viernes, 7 de noviembre de 2014

¿ASÍ ES EL BEISBOL...?




POR CARLOS RODRÍGUEZ CANDILA.


Así es el Beisbol. 

Hay un dicho que no sea si sea solamente mexicano y dice: “Mal empieza la semana a quien ahorcan en lunes”.

¿A qué viene la cita?


Hago referencia a lo que los Naranjeros de Hermosillo les pasa y que apenas en el inicio de la campaña relevó a su  manager y como en comentario anterior mencioné que cuando las cosas no resultan favorables en un juego de conjunto y sobre todo EL BEISBOL --requiere de una especie de armonía tan sincrónica efectiva-- se altera, las donde las estrategias fallan.

Para empezar ni corren a directivos, obviamente al dueño del equipo y patrocinadores (ya mencionaré adelante lo que nos Ilustran Miguel Ortega y Luis Eloy Ramírez).

¿Te imaginas Jesús correr a todos los jugadores o cuando menos a la mitad?

En ningún deporte colectivo o de conjunto se hace.

Siempre habrá que encontrar un responsable del fracaso, solo uno. ¿Nos hemos preguntado por qué sucede siempre correr al manager si incluimos a todos los citados arriba? No siempre los resultados son favorables y el fracaso sigue vigente.



Es el caso de Matías Carrillo, en la LMB fue despedido faltando 12 juegos con todo y que los Tigres de QR iban a estar  en los play off bajo su mando en la temporada de verano del 2013; cosas veredes...

Los comentarios que nos ilustran los Sres. Miguel Ortega y Luis Eloy Ramírez Cabrera siempre con bases tanto estadísticas como el gran acervo de  las mismas tan afinado.

Bastante es lo complejo pero completo donde reglamentación tiene la base aritmética como sustento. Ahí donde 1+1 no puede ser 3.

Leyendo la obra del historiador Carlos R. Castillo Barrio que data desde 1892 del Beisbol en Yucatán y Campeche México, los primeros juegos oficiales realizados datan de octubre de 1892 y sin más vuelta su evolución, lamento no haber avanzado más de 200 páginas del primero de dos volúmenes.

La referencia la hago porque así es el beisbol donde el ser y su espacio en el tiempo, Ustedes como muchos expertos, Luis Eloy  y Miguel Ortega, son informadores de las ventajas o riesgos de no lograr la meta que se plantea.

No es costumbrismo, la modernidad siempre atrae, mas no siempre significa progreso.



Bien en señalar con precisión  que tanto tal innovación de "acortar tiempo de juego" con innovaciones realmente tenga bases firmes digamos como casi el 80% de juegos por decir una cifra donde se consume mucha energía eléctrica primero que no lo es nociva pero si además más cara para los proveedores de alimentos, el desgaste o aburrimiento si los juegos se prolongan y si sobre todo el aficionado tiene que ir a trabajar y sus hijos ir a la escuela, la madre si acompaña  se tiene que levantar desvelada para proveer al marido e hijos y peor si además trabaja ese desgaste altera tantas formas de desarrollo y repercute en la salud  social.

Son factores que deben contemplarse además de otros como son medios de transporte y sus trabajadores que incluso ni les gusta el beisbol pero tienen que esperar si se trata de brindar servicios. No digamos los trabajadores de campo y conservación sanitaria del estadio en todos sus aspectos.



En ese sentido le doy toda la razón a Don Luis Eloy, efectivamente hay juegos que se vuelven aburridos sobre todo cuando las palizas no permiten terminar el juego en tiempo y lo peor es que se tiene que terminar según reglas vigentes. También me pregunto a los que siempre ignoran: ¿Los ampayers?( bueno nunca los ignora el público y sólo en escasas ocasiones los managers , jugadores o couches).

Acortar duración de un juego de beisbol no se trata de cambiar de horario de verano-invierno, los pajaritos no usan Piagets y menos Rollex como tampoco el burro rebuzna antes de la víspera y menos el gallo.



El beisbol si algo tiene es que no se rige por TIEMPO como sucede en otros juegos de conjunto; se ha alterado de su número rector que es el nueve --número de planetas que rigen el pequeñísimo sistema universal que nos corresponde--, tiene biorritmo y bajo tal aun con la alteración ecológica nos sigue rindiendo frutos y alimentos, el mal empleo nuclear de tal ya da muestras firmes.

Este deporte nació con una base que alcanzó su máxima expresión desde 1900 y tantos y se mantuvo hasta 1980 jugando su esencia perfecta y los records de quienes lo establecieron han sido alterados por modificaciones, ahora son rebasados records como por ejemplo el de Hank Aaron que logró más home runs con más juegos que Ruth o los de Barry Bonds por efectos de sustancias prohibidas .

Solo sigo con el tema de la duración de un juego y re menciono ese que lanzó en liga "A" Hugo Ríos de 27 entradas o la hazaña de mayor de Harvey Haddix en MLB y otros juegos de hasta 5-6 horas e incluso suspendidos para reiniciar al día siguiente. Alguna vez en LMB se impuso que a las 12 horas de la noche se suspendiera para reanudar día siguiente.

Pero bien observa don Luis Eloy la TV el comercialismo ya no del trabajador vendedor de bebidas y alimentos en el estadio y otros productos, prolongar el juego no les rendirá más. La TV y otros medios digamos radiofónicos si están de acuerdo en mayor tiempo de duración.



¿Se quiere regular tiempo de juegos de beisbol?:

Volvamos a su origen: jugarlo durante luz solar y/o iniciarlo con promedio de terminarlo antes de su término y solo usar luz eléctrica o de medios alternos. 

Entiendo que por ser juego de temporada diaria su práctica no conviene económicamente y sobre todo en sistemas económico gubernamentales ya globalizados en lo neoliberal.

Eso no conviene por intereses donde no se contempla el deporte como tal más como espectáculo y diversión más salud social sino solamente en lo comercial, les pagan exageradamente sueldos a jugadores sobre todo en MLB y para no quedarnos atrás pues hacemos lo mismo a costa de un deterioro existencial que además acarrea disolución social.


Aquí nos supera a los aficionados al beisbol otros deportes que se rigen por establecer tiempos efectivos de juego. Las guanteletas y otros trucos del beisbol como reclamos al ampáyer, etc., no son los factores principales. Saludos y Gracias a la hermandad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada