lunes, 20 de octubre de 2014

BEISBOL EN BRASIL

BUSCANDO EL BEISBOL EN BRASIL (Parte V).



Por Luis Eloy Ramírez Cabrera.

Para: Mi maestro Juan Vené, Andrés, Jesús Alberto, Toño, Carlos, Greg, Anthony, Edwin quienen mantienen estrecha fraternidad conmigo, otros como Carolina, Chamby, Amaury, Tito, Rafael, René, el Ing. Roberto han sido pilares importantes en esta maravillosa telaraña de comunicaciones que he logrado de alguna mantener gracias al Internet, otros mas recientes como Víctor me han permitido hacer aportes en su PEÑA.

En fin, este es un resumen de fotografías-amateur- que este servidor tuvo la oportunidad de hacer en el complejo CT YAKULT, gracias a la invitación del presidente de la Confederación de Brasil, el Sr. Jorge Otsuka me hizo para observar de primera mano esta espectacular instalación dirigida y administrada por Graciano Yagura (Marajá).



Funciona como academia de beisbol, posee 5 campos en diferentes niveles, cancha de usos múltiples, piscina, dormitorios excelentes para 35 jugadores alojados, un enorme comedor, una instalación con caja de bateo y bullpen bajo techo.

Soy uno de los pocos comunicadores que he tenido la suerte de ir a este bucólico lugar, escondido entre pinos, gramas y muchas laderas, esto apenas a una hora de la gigantesca megalópolis de Sao Poalo.

Por el momento fuera del radar de las grandes ligas, y del beisbol profesional mundial, en algunos años YAKULT, podria convertirse en sede de dos o tres academias de la MLB, desarrollando el enorme potencial de Brasil, un país multiracial y en el que no es todo futbol.



Espero lo disfruten pues mi única intención es compartir con ustedes algo maravilloso- del mundo del beisbol que tuve la suerte de conocer, algo que por cierto muchos de ustedes gustan de hacer: COMPARTIR.

Un abrazo fraternal a la distancia

Hora de desayuno, así que rápido estábamos Irait, Sixto y este servidor en el comedor del CT YAKULT. Apenas entrar al espacioso comedor pude distinguir sentado en solitario, tomando su desayuno al personaje que me había sido más esquivo: Graciano Yagura.



El Sr. Yagura es conocido en el CT, simplemente como Marajá y al apenas verlo me acerqué a su mesa; no tuve que presentarme o ser presentado por mis amigos- Irait y Sixto- ya que él sabía de mi presencia y sin formalismos nos invitó a que le acompañáramos.

Marajá, es descendiente de japoneses al igual que su mano derecha en el CT, la Sra. Myoko, su esposa. Padre y abuelo, de hablar intenso, y entendiendo muy bien el español, este hombre de 62 años, me cuenta la historia de este maravilloso complejo.

 “Tiene 30 hectáreas, y originalmente fue construido por la empresa YAKULT como club de descanso y recreación, en especial para la práctica del beisbol de sus empleados en Brasil; sin embargo, el clima de montaña, muy frio hizo que esa iniciativa no tuviera éxito y en el año 2000, se llegó a un acuerdo entre la empresa y la Confederación Brasileira para que funcionara como academia”.



 –Marajá, continúo, no sin antes ofrecernos un café: “aquí hubo inundaciones, derrumbes y se tuvieron que escavar metros de lodo para recuperarlo”, nos relata quien es el administrador-director desde la creación de la academia.

Por mi cuenta pude observar, además del enorme comedor, que el CT tiene 5 campos de beisbol, piscina con agua a temperatura ambiente, es decir helada, canchas, dormitorios para los 32 jóvenes que allí conviven, caja de bateo, gimnasio, oficinas y transporte para los muchachos.

“A excepción de 5 jóvenes becados, todos los muchachos aquí pagan una cuota porque sus familias desean que lleguen al beisbol universitario. Aquí están toda la semana, asisten a clases en la mañana, practican en las tardes, en una rutina dirigida por sus entrenadores, y comen tres veces al día. ¿Qué más pueden pedir Luis?”, expresó.



En realidad tiene toda la razón el veterano empresario;  este es un lugar ideal para la formación de jugadores de beisbol como pocos sitios en el mundo, rodeado de un bosque de pinos, cerca y a la vez lejos de Sao Paolo.

Parece en realidad más el campo de los sueños de la película de Kevin Costner, que una academia de beisbol, y sin duda, en el país menos esperado, Brasil.
 
De repente interrumpe un adolescente alto y de piel oscura quien se sentó con nosotros, mientras Marajá pedía otra ronda de café. El joven es un zurdo que había visto en el campo pero sin uniforme. Se trata de Edison Batista, pitcher de 17 años firmado por Boston y quien proviene de la principal fuente de talento no nikkei en Brasil: Marilia.



Edison está en fase de recuperación pues se lesionó el brazo mientras trabajaba con la filial de Boston en Dominicana.

Luego de terminar la larga conversación-desayuno, Marajá me invitó a conocer su oficina. Me fui con Sixto e Irait, y de allí cámara en mano llegamos.

Marajá, quien como buen administrador,  estaba sacando cuentas. “Impresionante la cantidad de placas y recuerdos que tiene en su oficina”, le comenté, a lo que me respondió -“pero no hay dinero jjaja”.



Luego de las fotos con Marajá, di un último recorrido por el CT, mientras un sentimiento de nostalgia me invadía pues no sé si regresaré y les aseguro,  amigos, que mientras caminaba pude contemplar en soledad la belleza y majestuosidad indescriptible de este lugar.

Algún día vendrá una o dos organizaciones de MLB, y establecerán su base de operaciones aquí. Por el momento es sólo un sueño que Marajá y yo compartimos…..¡un gran sueño!



Los espero en la próxima entrega de Buscando el beisbol en Brasil.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada