viernes, 26 de septiembre de 2014

DODGERS Y KERSHAW AL ALZA









CARLOS RODRÍGUEZ CANDILA
        

Ya Clayton Kershaw nos ha mostrado su grandeza.

¡Qué clase de pitcher!

Muy Bien por este apunte valioso que refleja fielmente lo que este Señor del montículo ya veíamos con tanta efectividad y calidad.

Es curioso pero lo Dodgers  se  distinguen por los últimos 30 años tener a lanzadores zurdos; empiezo por Sandy koufax, sigo con Fernando Valenzuela y hoy Kershaw.

¿Por qué cito a estos tres?, sencillamente por lanzadores de brazo izquierdo y lograr las cifras máximas de efectividad lanzando 8-9 innings o juegos completos o cuando menos 8 entradas donde la estrategia del manager decide por lo "apretado o cerrado del juego" obliga a cambios.

Bien por citar al último pitcher en ganar 31 partidos en MLB, el descocado Denny McLain, moneda irrepetible si se siguen reformas que ya limitan el establecer nuevos records como el de él, ahora con la modernidad del pitcher relevista y luego el cerrador casi ya como una regla aunque se pierda el juego que es de conjunto.

Claro que los relevistas sin considerar el ya famoso cerrador que abusan sea como esté el marcador y quien entra al juego irremediablemente.

Los beisbolistas son trabajadores; su oficio es el juego de beisbol y todos tienen derecho participar y así incluso cumplir con el sueldo que pagan, pero acostumbrarnos a ver la modernidad que no  obligadamente sea progreso de tal deporte, considero tiene una resta del espectáculo aunque sea negocio y deporte.

Volviendo al tema: Dodgers y su otra vez protagonista yexhibicionista aunque efectivo jugador Yasiel Puig, es equipo grande y sin mayor forma de atraer atracción en otras formas ajenas al juego Kershaw y El Titán Adrián González están llevando en liderazgo bateo y pitcheo un ritmo que augura finalistas para la serie mundial.





Puig puede hacer mucho más y sería importante saber lo que hace y cómo se comporta con sus compañeros de equipo, cuando menos contra Adrián González, quien  ya mostró reclamos y hostilidad  merced a su ego distorsionado. Eso sólo el manager lo conoce y quien sabe que asuntos manejan.

Entre Adrián y Yasiel existe las dos caras de una moneda, en tanto el primero, modesto, sencillo y disciplinado, el otro, un engreído y con un descontrol de equilibrio mental que si bien es apto y óptimo en desempeño beisbolístico, esta fuera de contexto en el team.

Eso no sucede contra equipo adverso que tampoco justifica sus actitudes sino aparentemente lo hace en forma interna con compañeros de equipo.

Total, los Dodgers siguen viajando en una nave a la que hay que darle mucho reconocimiento a su manager, couches y toda la organización. Van firmes y ese Sr. Kershaw, nuestro gran reconocimiento por su enorme calidad cuando ya hacía falta ver a un pitcher de tal calidad. Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada