viernes, 4 de abril de 2014

¿Se está deshumanizando el beisbol?




Caposehua.

 ¿Se está deshumanizando el beisbol?


Por Bernabé López Padilla


De pie, alta la frente/ el pecho sano/ en estética postura, arrogante,/ del animal distínguese el humano.

Versos de un poema del Profesor Marcial Ordoñez Ibañez +; que le dedicó al alcohol, y con él, como instrumento didáctico, nos enseñaba a los niños que fuimos sus alumnos, del daño que provocan las bebidas alcohólicas.

Lo cito, porque se habla del humano, de usted, de mi, del hombre, considerando en esa palabra el género masculino y el femenino; y por lo tanto a la persona humana, que a veces hace cosas tan odiosas que decimos que es inhumano lo que hizo: se deshumanizó.

Pues bien, la MLB, la gran carpa, adoptó la tecnología de punta, para aplicarla en algunas jugadas del beisbol donde el criterio del ampáyer deja ciertas dudas, las cuales a lo largo de más de un siglo de existencia del beisbol se han considerado parte del juego y, millones de decisiones de los ampáyeres han cambiado el curso de un partido y por supuesto, que por consecuencia, se han armado discusiones que a veces han terminado con los aficionados maltratando a los hombres de negro y tirándole objetos al campo de juego.

Recuerdo uno en la liga de la Costa del Pacífico en que los cojines, que rentaban al aficionado para que el cemento no lastimara mucho a sus “posaderas”, volaron de las gradas al campo de juego y yo, un niñito entonces, me carcajeaba de ver que los adultos jugaban de esa manera.

Una mala decisión del ampayita a veces le valía que le recordaran a su santa madrecita, o por lo menos que le gritaran: ¡burro!

Recientemente en las grandes ligas, una mala decisión de un ampáyer hizo que un pitcher perdiera la oportunidad de lanzar un juego PERFECTO. Si entonces, 1º. de junio de 2010 como ahora, el manager hubiera pedido la revisión de la jugada, ese lanzador tuviera en su record un juego perfecto.

La tecnología probó, (la TV), que la jugada marcada “safe” fue “out” y en conclusión, el pitcher tiró un juego perfecto y tuvo que sacar 28 outs. Obviamente en los records, fue juego de un jit para el lanzador.

Los medios de comunicación criticaron duramente al ampáyer que se equivocó y el rostro del ampáyer fue exhibido por todos los medios durante dias en todo el mundo.

Armando Galarraga, pitcher venezolano pasará a la historia por haber lanzado un juego perfecto de 28 outs y no aparecer en los registros.

Al final de la novena entrada, con 2 outs, Jason Donald bateó un rodado que el primera base recogió. Tiró a primera donde el pitcher  recibió justo a tiempo para sacar el out 27 y concretar el juego perfecto, sin embargo, el umpire Jim Joyce marcó “quieto” en primera y con esto, rompió la joya”. Claramente fue out. Sólo que el ampáyer tuvo fracciones de segundos para calificar la jugada, decidir y expresar su decisión. Errare, humanum, est.

Cuando se han jugado 47 partidos de la temporada 2014, casi todos los equipos han solicitado la revisión de las jugadas y al parecer el resultado ha favorecido a los ampáyeres, y antier me tocó ver una en la que el pitcher reviró a segunda base y el ampáyer marcó “safe” y Ron Washington, manager del equipo al campo pidió la revisión de la jugada.

Al principio como que no querían darle el gusto y le dijeron ¿crees que pudiste ver mejor la jugada desde el dogout, que nuestro compañero que estaba a centímetros de ella?.. Ronnie les respondió: ¡Sí!. Los ampáyeres pidieron la revisión y después de unos minutos los especialistas de las grandes ligas que revisaron, dijeron es ¡out!. Y en efecto, antes de que los ampáyeres marcaran oficialmente el “out”, todo mundo habíamos visto por la TV y en la pantalla del
estadio que se podía apreciar con cierta claridad el out.Perdieron los ampáyeres y el que marcó la jugada fue seguido un buen rato por las cámaras y tuvo sus minutos de “gloria en la TV”.

Con esto podemos ver que la tecnología, ha suplido al humano, las maquinas que tanto criticó Charles Chaplin en su película “Tiempos Modernos” están relegando la inteligencia del ser humano y el criterio humano se suple por lo inhumano.

Hay quienes dicen, el beisbol ha dado un paso gigantesco hacia adelante, tal vez porque en otros deportes ya se ha utilizado la tecnología para dar decisiones más certeras, pero le quita la esencia

Anoche en un juego Yankees VS Astros, un batazo fue marcado por el ampáyer como bueno a pesar de haber pegado en la raya del jardín izquierdo, lejos de donde él estaba viendo la jugada. La repetición por la TV demostró que por milímetros la opinión del ampáyer fue acertada y cuando pasaron la jugada se escuchó como el público exclamó: ¡wuau! reconociendo el acierto del hombre. Hay que aclarar que no se pidió revisión.

En cambio el prietito en el arroz, en el mismo juego, se dio cuando suspendieron el encuentro los ampáyeres y se reunieron para consultarse entre ellos y nadie sabía de qué se trataba.

El caso es que el jefe de los ampáyeres se dirigió al dogout y pidió que revisaran lanzamiento por lanzamiento de los que le habían hecho al bateador en turno. En ese momento la pizarra marcaba 3 bolas y un strike. Varios minutos después, y no obstante las rabietas del manager del Yankees, los jueces dijeron que el conteo era correcto: 3 bolas y un strike; y terminaron dándole la base por bolas al bateador yankee.
¡Y!.
¿Donde quedaron los contadores que todo ampáyer debe traer para ir llevando cuenta y razón de las bolas, los strikes y los outs?. Se supone que todos deben llevar esas cuentas y en caso de duda, consultarse entre ellos y obviamente, democráticamente, los que sean mayoría son los que llevan la cuenta correcta. Esa es de parvulito, diría mi tata. Fallóles. ¡Burros! dirían los guasavenses y los culichis.

Pues será el sereno, yo prefiero aceptar que los ampáyeres se equivoquen y marquen lo que a su juicio fue lo correcto, si desde que empezó el beisbol a la fecha así se ha jugado y el beisbol es el rey de los deportes y es el gran espectáculo que deja millonadas de dólares a los dueños, jugadores, y millones de negocios y trabajadores que viven de él, déjenlo así, no lo deshumanicen.


Dichosos los que eligen ser pobres, porque esos tienen a Dios por Rey. Mateo 5, 3. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada