jueves, 19 de junio de 2014

Siglo XX: Grandeza de las Ligas Negras

Al Bat





Por Jesús Alberto Rubio



Hagamos un resumen: En 1920 nació la primera liga de béisbol profesional negra del siglo XX: La National Negro Baseball League.

También se le conoció como National Negro League (NNL).

Se fundó el 13 de febrero de 1920 en Kansas City, Missouri, y Andrew “Rube” Foster constituyó su fuerza organizativa, por lo que fue nombrado su presidente/secretario, además de que al paso del tiempo, por su legado, se le reconoció como “El Padre del Béisbol Negro”.

Con su gran liderazgo e influencia, integró a equipos del Sur y Medio Oeste de EU y tres años después, el 16 de diciembre de 1923, también se formó la  Eastern Colored League (ECL), teniendo de presidente a Edward H. Bolden, propietario del Hilldale Club.



En 1924, apareció la histórica primera Serie Mundial del Béisbol Negro entre los campeones de ambos circuitos y en la que los Monarcas de Kansas City, de  la NNL, vencieron en diez grandes partidos a los Hilldale Daisies de Filadelfia, de la ECL.

Este circuito, del Oriente de EU,  colapsaría en la primavera de 1928, pero los jugadores de sus equipos “resurgieron” en 1929 como la American Negro League (ANL). En cambio, la NNL de Rube Foster funcionaría hasta 1931.

Bien.

Ahora, sigamos con esta maravillosa cronología del desarrollo del béisbol afroamericano en los EU:



Cool Papa Bell y los St. Louis Stars

1925: Ese año los St. Louis Stars de la  Negro National League, finalizaron segundos gracias a dos nuevos talentos que emergían con gran fuerza: su jardinero central James Cool Papa Bell y el notable short stop, Willie “El Diablo” Wells y ¡dígame si no merecen más adelante, ambos, capítulos especiales!

1926: Una fuga de gas en el interior de la casa de Rube Foster, le asfixió de gravedad y a consecuencia del deterioro de su salud, un año después fue internado en un asilo, por lo que los dueños de los equipos de la Liga Nacional Negra designaron a William C. Hueston como nuevo presidente.

1927: curiosamente, Ed Bolden, el presidente de la ECL, sufrió un accidente similar, siendo también internado en un hospital a causa de su muy elevada presión arterial.

Tal situación afectó el desarrollo del circuito y con ello terminaron sus enfrentamientos de Serie Mundial contra el campeón de la NNL.

Fue ese año en que, en su reemplazo, apareció la Liga Americana Negra.



Homestead Grays

La naciente liga funcionó con el mismo esquema de la anterior Eastern Colored, con la exepción de que los Homestead Grays sustituyeron a los Brooklyn Royal Giants para empezar a registrar lo que más tarde iba a ser una formidable franquicia en la historia de ese béisbol.

Desafortunadamente, para 1931 la NNL enfrentó también la grave recesión económica de EU y tuvo que cerrar operaciones.

Entonces, algunos de sus equipos se fueron a jugar al único circuito negro de esos días, la Liga Negra del Sur (The Negro Southern League).



Nuevo circuito de béisbol negro

Justo cuando ese béisbol estaba en su punto más bajo, Cumberland Posey y sus Homerstead Grays hicieron acto de presencia con gran fuerza y, gracias a su popularidad, fundaron en 1932 un nuevo circuito: The East-West League.

Junto con los Homestead Grays, también aparecieron The Cleveland Stars, Newark Browns, Washington Pilots, Detroit Wolves, Hillsdale Daises, Baltimore Black Sox y los Cuban Stars.

Sin embargo, en mayo los Detroit Wolves enfrentaron problemas financieros y con todo y la ayuda económica que les dio Posey, en junio sucumbieron junto con los demás equipos… excepto los Grays.

Con tal situación, la liga llegó a su fin.



Los Pittsburgh Crawfords y “Mr. Big”

Entonces, mire quién apareció en el escenario: Gus Greenlee, “Mr. Big”, un prominente  gangster y apostador negro de Pittsburgh que compró a los Crawfords interesado en principio en “lavar” dinero a través del juego de béisbol.

Aquel colapso económico de la tercera década del siglo 19 en EU de alguna manera ayudaba en esos instantes a la reactivación de la estructura del béisbol ¡con capital gangsteril.. y qué hacer!

Por fortuna, al ver y aprender de Cumberland Posey la forma exitosa con que ganaba dinero con sus Homestead, finalmente se obsesionó en el béisbol y sus  Pittsburgh Crawfords.



¡Y clase de franquicia iba a impulsar!

Cita el doctor Jaime Cervantes Pérez, en su “El Béisbol y su Dios Teobol” que “Gus compró dos Lincolns de siete pasajeros cada uno y así darle  clase y categoría a los jugadores de su famoso  equipo.

También tenía su “Crawford Recreation Center”, un bar con restaurante, donde servían carne a la parrilla, siendo el sitio gastronómico más famoso de Pittsburgh. El local tenía dos pisos y con salón de baile en donde tocaba el famosísimo Duke Ellington y los Mills Brothers.

Además de su Crawford Bar & Grill, también manejó un establo de boxeadores, incluyendo al campeón de los pesos pesados, John Henry Lewis.



Paige, Gibson y el Greenlee Field

El 6 de agosto de 1931 hizo su aparición con los Crawford, ni más ni menos que  Satchel Paige y de inmediato tomó un enorme riesgo: invirtió 100,000 dólares en un nuevo estadio de béisbol, bautizándolo como Greenlee Field.

Aquel nuevo ballpark lo inauguraría como el primer propietario negro de un estadio de béisbol, el 30 de abril de 1932 teniendo de batería a dos iconos del béisbol de ese tiempo: Paige y…¡Josh Gibson! Y también ahí estaba otro jugador por demás notable: Oscar Charleston.

En el Opening Day, los Pittsburgh Crawfords inauguraron su nuevo parque con mucha pompa y fanfarria. Antes del juego, los equipos marcharon siguiendo a una banda de música por el jardín central, levantando una gran bandera estadounidense.

También, en medio de ovaciones, se agradeció a “Mr. Big” el haber construido ese escenario para el béisbol negro, con capacidad en su primera etapa de construcción para 4 mil aficionados.

El choque fue histórico ya que los Crawfords tuvieron en la loma a Paige, mientras que los Yankees “negros” a “Mountain” Jesse Hubbard, quien les ganó duelazo de 1-0 aceptando tres hits, por seis y 10 ponches de Satchel.

Primer juego nocturno

En 1933 al Greenlee Field se le instaló iluminación, dos años antes del primer juego oficial nocturno visto en Ligas Mayores, hecho histórico ocurrido en lo que fue el Crosley Field de Cincinnati, el 24 de mayo de 1935, donde los Rojos vencieron 2-1 a Filadelfia.

Empero, la gloria de los Crawfords y su Greenlee Field no iba a ser por siempre. El gran equipo bajó su nivel de juego en la parte final de esa década y su parque fue demolido en diciembre de 1938.

A los Pittsburgh Crawford, Bob Feller les llamó los “Yankees del Béisbol Negro” ya que en esa década tuvo a  cinco futuros miembros del Salón de la Fama: Satchel Paige, Josh Gibson, Oscar Charleston, Judy Johnson y Cool Papa Bell.



Nuevo circuito negro

Para 1933, respaldado en la gran aceptación de sus Crawfords, Gus Greenlee, decidió también formar una nueva liga negra:

En febrero de ese año al lado de los delegados de otros seis equipos se reunieron en Crawford Grill para ratificar la constitución de la Organización Nacional de Clubes de Béisbol Profesionales (National Organization of Professional Baseball Clubs).

Realmente el nombre del circuito fue el mismo de aquella Negro National League de Rube Foster.



Los equipos fueron, los Pittsburgh Crawfords, Columbus Blue Birds, Indianapolis ABCs, Baltimore Black Sox, Brooklyn Royal Giants, Cole's American Giants (anteriormente los Chicago American Giants) y Nashville Elite Giants.

Al ahora “buenazo” de Greenlee —William Augustus “Gus” Greenlee (26 de diciembre de 1893/7 de julio de 1952— también se le ocurrió realizar el Juego de Estrellas como sucedía en Ligas Mayores, con la diferencia de que para la selección de los peloteros participarían los aficionados y no los especialistas de béisbol.

Vendría enseguida otra formidable época con los Homestead Grays, quienes impactaron ese béisbol al conseguir un reinado de nueve años como campeones de las Ligas Negras inspirados en Josh Gibson, Buck Leonard...

(Continuará).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada