domingo, 26 de octubre de 2014

ENORME DRAMA OTOÑAL



POR CARLOS RODRÍGUEZ CANDILA:

Continúa el drama de la serie mundial, estimado Lic. Rubio Salazar, cuya ventaja se sigue inclinando hacia los Royals porque aun perdiendo el quinto juego, irían a su casa con desventaja pero con todo el apoyo de su público, lo cual es muy motivante para ganar juegos.

Modestamente, señalé que este clásico se iba a ir al menos a seis juegos, y ya vemos. Incluso, pudiera darse un séptimo.


Debo decirte que desde dogout está la clave como bien señalas haciendo referencia a Bochy. manager de los Gigantes que ayer por ejemplo tanto en alineación ofensiva-defensiva movió con talento.

Eso de dejar batear a Petite su relevista que le respondió incluso con un hit que no alteró más el marcador final, magnífico.

Mi apreciación fue considerar que le requería para seguir lanzando con la efectividad de relevo, por decir relevo "largo" en contraste con la estrategia poco comprensible del mánager de Royals "descansando a sus tres relevistas de lujo que un día antes habían hecho gala de su capacidad, cuando menos uno, sobre todo cuando en la sexta entrada se destaparon con todo los Gigantes.

Vale recordar que cuando en la serie mundial de 1960 los Yankees hicieron en 3 de los 7 juegos contra los Piratas además de anotar más de 40 carreras en suma de los tres ganados, Bill Mazeroski los dejó tendidos en el séptimo juego con ese home run histórico para ganar el título de la serie final del país donde se juega el mejor béisbol -- No Mundial-- para seguir de acuerdo con el Sr. Antonio Elizarrarás Corona.



Hoy veremos el quinto juego y los pitchers programados se las gastan en grande, cualquier nivel que la balanza incline llegamos al martes un sexto juego.

La estrategia de Bruce Bochy de mantener a su pitcher tiene lo ya comentado por diversos expertos que ilustran tu columna, en la Liga Nacional sigue siendo el beisbol tradicional de sólo relevar al pitcher cuando nota que su efectividad es de alto nivel y además observa la sobreconfianza que su contraparte hace.

Aquí hago una acotación que los narradores mexicanos sobre Toño de Valdez y Burak señalaron oportunamente ; el tener el bulpen sin relevistas "calentando" cuando ya se anunciaba la debacle como concluyó contra KC. Nada es predecible en beisbol y el llamado juego "pequeño" resulta favorable muchas veces, basta recordar a aquellos Mets con dos pilares como Jerry Koosman y Tom Seaver que hicieron contra un fornido equipo con bateo y pitcheo  lograron ganar la serie.

Los Royals tienden a hacer uso de tal y lo logran. Aquí en México quien no recuerda a los Tigres de México, más bien de Don Alejo Peralta en 1965, con un satff de pitcheo de jóvenes. Sólo Arturo Cacheux era el veterano como Ricardo Garza en defensiva. Ambos superaban en edad a todo el equipo y lograron la hazaña.


Puedo pensar que pueden llegar a un séptimo juego donde la balanza puede inclinarse con mayor peso para los Royals.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada