domingo, 19 de abril de 2015

ACADEMIA DE PASTEJÉ




DR. CARLOS RODRÍGUEZ CANDILA:


Estimado amigo Lic. Jesús A. Rubio Salazar, no sabes cuánto me agrada que además de la idea y fomento de escuelas o academias de beisbol en México, esto sea un hecho y no solo planes o proyecto.

El éxito no solo eleva la calidad del deporte en cuestión, es también una inversión a mediano o largo plazo y además qué mejor fuente de empleo de una industria no contaminante excepto aquella que ronda en todos los sectores sociales como es consumo de enervantes y otras sustancias motivo de otro tema  pero de advertencia  primaria.

Vaya que me llama la atención primero que ya aquello con lo que iniciáramos contacto --¿qué será, 10 o más años?--  fuera exactamente acerca del # 9 y además cuántas costuras tenía una pelota de beisbol y la gran relación donde ese dígito figura como eje de la perfección del juego, tanto en elementos participantes como hasta en el diseño del campo y el sistema de cómputo que lo rige.

No sé ni donde quedó tal archivo pues he descompuesto tantas computadoras por mis limitaciones en su uso y aplicaciones, pero permitió conocerles y contar con amigos como tú  y todos los que ya formamos ese club que don Luis Eloy Ramírez Cabrera tituló " La Hermandad del Beisbol".

Por el lado del cine que bien que ya también se logre consolidar tal proyecto y con actores actuales cuya calidad es ya una garantía y más que nada la narrativa  y el reconocimiento al sí terco y caprichoso Ing. Don Alejo Peralta y Díaz Ceballos(+) pero gracias a personas como él, como otros grandes dirigentes, el beisbol de verano en primer lugar pervive y cada vez con mejor calidad.



Fue Don Alejo el primero en organizar una escuela de beisbol reclutando jóvenes, incluso que de beisbol supieran tanto como física cuántica; fundó formalmente esa academia escuela cuyos inicios se dieron en el parque de beisbol del Club Hacienda en plena Ciudad de México, para después ya con instalaciones mejores y exclusivas usó sus terrenos en la ex hacienda Pastejé, cerca de su empresa IUSA y de la población Ixtlahuaca, Estado de México.

Luego decidió que su objetivo fuera solo para formar peloteros para su equipo los Tigres capitalinos  y posteriormente donada a la LMB, no preciso fechas pero si recuerdo fue a principios de los años sesentas del siglo pasado.

Así entonces la recopilación histórica inscrita  y bien elaborada para hacer un filme para nosotros los aficionados e interesados de este bello y perfecto deporte, el más perfecto de entre todos los deportes de conjunto aunado a su alto nivel de complejidad para aprenderlo, entenderlo y disfrutarlo, será una joya si se asesora y provee de toda la documentación y adaptación que el guionista, argumentista, director y productor(es) requerirán tanto talento que sobra para adaptarlo y no quede solo como una narrativa o documental.

Enhorabuena por tales propósitos.


Un abrazo como siempre a todos los amigos  y la hermandad en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada