miércoles, 14 de mayo de 2014

FRASES FAMOSAS EN EL BEISBOL






AL BAT



Por Jesús Alberto Rubio


¡Hay cada dicho en el béisbol!... lo que ilustra y da perfectas pinceladas de lo que sucede alrededor del béisbol y en la vida; incluso, hay las que  fluctúan entre el disparate y el absurdo más elemental.       



Lo invito a relajarse un rato con las siguientes frases famosas de algunos peloteros y escritores de béisbol:



¿Le parece…?



“Las estadísticas de béisbol son como las muchachas en bikini: enseñan mucho, pero no todo”: Toby Harrah.



La de Roy Campanella: “Uno tiene que ser un hombre para vivir de jugar al béisbol, pero tiene que haber mucho de niño en uno también”.



Frankie Frisch: “¡Dios mio!......Malditas sean las bases por bolas”.



El inmortal Rogers Hornsby siempre dijo que  cuando  la gente le preguntaba lo que hacía en invierno al terminar la temporada y llegar el fuerte invierno, contestaba: “Siempre decía que miraba a través de la ventana y esperar que llegue la primavera.”



Y la de Tom Clark: “Estoy completamente convencido de que todo niño, en su corazón, preferiría robarse la segunda base antes que un automóvil."



Nomar Garciaparra: “Cuando niño mi ídolo era Bugs Bunny. Una vez vi un dibujo animado de él jugando pelota en todas las posiciones al mismo tiempo, el solo. Ahora que lo pienso, Bugs sigue siendo mi héroe. ¿Como no amar a un jugador como él?”.



Brendan Francis: “El estadio de béisbol es el único lugar donde la esposa de un hombre no se molesta si él se emociona con las curvas de alguien más”.



O bien, la del toletero famoso de aquella “Máquina Roja” de Cincinnati en los 70`s, George Foster:



“No sé por qué a la gente le gustan tanto los cuadrangulares. El cuadrangular es una emoción corta, el triple es lo más excitante del juego. Es como salir con una mujer que te gusta, pasar la noche hablando y emocionándote cada vez más y entonces llevarla a casa. Te arrastra. Nunca estas seguro de cómo resultará”.



Una más:




Lea la del capitán Yankee, Derek Jeter, del todo aleccionadora:



"La gente me pregunta por qué juego tan fuerte todas las noches, y yo les recuerdo que Lou Gehrig decía: En el día de hoy, estoy seguro de que en las graderías hay un niño que me esta viendo jugar por primera vez y él merece mi mejor esfuerzo”.



Y no podía faltar Tommy LaSorda:



“Jugar béisbol es como manejar un automóvil: el objetivo es salir a dar la vuelta sin que los oficiales te saquen del camino”.



Y tiene una más: “Manejar es como sostener a un pato en el puño. Si aprietas mucho lo matas; si muy flojo escapara volando”.



¡Qué cosa, amigo!



Hay unas frases de oro que suelo contarlas a menudo:



Cuando Babe Ruth murió y estaban dos de sus compañeros peloteros frente al féretro, dijeron: “qué calor hace en Nueva York; como que dan ganas de unas heladas”, a lo que de inmediato uno de ellos replicó: “¡Te aseguro que al Babe también se le antojaría!”.



O la de Casey Stengel:




“Estar con una mujer toda la noche no afecta en nada a un jugador profesional de béisbol. Lo que afecta es estar parado toda la noche buscando por una de ellas”.


          
 REGGIE JACKSON
          

Y la de “Mr. Octubre”, Reggie Jackson: Una ocasión expresó a Tom Seaver: “Los ciegos vienen al parque sólo para escucharte lanzar”.



Hay una muy famosa de Johnny Pesky, ex mánager de los Medias Rojas de Boston:



“Cuando ganas, comes mejor, duermes mejor y disfrutas tu cerveza al máximo... y tu esposa luce como si fuera la ¡mujer más linda que te puedas encontrar!”.



Otra célebre:



La dijo aquel famoso relevista de barba de piocha, Al Hrabosky, quien cada vez que lanzaba daba vuelta a la loma de pitcheo con la cabeza hacia abajo:



 “Cuando estamos de gira, mi más grande ambición es escuchar un abucheo de las tribunas”, con lo cual sentía “que había hecho bien mi trabajo”.



Una más:



Craig Nettle, aquel gran tercera base de los Yankees de los 70 dijo una vez: “Cuando era niño quería ser beisbolista y participar en el circo. Con los Yankees he logrado ambas cosas al mismo tiempo”.



O esta:



Lo expresó Tug McGraw, aquel tremendo relevista cuando le preguntaron qué haría con su dinero de su sueldo con los Filis: “El 90% lo gastaré en diversiones, mujeres y whisky irlandés. El otro 10% probablemente lo derrocharé”.



Lo dijo Terry Mullholand: “El mejor plan de ataque es acabar tu labor antes de que él (Barry Bonds) llegue a la caja de bateo. Suena a salida fácil, pero es infinitamente mejor que un cuadrangular”.



“El beisbol es una partitura que cada quien ejecuta como puede”: Dámaso Blanco; o la de John Updike: “El beisbol es la única experiencia intelectual del pueblo norteamericano”.



“(Rod) Carew es un  Picasso. Maneja el bate como Picasso su brocha”…. Dick Miller, famoso periodista que en los 80’s escribía para Sports Illustrated.



“Me gusta que mis jugadores estén casados y endeudados. Esa es la mejor manera de poder motivarlos”: Ernie Banks, en su época como instructor de los Cachorros de Chicago.



“Decidí escoger al mejor bateador para observarlo y estudiarlo y Joe ‘El Descalzo’ Jackson era suficientemente bueno para mi”: Babe Ruth.



Yogi Berra



Imposible dejar por fuera a Yogi Berra, ¿no?:



Y es que él se lleva todos los laureles cuando de frases irracionales se trata.


          
YOGI BERRA
          


Lawrence Peter nació en The Hill, barrio italiano de San Luis. Sus padres eran inmigrantes italianos. Su apodo de Yogi se lo colocó un amigo, Jack Maguire, quien también fue pelotero durante dos años en Grandes Ligas.



Los chicos estaban viendo un documental de la India y luego de terminar el programa, Jack le dijo: “Cruzas las piernas al sentarte como un fakir cuando hace yoga. Eres todo un Yogi”.



Como jugador en la Gran Carpa alguien aseveró que tenía aspecto de mono, y comenzaron a llamarle Little Kong. Después alguno informó a sus compañeros Yankees que a él se le conocía en San Luis como Yogi.



El sobrenombre se hizo tan famoso, que la tira cómica del Oso Yogi (Yogi Bear), fue inspirada en él.



Es de su cosecha aquella frase que hoy es una muletilla normal: “Nada se termina hasta que se termina”.



Sus respuestas y comentarios poseen una naturalidad especial y una brillantez cómica sin igual. Vaya una muestra para comprobarlo:



• “Uno puede observar muchas cosas sólo con mirar”.



• “Debo agradecerles por haber hecho este día necesario”, en el Día de Yogi Berra en San Luis, 1947.



• “¡¿Pensar?! ¡¿Cómo diablos se puede pensar y batear al mismo tiempo?!”



• En una ocasión, la esposa de Yogi, Carmen, le dijo: “Yogi, tu eres de St.Louis, vivimos en New Jersey y juegas beisbol en New York; si te vas antes que yo, dónde te gustaría que te enterraran?” Y Yogi le respondió: “¡Sorpréndeme!”.



• “Uno da el 100% en la primera mitad del juego, y si eso no es suficiente, en la segunda mitad uno da lo que queda”.

          
 YOGI BERRA
          


• “Cometí un error equivocado”…. O la siguiente:  “Siempre pensé que el record duraría hasta que alguien lo rompiera”.



• “Si los aficionados no vienen al parque de béisbol, usted no puede pararlos”.



• “Yo diría que ha hecho más que eso”, al preguntársele si el inicialista Yankee, Don Mattingly, había superado las expectativas.



• “Nunca me culpo cuando no estoy bateando. Simplemente culpo al bate y si la cosa sigue cambio de bate. Después de todo, si yo sé que no es por mi culpa que no estoy bateando ¿para qué voy a enfadarme conmigo mismo?”



• “Hay que ir siempre a los entierros de los demás porque, de lo contrario, ellos nunca vendrán al tuyo”.



• “Carmen y yo hemos estado felizmente casados durante 40 años; ella ha sido feliz y yo estoy casado”.



• “En realidad nunca dije lo que dije”; “No puedes ganar siempre; en el campo están tipos mejores que tu” y “El béisbol es el 90% mental, la otra mitad es físico”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada