miércoles, 20 de agosto de 2014

"La Maldición" de los mejores pagados

                  


 Por Thomas López


Se entiende que si en Grandes Ligas sé juega el mejor béisbol del mundo, es también el lugar donde más dinero se paga por los servicios de los peloteros.
Un jugador con cartel puede llegar a ganar carretadas de dinero.

Así mismo hemos sido testigos de las exorbitantes cifras que se pagan por algunos peloteros cubanos y japoneses.

Lo que llama fuertemente la atención, es como en las últimas  décadas, los sueldos de los jugadores se han disparado de manera increíble.

A los grandes peloteros de antaño que todavía están con vida, les ha de producir una extraña sensación al darse cuenta de lo que gana un ligamayorista hoy en día.

Ya quisieran algunos artistas de Hollywood y estrellas de Rock ganar lo que cobran los jugadores estelares.



Jugosos sueldos que van desde los 10 hasta casi 30 millones de dólares anuales, pueden presumir una gran cantidad de peloteros.

Los contratos multianuales manejan sumas estratosféricas que alcanzan entre los 125 y 275 millones de dólares por acuerdos de 5 a 10 años, dependiendo del sapo, la pedrada.



Una pregunta que nos hacemos con bastante frecuencia es la siguiente:

¿Realmente valdrá la pena pagar tanto por un pelotero?

Una serie de factores se mezclan para determinar esto, y no solamente la productividad, participación en postemporada y la obtención de campeonatos.
Hay jugadores muy populares quienes jalan mucha atención hacia el equipo del cual defienden los colores.

Esta popularidad se ve reflejada en las altas ventas de todos los productos que tengan que ver con el club y el pelotero, empezando con jerseys, gorras, camisetas, posters, plumas, llaveros, tazas, calcomanías y todo lo que usted guste imaginar, incluso en algunos casos hay hasta “chones” con el # y el logo de su jugador y equipo favorito.



A todo esto hay que abonarle los patrocinios y los ingresos por concepto de publicidad.

Sin embargo si nos concentramos exclusivamente en el ámbito deportivo, nos queda la impresión que muchos equipos realizan grandes inversiones que terminan en fracasos.

Llegado el momento de acceder a la agencia libre, peloteros que vienen precedidos de buenas temporadas, van en busca de grandes contratos.

El dilema es que cobran por lo que hicieron y no por lo que realmente puedan producir a futuro.

A diferencia de otras profesiones donde con el paso del tiempo se van escalando niveles hasta alcanzar el clímax intelectual y productivo entre los 45 y 55 años (abogados, ingenieros, doctores, científicos, etc), en el béisbol la curva descendente empieza entre los 34 y 36 años.

¿Cómo se justifica extender un millonario contrato por 7 o 10 temporadas a un jugador de 31 o 32 años?


En la mayoría de los casos, para cuando se encuentren en la mitad de su convenio, su productividad de los años dorados (25-32) será un lejano recuerdo de lo que fue.

Y esto es solo si tomamos el factor edad y sus consecuencias naturales en el organismo y rendimiento de un deportista, pero no se pueden dejar de lado las temibles lesiones que han mermado la productividad o incluso acabado con carreras.

Sin embargo, esto parece tener sin cuidado a los dueños de los equipos y los acuerdos multimillonarios se dan año tras año.

Un dato escalofriante y contundente se ha estado presentando en recientes temporadas, y este 2014 no es la excepción.


Varios jugadores de los mejores pagados, para nada justifican con números, los inmensos cheques que cobran cada quincena.

Pareciera una maldición que se va incubando y cuando por fin le pegan al “gordo”, sus estadísticas descienden como la espuma.

Hay quien piensa que una vez con el futuro asegurado, se les acaba el hambre, se cuidan en exceso y se dedican a disfrutar de sus millones.

Es curioso como algunos veteranos cuando están en su último año de contrato, reverdecen como los cerros y nos vuelven a deslumbrar.

No estamos diciendo que los jugadores de Béisbol no se merezcan los salarios que devengan.

Se los ganaron a base de esfuerzo, sudor, lágrimas y estadísticas sobresalientes.
Lo que no estamos de acuerdo es en la duración de los contratos, deberían de ser más cortos de 3 a 5 años.



Difícilmente un jugador te va a rendir igual o más entre los 36-38 años que entre los 30-32.

Otorgar contratos a largo plazo por un lado le proporciona tranquilidad y estabilidad, pero también lo relaja y hace que sus niveles de competitividad sean moderados.

Un jugador en busca de un buen contrato hace lo imposible por sobresalir, no les da miedo ensuciar el uniforme y se quedan en la banca nada más el día de descanso.

Lamentablemente hay indicadores que nos muestran que una vez conseguido el objetivo económico las cosas cambian y no solo afectan el bolsillo de quién los contrato.

Lo triste, es que el espectáculo que nos dan, ya no es el mismo, ya que nos tenían acostumbrados a superarse temporada tras temporada, a ir en busca de metas, marcas y premios.

Llega el desencanto y entonces tenemos que voltear a los jóvenes que vienen detrás, empujando fuerte y en busca del preciado contrato.


Vamos a tomar 3 ejemplos de jugadores que rompieron con el cuadro y con la estampa, y una vez conseguido el súper contrato, las grandes temporadas quedaron atrás y hoy manejan estadísticas promedio, mientras seguirán ganando bastante dinero los siguientes 5 o 7 años.


Albert Pujols: Lo que Pujols hizo con los Cardenales de San Luis, fue sensacional, gano de todo: Novato del año(2001) Titulo de bateo(2003) Jonrones(2009-10) producidas(2009-10) Guantes de Oro(2) MVP(3) y 2 Series Mundiales.  En 4 ocasiones fue segundo en las votaciones para el MVP.

En una era marcada por el uso de esteroides, el dominicano camino inmaculado entre tanto pelotero que se ligó al uso de sustancias para mejorar el rendimiento.

En este tiempo sus porcentajes fueron: .329, 40 jonrones y 121 empujadas, simplemente una vastedad.



Llego el momento de ir por el contrato de su vida, sus pretensiones eran válidas ya que era considerado el mejor bateador de las Grandes Ligas.

Con 32 años a cuestas y 11 temporadas, su cuerpo empezó a ser víctima de lesiones, aun así estaba altamente cotizado, los Cardenales su equipo de siempre, algo detecto en el rendimiento de su estelar primera base y no estuvieron de acuerdo en pagarle lo que pretendía.

De esta manera dejo más de una década de triunfos en San Luis y emigro a California donde los Angelinos le extendieron el tercer contrato más lucrativo en la historia del Béisbol en ese momento: 225mdd por 10 años.

En su año de debut con Anaheim conecto el porcentaje más bajo y la menor cantidad de jonrones en su carrera: .285 y 30 jonrones.

El siguiente fue una pesadilla, ya que batallo bastante con una lesión en un pie y fue limitado a 99 juegos y números pobres para alguien de su cartel: .258 con 17 jonrones y 64 empujadas.

Esta temporada ha tenido momentos importantes como llegar a los 500 jonrones en su carrera, pero sus estadísticas no espantan a nadie: .276 con 22 jonrones y 72 impulsadas.

Faltando mes y medio para que termine la temporada, tendría que realizar un cierre espectacular para poner números de impacto.
Pujols ya no infunde el terror de antes a los rivales, muchos peloteros manejan niveles de productividad mejores.

Difícilmente esta tendencia se podrá revertir, ya que se encuentra muy cerca de los 35 años, cuando el descenso natural en rendimiento afecta a la gran mayoría de los peloteros.

Sin dudas, su llegada con los Angelinos genero gran expectativa y un muy buen negocio de venta de productos asociados con él, pero al momento no ha sido lo que se esperaba y es poco probable volvamos a ver a un Pujols ganando un campeonato de bateo, de jonrones o producidas….mucho menos un MVP.



Joe Mauer: Sin ser un jonronero, el receptor de los Mellizos de Minnesota, deslumbro con su habilidad para batear.

3 campeonatos de bateo, un premio MVP y 4 guantes de oro, todo esto antes de los 27 años, presagiaban un futuro “Salón de la Fama”, los Mellizos decidieron convertirlo en su pelotero franquicia y le otorgaron el tercer mejor contrato en su tiempo: 184 millones por 8 temporadas.

Desde entonces la carrera de Mauer pasó de un ascenso meteórico a un descenso peligroso.

Mientras en sus primeras 5 temporadas completas conecto para .333 con los 3 títulos de bateo y su MVP el 2009, luego de firmar su espectacular convenio el 2011, ha bajado a .301, en este periodo no ha vuelto a destacar en ningún departamento y para acabarla de amolar, sus años como un excelente defensivo detrás del plato, quedaron en el pasado ya que esta temporada colgó los arreos y se convirtió en primera base. Un movimiento enfocado a protegerlo de lesiones y aprovechar su bateo.

Este 2014 ha sido horrible para este pelotero quién gana 23 millones de dólares anuales y apenas batea para .273 con 3 jonrones y 30 producidas en 89 juegos.  Mejor sería que lo regresen a su puesto de receptor y aprovechen su gran defensiva.



Carl Crawford: Este jardinero impresiono en los años que paso en Tampa Bay, un jugador muy completo que hacía de todo en el terreno de juego.

Lideratos en dobles, triples, carreras anotadas, bases robadas y guantes de oro fue la marca que dejo en su paso de 8 temporadas con los Mantarrayas. Además conecto en promedio un decente .298.

Recién cumplidos los 29 años el 2011, firmo por 7 años y 142mdd con Medias Rojas de Boston donde fue un fracaso total.

Luego de batear .307 con 19 jonrones, 90 producidas, 49 bases robadas y ser líder en triples con 13 en su último año en Tampa, su temporada de debut con Boston parecía que estábamos viendo a otro pelotero: .255 con 11 jonrones, 54 producidas, 7 triples, 18 bases robadas y recibió 104 ponches.

El siguiente año le fue peor y termino siendo cambiado a los Dodgers, donde no ha podido levantar su nivel. Es increíble ver un jugador que los últimos 3 años ha cobrado 63 millones de dólares y sus promedios de bateo en este tiempo son de .271 con 4 jonrones, 25 producidas, 11 bases robadas y 2 triples. Nada que ver con el Carl Crawford que causo sensación con Tampa Bay.

Con contrato asegurado hasta el 2017, Crawford está en camino de convertirse en una de las peores inversiónes que se han realizado en las Grandes Ligas.
Esa ha sido la tónica de esta temporada, con varios supermillonarios que han quedado a deber y algunos andan arrastrando la cobija.



Las estadísticas acumuladas por tipos como Buster Pusey, Justin Verlander, Dustin Pedroia,  Ryan Howard, Josh Hamilton, Joe Votto, Jacoby Ellsbury, Brian McCann, CC Sabathia, Mark Teixeira, Cliff Lee, Matt Kemp, Cole Hammels, David Wright, Matt Cain, Jason Werth, Prince Fielder, Matt Holliday por mencionar a los que más cobran, por ningún lado están acordes con lo que ganan.

Y por supuesto no podemos dejar de mencionar al pelotero que ha firmado los mayores contratos en la historia y que actualmente está suspendido: Alex Rodríguez, quién de estar en activo sería el mejor pagado con 28 millones de dólares. A-Rod ha visto cómo sus estadísticas han descendido paulatinamente los últimos años, pese a llegar a cobrar más de 30mdd por temporada.

¿Sera la maldición de los mejores pagados?

Será el sereno, pero otro ejemplo de este extraño mal pudiera ser Miguel Cabrera.

Este año se dio a conocer su extensión de contrato que lo convierte en el mejor pagado en promedio en la historia (31mdd) con 248 millones en 8 años (3er mayor contrato de todos los tiempos).

¿Y porque lo decimos? Luego de lo que hizo las 3 anteriores campañas (3 campeonatos de bateo, una triple corona y 2 MVP), parecía que solo el cielo era su límite, pero este 2014 no ha sido el año que se esperaba, aunque en carreras producidas está muy bien, apenas batea .307 (Su promedio más bajo desde el 2008) con solo 17 jonrones(su cantidad más baja desde el 2003), por lo que la esperanza de un eventual tercer MVP  o cuarto título de bateo consecutivo se ve muy lejana, ¿Será que ya le cayó la maldición? 

Esperemos que no, pero muy pendientes hay que estar de su rendimiento el próximo año.


Actualmente hay 22 peloteros con sueldo arriba de 20 millones incluido A-Rod, a quién todavía le restan 3 años más de contrato con los Yankees.


De estos 22 “millonetas”,  muy pocos parecen inmunes a este mal, hombres como Clayton Kershaw, Félix Hernández, Zach Greinke y Robinson Cano están desquitando con creces lo que cobran, los demás….simplemente nos quedan debiendo….


Los Mejores Pagados del 2014:


     Jugador         Cantidad en MDD            Equipo:       Estádisticas 2014
1.- Zach Greinke          26.0                  Dodgers             13-8 y 2.54
2.- Cliff Lee*                 25.0                  Filis                   4-5 y 3.68
3.- Ryan Howard          25.0                  Filis                   .219-18-73
4.- Prince Fielder*        24.0                  Rangers            .247-3-16
5.- Robinson Cano       24.0                  Marineros          .329-11-66
6.- Cole Hammels        23.5                  Filis                    6-6 y 2.47
7.- Mark Teixeiera       23.25                Yankees             .228-19-50
8.- CC Sabathia*          23.0                  Yankees             3-4 Y 5.28
9.- Joe Mauer              23.0                   Mellizos             .273-3-30         
10.- Albert Pujols        23.0                    Angelinos          .273-22-73
11.- Félix Hernández   22.8                   Marineros           13-3 y 1.95
12.- Miguel Cabrera     22.0                   Tigres                 .307-17-86
13.- Masahiro Tanaka*  22.0                  Yankees            12-4 y 2.51
14.- Adrián González    21.8                   Dodgers              .277-18-83
15.- Matt Kemp             21.25                 Dodgers              .279-13-53
16.- Jacoby Ellsbury     21.14                 Yankees              .276-10-52
17.- Carl Crawford         21.1                   Dodgers              .259.4-23
18.- Matt Cain*              20.83                 Gigantes             2-7 y 4.18
19.- Jason Werth            20.57                Nacionales         .279-12-63
20.- David Wright            20.0                  Mets                   .275-8-56
*Lesionados.


Mayores Contratos en la Historia


       Jugador                                            MDD                  Duración
1.- Alex Rodríguez-Yankees                   275.0                 2008-17
2.- Alex Rodríguez-Texas                       252.0                 2001-10
3.- Miguel Cabrera-Detroit                     248.0                 2016-23
4.- Albert Pujols-Anaheim                      240.0                 2012-21
5.- Robinson Canó-Seattle                     240.0                 2014-23
6.- Joey Votto-Cincinnati                       225.0                 2014-23
7.- Clayton Kershaw-Dodgers                215.0                 2014-20
8.- Prince Fielder-Detroit                       214.0                 2012-20
9.-  Derek Jeter-Yankees                      189.0                2001-10
10.- Joe Mauer-Minnesota                     184.0                2011-18
11.- Mark  Teixeira-Yankees                 180.0                2009-16
12.- Justin Verlander-Detroit                 180.0               2013-19
13.- Félix Hernández-Seattle                 175.0               2013-19
14.- Buster Posey-San Francisco           167.0               2013-21
15.- CC Sabathia-Yankees                      161.0              2009-15
16.- Manny Ramírez-Boston                    160.0              2001-08
17.- Matt Kemp-Dodgers                         160.0              2012-19
18.- Troy Tulowitzki-Colorado                 157.7              2011-20
19.- Masahiro  Tanaka-Yankees              155.0              2014-20
20.- Adrián González-Boston                    152.0              2012-18

Que tengan un excelente día.

Hermosillo, Sonora a 15 de agosto del 2014.

Todos sus correos son contestados

Nos pueden seguir en twitter: solobeisbolmx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada