miércoles, 2 de julio de 2014

CESÁREO SUÁREZ & CARLOS RODRÍGUEZ




CESÁREO SUÁREZ NARANJO:

Jesús Alberto: me enteré del fallecimiento de Babo Castillo. Siempre es triste (al igual que Don Zimmer, Bob Wekch Tony Gwynn, etc., como tú bien lo dices) que gente del beisbol se vaya. Y, vaya de paso esta pregunta (que no quiere dar a entender que menosprecie los datos que se dieron, en su momento, a través de los medios): ¿qué tanto mérito tuvo CASTILLO con el éxito que logró FERNANDO, al ayudarlo a perfeccionar (considero que eso fue) el lanzamiento del SCREWBALL? La verdád es que darle el reconocimiento debido a este tipo de jugadores, que sin haber brillado - mucho - en su carrera, si fueron valiosos, en otros aspectos, como el que menciono. Un saludo afectuoso.

CARLOS RODRÍGUEZ CANDILA:

Muy bien recuerdo al “Babo” Castillo, especialmente cuando lanzaba para los  Dodgers y además de su habilidad para lanzar ese screwball que le supo enseñar o perfeccionar a Fernando Valenzuela tras un año del extraordinario debut en MLB sonorense.



El mismo “Toro” hizo público el reconocimiento a quien hoy partió al viaje eterno a tan temprana edad y aquí cabe recordar la grandeza de la sabiduría que reza en sentido de que el alumno supere al maestro.

Claro que se requiere de facultades  del alumno; sin embargo no todos tienen el talento para lograrlo por más enseñanza que pudiera recibir.

Hemos tenido ejemplos genéticos donde por herencia se alcanza y se supera un mejor nivel: un ejemplo, Los Griffey donde  padre e hijo  que incluso llegaron a jugar juntos en el mismo equipo. Ahí el JR superó en capacidad al Senior.

Otro ejemplo fue  Bobby Sr. y Barry Bonds formidables aun con lo atribuido al vástago sobre su uso de anabólicos donde muchos peloteros antes y después de los escándalos de esa y más sustancias prohibida.

Las facultades para practicar con o sin otros factores de la tecnología moderna, por ejemplo alejar o acercar las distancias de límites de campo y otras más  también contribuyen y gravitan por ejemplo modificación de reglas de más juegos jugados, bateador designado, y otras modificaciones.



Aquí cito el comentario valioso del Sr. Bernabé Lopez Padilla cuya propuesta aun estando en desacuerdo de tales como la base por bolas disfrazada o intencional, el golpe incluso intencional  ambas como forma de  evitar mayor daño de aumentar, o recibir cuando menos un hit que favorezca resultados mejores del equipo a la ofensiva  y además citando lo que escribías días anteriores  como remembranza ese juego donde con bases llenas prefirió el manager darle BB a Héctor Espino con base llena y admitir una carrera menospreciando a Celerino Sánchez  que le "BOTÓ" a jonrón resultando en total 5 carreras  tal estrategia, la propuesta no me parece adecuada contarla como "Hit".

En la liga mayor de aficionados en el D.F. por los finales de los años 60 y principios de los setentas los Hermanos 7 eran excelentes jugadores que nos apoyaron para la práctica  de este deporte , uno de esa familia se llama Juan José Bellazetín, recordarás quien y cuanto su calidad de jugador brilló muchos años en la Liga Mexicana de Verano. El J.J. Bellazetín era un excelente bateador y una de sus mayores cualidades fue saber sin batear lograr la base por bolas (su tío Alfredo "cátcher" me comentaba que no le gustaba) Su padre un tercera base tan fino y parecido en su forma de cuidar la tercera base era muy similar a la del gran Leo Rodríguez, su otro tío Ubaldo un lanzador de bola lenta llena de toda clase de curvilíneas y así los demás hermanos hacían gala y además apoyos en desarrollo de talentos en ligas Maya y Olmeca semilleros de niños entre ellos destaca el mismo Houston Jiménez.



Todo lo anterior en recuerdos que a través del tiempo aprendí, Yo no fui nada más que un jugador más en segunda base casi siempre, más ahora que leo todo ese acervo que te procuran personas de mayor capacidad práctica y conocedora de lo que nos ha permitido conocernos y comunicarnos hace la unión que bien acuño Don Luis Eloy con grado de "hermandad".

Disfruto mucho las aportaciones del Maestro, mi paisano Don Carlos Castillo Barrio pues describe con alto nivel lo que fuere la liga peninsular donde grandes jugadores desfilaron, a Don Antonio Elizarrarás  Corona, Al Sr. Suarez Naranjo y ahora extra fronteras a Don Luis Eloy y al sabio amigo cubano José E. Batista o El Gran Señor de conocimiento y micrófono RENE CARDENAS y que me disculpen en lista omitida a todos aquellos que contribuyen como Jose Ignacio Peña, y otros más cuyo reconocimiento siempre estimo de sus grandes aportaciones. Ni que decir de mi colega médico Arturo Vicente Carranza, tu paisano, llamado "Mi Sangre".


 Ah, así como Fernando Valenzuela puede sentir pena por la pérdida física de quien le perfeccionó su virtud. Yo distingo aunque no logré la grandeza de un gran maestro en cardiología y dominio de la electrocardiografía, difícil de aprender y más difícil de enseñar: Se llamó Agustin Hernández Morales (QEPD) TODO UN GRAN MAESTRO como muchos que ayudaron para lo que en mi profesión mucho hicieron y tanto me ha servido (no soy cardiólogo; soy médico internista).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada