miércoles, 21 de mayo de 2014

BETO, MELO, CASTILLA Y ADRIÁN




Mire qué clase de tema-comentario nos hace llegar Luis Eloy desde Venezuela:


LUIS ELOY RAMÍREZ CABRERA:

Jesús: Un saludo a la Hermandad, y deseo aportar un comentario sobre lo expuesto por el Dr. Jaime Cervantes Pérez sobre quien ha sido el mejor mexicano en las Mayores.

En mi óptica vale la pena participar porque no hay deporte donde las estadísticas sean la mejor manera de medir la grandeza de un jugador como en el béisbol- obviando la nefasta era de los esteroides-.

Saludos a todos.

Un comentario, sobre lo que destacó el Dr. Jaime Cervantes Pérez, quien comenzó con un saludo a los latinoamericanos que participamos en Al Bat, así que siento libertad de opinar; otra cosa sería si al referirse al tema del mejor mexicano, su saludo hubiese sido exclusivo para los lectores de esa nación. 


Tengo mis dudas al ser tan tajante en cuanto al mejor mexicano que ha visto acción en las Mayores, y más después investigar para mi libro, los números de  pionero de los mexicanos en el Big Show: Baldomero “Melo” Almada.



Pocos mexicanos conocen lo que hizo esta gran hombre y es que fue el primer hispano en obtener un LIDERATO OFENSIVO en Grandes Ligas, incluso sobre cualquier cubano de los muchos que jugaron antes que él.

Ocurrió en 1938, cuando en campaña combinada entre Washington y San Luis Browns, lideró en sencillos la Liga Americana con 158 cantidad record para latinos por 31 años hasta que en 1969, lo derribó Mateo Alou; ese mismo 1938, se convirtió en el primer hispano en anotar 100 carreras en una campaña.

Sus 197 imparables en una temporada en 1938, fueron marca para latinos por 23 años, hasta que el inmortal Roberto Clemente lo superó con 201 en 1961.

Otra marca que “Melo” dejó por mucho tiempo fue su seguidilla de 29 juegos conectando de hits la cual mantuvo en su poder por 32 años hasta que Rico Carty la derribó en 1970.



También fue el primer latino en establecer o empatar un RECORD OFENSIVO de Grandes Ligas, al anotar 9 carreras en un doble juego en 1937 contra los Marrones de San Luis, “Melo”. F

Fe el primero en hacerlo en el siglo 20 y aun es registro vigente en las Mayores.

Nunca Ávila superó las 20 estafas cosa que el de Sonora si alcanzó, y en hits en una campaña también el sonorense superó a “Beto” con 197 como marca personal por 189 del veracruzano.

Sin duda, Ávila rebasó en todo a “Melo”- jugó 4 temporadas más-  pero no en promedio vitalicio pues el zurdo bateo 284 contra 281 del célebre camarero, pero lo más extraordinario es que el promedio ponderado para una zafra de 162 partidos, “Melo” superó al “Beto” en turnos, anotadas, hits, dobles, triples, bases robadas y promedio!



En cuanto números Vinicio Castilla es el más recio bateador de México en su recorrido en la Gran Carpa, y cierto, sus números son mejores en el aire liviano de Denver pero el no llevó la franquicia para allá, y de paso no hizo juego sucio y/o trampa con los esteroides, jamás ha sido salpicado por esa basura, los jonrones que dio con su poder natural.  

Héctor Espino no jugó en las Mayores, es un gran hándicap ciertamente pero todo lanzador de las Mayores que enfrentó le dio un bambinazo, como en su época dorada lo hicieron Dihigo o Torriente. El supermán es el típico caso de si pudo o no brillar en las Mayores, nadie con certeza lo sabe…



El caso de Adrián González es muy difícil de analizar para un venezolano pues aun la emigración de este país no ha dado el primer jugador en ese caso, pero pienso que los dominicanos sienten a Moisés Alou y Alex Rodríguez como dominicanos, así como los boricuas lo hacen con Edgar Martínez, Bobby Bonilla o John Candelaria.


Quien puede decir que Charles Pedro (Chick Pedroes), no fue el primer cubano en jugar en las Mayores en el siglo 20, nacido en La Habana e hijo de cubano? 

Lo de las nacionalidades es harina de otro costal, pero creo que “El Titán” ha dado bastante muestras de sentirse mexicano… no es necesario que renuncie al país donde nació para gritarlo… estos son sólo comentarios de un No mexicano en la Hermandad…  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada