jueves, 12 de febrero de 2015

ECOS DE LA SERIE DEL CARIBE

AL BATE




Por: Eddy Henríquez


Para esta semana el tema obligado es la Edición # 57 de la Serie del Caribe versión 2015 celebrada en el Hiram Bithorm de San Juan, Puerto Rico esta vez conformada por Tomateros de Culiacán, Cangrejeros de Santurce, Gigantes del Cibao, Caribes de Anzoátegui y la invitación por segunda vez a Cuba en esta segunda etapa representada por Vegueros de Pinar del Rio Campeones 2013-2014 de la Serie Nacional # 53.

La pasada versión que se dio en la Isla de Margarita reinaba la duda sobre el nivel Cuba después de 54 años de no participar, quedó evidenciada con la pálida participación del equipo de Villa Clara que lució errático y el bateo no le funcionó. En esta edición se pensaba que Cuba iba a lucir diezmada dada las circunstancias ante el arranque perdiendo con Culiacán 1 x 2; pero no, viniendo de menos a más dio la gran sorpresa y se coronó campeón vengándose de la dolorosa derrota ante el equipo mexicano.



Abrieron con una de sus mejores cartas el veterano Jonder Martinez (0-1) pero Tomateros fue superior ese día con pitcheo de Terance Martin (2-0). El martes 03 vuelven  a perder ante Gigantes del Cibao y México vuelve a ganar esta vez a Puerto Rico. Ya se daba al equipo mexicano favorito al igual que caribes de Anzoátegui que también venia invicto. El miércoles 04 le ganan al anfitrión por la mínima diferencia con un relevo extraordinario de Héctor Mendoza que tuvo experiencia en las grandes ligas japonesas en este 2014.

El jueves 05 caen ante Caribes 6 por 2 acumulando su tercera derrota y Venezuela invicto de 3-0, las únicas carreras fueron vuelacercas solitarios de Malleta y Valdez. Ya en la segunda ronda derrotan a Caribes el sábado 07 8 x 4 quedando con 2 – 3 y Venezuela con una derrota. Urquiola no se cambia por nadie y con esta victoria pasan a la final con Culiacán al cual le ganan por la mínima diferencia con excelente pitcheo de Yosmani Torres (1-0) que en 6.0 IP- 2H-1ER-5SO-2,53; jonrón solitario de Yulieski Gourriel que fue figura de 4-2-2R-1H4-1RBI y el “grandes ligas” Frederick Cepeda, de 4-2-1RBI.



Con esta hazaña después de 55 años la cual nos place sobre manera con un equipo que no era el mejor en la Serie Nacional, que carburó  gracias a sus refuerzos nos asalta un pequeño malestar por el formato de la Serie implantado por la CONFEDERACIÓN DEL CARIBE. ¿ Cómo es posible que un equipo que marche invicto como el de Anzoátegui quede eliminado por perder un solo juego y Cuba perdiendo tres pase a la Final y quede campeón?

Estas son las injusticias del deporte y del sistema de juego en una Serie corta donde en la segunda ronda el que pierda se va aun teniendo las victorias que quiera. En otras circunstancias, en un evento diferente las cosas serían a otro precio y los hermanos cubanos tendrían que sudar la gorda para poder alzarse con el cetro en donde siguen dejando dudas respecto a su nivel actual.



Hay que abonarles que los refuerzos que llevaron a San Juan tenían que marcar diferencia con un Jonder Martínez, Frederick Cepeda, Alfredo Despaigne y Yulieski  Gourriel que no tienen nada que envidiarle a cualquier grandes ligas. Con esta fina actuación Cepeda se lleva el JMV y Cuba su cetro #8 en 14 participaciones; Cepeda acumuló un AVG exorbitante de 471 con 17-8 y 7RBI.

Ahora viene algo muy importante que debido al desbloqueo económico que sufrió la Isla a pesar de su régimen, que esto sirva para que las relaciones diplomáticas entre los dos países se reconstruyan y los peloteros cubanos que han desertado puedan volver a representar su nación y no existan restricciones económicas y de ningún tipo legal cuando tengan que participar en un evento internacional.

Esto le corresponde a la rectora Cubana que con los abogados de la CONFEDERACIÓN DEL CARIBE finiquiten todos los impedimentos y Cuba quede como socio activo, organice una Serie como sede y retome el camino de la victoria tratando de elevar su nivel que se ha visto diezmado por tantas deserciones. 




Otra alternativa para beneficio del béisbol cubano sería que la Isla piense en organizar lo más pronto posible su equipo de grandes ligas, le queda fácil viajar por la cercanía al norte y aprovechar la expansión que quiere sufrir la MLB a nivel internacional para el futuro según declaraciones del señor Bud Sellig.

Que tanto para la MLB como para la Isla sería económico tener un equipo en Cuba más no en Corea, Taiwán, Japón o en Europa por las distancias y la suma de gastos que representaría un viaje tan largo.


Sobre Puerto Rico a pesar de haber sido campeones en 14 ocasiones sigue demostrando que su nivel no es el mejor actualmente. Sus 14 campeonatos fueron conseguidos en 1951-53-54-55-72-74-75-78-83-87-92-93-95 y 2000. Los dominicanos 20 cetros, 1971-73-77-80-85-88-90-91-94-97-98-99-01-03-04-07-08-10-12 y 2014. México, 7 cetros, 1976-86-96-02-05-11 y 2013. Venezuela 7 cetros, 1970-79-82-84-89-06 y 2009. Cuba  desde la primera edición 1949-52-56-57-58-59-60 y 2015 y Panamá Campeón en 1950 con Carta Vieja Roneros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada