para que la lid regrese a tierras vueltabajeras, mas para ello necesita que reaccione la ofensiva y la defensa sea capaz de comportarse a la altura de sus posibilidades, de lo contrario, todo habrá terminado y una vez más los pronósticos rodarían por el suelo.


Ante la realidad que percibo, pienso que los Tabaqueros necesitan producir ‘’mucho humo’’ para marear a los Leones, pues derrotarlos tres veces en línea es harto difícil. Opino, sinceramente, que un triunfo pinareño este miércoles, se me antoja si lo llevo a términos médicos, como la consabida mejoría de un paciente en terapia intensiva, poco antes de su fallecimiento. Desde ya, creo que Industriales será el rival de Matanzas en la discusión de la corona cubana de béisbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada