viernes, 17 de octubre de 2014

CHICO MORILLA, UN ÍCONO



Fallece un melenudo de hace 60 años: “Chico” Morrilla





Gaspar Lopez.


Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

El ex lanzador Ernesto “Chico” Morrilla, una figura icónica del béisbol cubano, falleció el viernes de la semana pasada en La Habana. Tenía 93 años.
Morrilla jugó en el primer equipo de los Leones de Yucatán en la historia, en 1954, con los que lanzó también en 1955.
Su carrera en el béisbol profesional la comenzó en Cuba, donde jugó con el Club Fortuna. De ahí pasó a la Liga de la Florida, en Estados Unidos, donde en su primer año ganó 23 juegos, perdió nueve e impuso récord de 42 ceros consecutivos.
Militó durante 14 años como profesional en equipos de la Liga de Florida y con los Diablos Rojos de México y los Leones de Yucatán en la Liga Mexicana.
Regresó a Cuba y defendió las franelas del Habana y el Cienfuegos, con los que alternó con estrellas de la talla de Adolfo Luque y Miguel Ángel González.
Además, participó en Ligas de Nicaragua, Venezuela y Panamá, y tras su retiro trabajó en el CVD Ciro Frías, de la capital, y en el Estadio Latinoamericano, donde era acomodador, labor que desempeñó más de 20 años.
De acuerdo con medios cubano, Morrilla fue fundador de las Milicias Nacionales Revolucionarias. Al morir ostentaba la medalla Mártires de Barbados, que otorga el Consejo de Estado a propuesta del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), y la José María de Mendive.
*     *     *
“Chico” Morrilla jugó en Yucatán en la Liga Peninsular con los Pericos de Mérida, según recuerda el historiador del béisbol, don Carlos Castillo Barrio.
“Sólo tenía dos pitcheos: recta y curva, pero era muy valiente”, dice don Carlos.
El historiador recuerda que, lanzando en la Liga Peninsular, a Morrilla le sonaron dos cuadrangulares monumentales: uno de aquel cubano blanco Ultus Álvarez, que pasó sobre la torre de alumbrado del jardín iziquierdo del Parque Carta Clara, y otro por el también cubano Angel “Cuco” Toledo, que pasó sobre la pizarra de madera del mismo estadio, que fue considerado como el jonrón más largo que se conectó en ese parque (hoy convertido en plaza comercial). Don Felipe Ceballos Fuentes, ya fallecido, ejecutivo de la Cervecería Yucateca, propietaria del estadio, mandó colocar una placa de bronce para recordar ese batazo.
Dicen que la pelota cayó en el estacionamiento de la Cervecería.
*     *     *
Hace algunos años le preguntaron a Morrilla su opinión acerca de los problemas del béisbol cubano. “Chico” respondió:
“Muchos jugadores se han vuelto perezosos”, dijo Morilla. “Recuerdo que no comía durante días después de una dura derrota. Estos chicos pierden y se van bebiendo y bailando”.

Murió “Chico” Morilla: El béisbol cubano pierde a un ícono

Por Tony Díaz Susavila


“Jocoso, ameno, diligente, disciplinado y revolucionario hasta la médula recordaremos a Chico Morilla, fallecido hoy aquí”, dijo a JIT su entrañable amigo, el también ex pelotero, Luis Zayas con dolor por el deceso del ex lanzador en el béisbol profesional Ernesto Morilla Macías.

Del cubano Club Fortuna pasó a la liga de La Florida, en Estados Unidos, donde en su primer año ganó 23 juegos y perdió nueve e impuso récord de 42 escones consecutivos.

Militó durante catorce años como profesional en los elencos de Miami Beach del mencionado torneo y Diablos Rojos, de México, así como en el Habana y Cienfuegos, integrantes del clásico invernal cubano.

Entonces jugó con estrellas de la estatura de Adolfo Luque y Miguel Ángel González.

Además participó en Ligas de Nicaragua, Venezuela y Panamá y tras su retiro trabajó en el CVD Ciro Frías, de la capital, y en el estadio Latinoamericano.

Descubridor de campeones mundiales como Rodolfo “Jabao” Puente y Urbano González, dejó una estela de simpatías y conocimientos imperecederos.

Fundador de las Milicias Nacionales Revolucionarias, al morir ostentaba la medalla ¨Mártires de Barbados, que otorga el Consejo de Estado a propuesta del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Deportes, y la José María de Mendive.

Morilla, quien cumpliria en nomviembre 93 años, fue septultado este viernes a las tres de la tarde.

El béisbol cubano pierde así a unos de sus iconos. Lleguen las condolencias a familiares y amigos de la dirección del INDER y el movimiento deportivo cubano, especialmente de los seguidores del deporte nacional, el béisbol.

Morillas Macías, Ernesto (1925-2014). Lanzador, derecho. Conocido por Chico. Nació el 11 de noviembre de 1925, en La Habana, y falleció el 10 de octubre de 2014, en esa ciudad. Antes de llegar al profesionalismo compitió en las Ligas Inter-Provinciales. También lo hizo en la Liga Nacional Amateur, destacándose en 1944 con el Fortuna: 13 juegos lanzados (4-3), en 70 innings, con 17 ponches y 2.31 de efectividad. Participó en cuatro temporadas de la Liga Profesional Cubana.  En 1947-1948, con el Habana (0-0), 1948-1949, con el Cienfuegos (0-2), 1949-1950 (0-0) y 1952-1953 (0-0). Total: en 26 desafíos, obtuvo balance de 0-2 (.000), con 19 ponches, 39 bases concedidas y efectividad de 2,95. Entre 1947 y 1955, participó en siete campañas de Ligas Menores de los Estados Unidos y México, con Miami Beach, Laredo, Fort Lauderdale, Houston, Yucatán y Veracruz, donde en 325 desafíos lanzados, obtuvo balance de 117-87 (.574), con efectividad de 2,94. Se retiró del béisbol activo después de catorce años como profesional, para dedicarse a la enseñanza del béisbol en el terreno del Ciro Frías, en el actual municipio capitalino Arroyo Naranjo. Más tarde trabajó en el estadio Latinoamericano en diferentes labores, por más de cuarenta años. (Con documentación de Jorge Figueredo, Marino Martínez, Ángel Torres, Severo Nieto, Raúl Diez Muro, Roberto González Echevarría, Eddy Martin, Baseball-Reference.com, y otras fuentes).
Liga Profesional Cubana:
JL        JG        JP      PROM     SO        BB        PCL
26
--
2
.000
19
39
2,95

Ligas Menores:
JL       JG         JP      PROM     PCL
325
117
87
.574
2,94

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada