viernes, 2 de enero de 2015

RAY ZONTA



Potros de Tijuana en la Sunset League, 1950: De pie, izq. A der: Luis "Molinero" Montes de Oca, "Baby" Ruiz, Raymundo "Ray" Zonta, Félix Zulueta, Ramón "Pisi" Martínez, Julio Alfonso, Enrique "Bacatete" Fernández, Pedro Hughes, "Kiri" Garciglia y Francisco "Zurdo" Alcaraz. Hincados: Henry Palafino, (2, 3 y 4), "Kiko" Martínez, Delfín Lañiza, Romualdo "Changarro" Urías, Alberto Alfonso, y Guillermo "Memo" Luna.


Por Jesús Rivera,


Quizá sea cuestión de genes ó quizá sea el amor al deporte inculcado por los padres que hace que una toda familia se dedique al deporte, a tal grado de formar dinastías como los Zonta de Tijuana.

Raymundo Zonta, nacido en Tijuana (1930), formó parte de esa dinastía que marcó toda una época en el deporte de la ciudad, principalmente en el beisbol.

Demostró a muy temprana edad grandes facultades para jugar el “rey de los deportes”, destacando en ligas infantiles y juveniles, para luego convertirse en profesional.

Debutó en el beisbol rentado en 1950, militando con los originales Potros de Tijuana, en la Liga Sunsent de clase “C”; con el este equipo estuvo por tres temporadas teniendo un promedio de 303 de porcentaje.

Para el 51 y 52 los Potros se cambiaron a la Liga Southwest International League, Zonta conectó 14 jonrones por temporada, y promedió .312 de bateo.

En 1953 se fue a jugar con las Águilas de Mexicali de la Liga Arizona-Texas, teniendo una gran temporada con 17 jonrones.



Con esos números llegó a Liga Mexicana de Verano, militando con los Tigres de México, y con Sultanes de Monterrey, equipos que no le dieron muchas oportunidades.

Jugó en el invierno con los Venados de Mazatlán de la Liga Mexicana del Pacífico, donde jugó al lado de grandes figuras del beisbol mexicano, como Memo Garibay y Epitacio “La Mala Torres.



En su estancia con los Venados, el “Cero” Zonta tuvo como compañero a José Rayle, otro gran pelotero de origen tijuanense, que militó con éxito en el beisbol rentado.

Por su gran trayectoria en el beisbol amateur y profesional de México, en 1992 Raymundo Zonta fue consagrado en la segunda generación del Salón de la Fama del Deporte de Tijuana.


Su hermano Estéfano formó parte de esta generación, por lo cual Raymundo junto a su consanguíneo marcó un hecho que hasta la fecha es un hecho sin precedentes en la historia del recinto de los inmortales del deporte de Tijuana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada