domingo, 11 de octubre de 2015

UN AÑO PARA RECORDAR

  
Por  Tomás López.

Luego de años de sequía, el 2015 será recordado como un año en el cual el talento mexicano levanto la mano.

Mientras que dominicanos y venezolanos debutan a granel en el mejor beisbol del mundo, para los aztecas parece muy complicado el camino a la Gran Carpa.

Si bien el 2012 Román Alí Solís debutó con Padres de San Diego, el mexicalense sólo se tomó una tacita de café y con impotencia pasamos el 2013 y 2014 sin que ningún compatriota ascendiera a las Mayores.

Este 2015 ha sido testigo del debut de 4: Roberto Osuna, Arnold León, Manny Bañuelos y Daniel Castro. Si le sumamos al mexicoamericano Rafael Martin son 5. Algo que no se daba en bastante tiempo.




El primer mexicano que debutó en las Grandes Ligas fue el sonorense Melo Almada en 1933 vistiendo la casaca de los Red Sox.  Dos años después lo hizo el mazatleco José Luis “Chile” Gómez.

En la década de los 40’s fueron otros dos: Jesse Flores y Beto  Ávila. En los 50’s la cuota mejoro sustancialmente al dar el brinco 8 paisanos. En los 60’s bajó a 6 y en los 70’s hubo un “boom” con 18 debutantes.

Para los 80’s se contuvo el flujo a 12, pero en los 90’s se dio la cifra récord de 31, sobresaliendo la temporada de 1995 con 9. Llegó el nuevo milenio y cerró su primera década con 30 debuts, sin embargo del 2010 al 2014 sólo llegaron 4.

Pero llegó el 2015 y la situación cambió, prospectos ya maduros como Arnold León(26)  y Manny Bañuelos(24) tenían años picando piedra y habían recorrido todos los niveles en Ligas Menores hasta que por fin pudieron cumplir su sueño.


 El sinaloense León con Atléticos y Bañuelos el primer duranguense en las Mayores con Atlanta. Estos 2 lanzadores hace rato se esperaba que llegaran al Big Show, pero los que en verdad sorprendieron fueron Roberto Osuna Jr. y Daniel Castro, sobre todo Osuna quién asumió un rol protagónico con Toronto.

Cuando los Azulejos decidieron dejar en el roster de la jornada inaugural al sinaloense de 20 años pocos pensaron que tendría esa clase de impacto ya que es poco común ver a un joven dar el brinco directo de Clase A+ a las Mayores, el sobrino del “Cañón” Osuna así lo hizo y demostró que no se equivocaron al incluirlo en el equipo grande.

Inició en labores de relevo intermedio y mostró bastantes hechuras  por lo que su manager en búsqueda de un cerrador decidió probarlo como taponero a finales de junio.

Con un temple poco común para alguien tan chamaco poco a poco se ganó la confianza quedándose con el puesto de “apagafuegos” contribuyendo con 20 salvamentos que fueron claves en las aspiraciones de Azulejos que terminaron primeros de su división y están de vuelta a los playoffs luego de 22 años.

Aunque su record de ganados y perdidos(1-6) no refleja la calidad de sus actuaciones, su efectividad fue excelente con 2.58 en 68 apariciones con 69.2 entradas lanzadas, su relación ponches-basesxbolas fue tremenda con 75 chocolates a cambio de 16 pasaportes(3 intencionales), su WHIP fue muy bueno(0.91) y sus 20 salvamentos fueron la mayor cantidad para un novato.



Osuna le dio tranquilidad en esta posición tan difícil a Toronto permitiéndoles  enfocarse en reforzar otras áreas sin tener que salir a buscar cerrador. 

Todos estos méritos deben repercutir en una buena cantidad de votos para el trofeo al “Novato del  Año”, aunque la batalla será muy fuerte ya que Carlos Correa también tuvo un excelente debut con Astros y además el puertorriqueño tuvo un gran impacto mediático. De cualquier manera Osuna tuvo un campañón y esperemos el año entrante muestre que no fue casualidad.

Por su parte el guaymense Daniel Castro, de 22 años de edad, logró un rápido ascenso en sucursales de los Bravos de Atlanta. 

Debutó el 2013 en clase A+ y terminó el año en doble A. Para el 2014 dio el brinco a triple A y este 2015 sorprendió de grata manera cuando fue ascendido por los Bravos el 17 de junio.  Aunque se mantuvo en un sube y baja de las menores  al equipo grande, en septiembre llegó para quedarse logrando causar una buena impresión.


Castro mostró su versatilidad al jugar 2B, 3B y SS luciendo a la defensiva con un solo error en 104 oportunidades. Con el bate tuvo algunas muy buenas jornadas lo que le ganó la confianza del cuerpo técnico. En 33 juegos en los cuales tomó 100 turnos, pegó 25 hits, incluidos 3 dobletes, un triple, 2 jonrones, 5 producidas y 14 carreras anotadas, su porcentaje fue de .250.

El “Titán” batalló

Adrián González tuvo un inicio espectacular al imponer un récord con 5 jonrones en los primeros 3 partidos. Su demostración en abril fue impresionante y le valió para ser reconocido como el “Jugador del Mes” al conectar para .383 con 8 jonrones, 19 producidas y 19 anotadas.



El “Titán” venía el 2014 de ser el líder en carreras producidas en la Liga Nacional y con esa clase de arranque se presagiaba una temporada de ensueño. Su actuación estaba en boca de todos y se llegó a pensar en que sería un contendiente al premio MVP, sin embargo no pudo mantener el ritmo y termino con una temporada de altibajos.

A principios de junio se mantenía muy por arriba del .300(.339), pero del 8 de junio en adelante empezó un descenso paulatino. Para el 28 de este mes había bajado a .298 y terminó la temporada con .275. 

Aunque conectó un jonrón más que el año anterior con 28, sus remolcadas bajaron de 116 a 90 terminando una racha de 5 campañas consecutivas con al menos 100 traídos al plato. En carreras anotadas, hits y dobletes también vio disminuir sus estadísticas.

Al parecer la falta de Hanley Ramírez y Matt Kemp escoltándolo en el line up terminaron por mermar su producción ya que no contó con la protección necesaria. Esperemos en playoffs pueda tener una buena racha de esas que de repente lo colocan entre los mejores bateadores de las Grandes Ligas.

La mejor versión de Estrada



Sin dudas el 2015 ha sido la mejor temporada de Marco Estrada su marca de 13-8 y 3.13 de efectividad así lo avalan. El obregonense quién arrancó en el bullpen de Toronto supo aprovechar al máximo la oportunidad de iniciar juegos ganándose un lugar a pulso en la rotación abridora realizando actuaciones sobresalientes llegando incluso a coquetear con un juego perfecto.

Una de las claves para este cambio tan favorable fue que dejó de retar tanto a los bateadores con su recta y busco tener un pitcheo más fino a base de pitcheos rompientes, con esto su número de ponches disminuyó pero evito le conectaran tantos jonrones y realizar tantos lanzamientos.

El año pasado fue el líder en jonrones admitidos en la Liga Nacional al tolerar 29 en 150 entradas, a cambio esta temporada permitió 24 en 181 innings, de igual manera también disminuyó en hits y carreras permitidas.

Resurge  García.



En honor a la verdad en varias ocasiones hemos pensado que Jaime García debería ser relevista ya que el zurdo tamaulipeco ha mostrado a lo largo de su carrera una tendencia a las lesiones y a la fatiga en su hombro de lanzar. En el 2013 tuvimos oportunidad de platicar con él y le  preguntamos si había contemplado esa posibilidad y tajantemente nos contestó que no, él quería ser abridor y seguiría mientras pudiera en este rol, “Los dólares están de abridor” nos dijo.

Luego de que el 2014 nuevamente quedó fuera de acción por lesión, este era un año muy importante ya que llegaba a su final el contrato por 4 años y 27 millones el cual firmó el 2012 por lo que mostrarse sano y efectivo para disipar las dudas sobre su salud era clave para su futuro.

Su recuperación fue notoria y represento un bálsamo para los Cardenales que casi desde el principio de temporada perdieron a su “As” Adam Wainwright.


A finales de mayo se incorporó a la rotación mostrándose dominante desde su presentación y aunque perdió 4 de sus primeras 8 salidas todas sus actuaciones fueron salidas de calidad, luego de esto compilo marca de 10-3 y terminó el año con 13-6 y 2.43 de efectividad en 20 aperturas(15 de calidad).

Con lo mostrado es muy probable que los Cardenales hagan efectiva la cláusula para el 2016 por 11.5 millones que sería el mejor sueldo percibido en su carrera. Por lo pronto el paisano es pieza importante en las aspiraciones de los Cardenales por regresar a la Serie Mundial y coronar así una tremenda temporada en la cual fueron el único club que ganó 100 juegos.

7 Aztecas en playoffs



Otro punto que se recordara de este 2015 es que por primera vez llegaron 7 mexicanos a la postemporada.

Roberto Osuna y Marco Estrada con Toronto, Joakim Soria con Piratas (ya quedó fuera); Adrián González con Dodgers, Jaime García con Cardenales, Yovani Gallardo con Texas y Oliver Pérez con Astros.

Con esta cuota las esperanzas de tener representantes aztecas en el “Clásico de Otoño” son elevadas.

La marca era de 6 y se consiguió el 2012 con Miguel Ángel González y Luis Ignacio Ayala con Baltimore, Sergio Romo con San Francisco, Jaime García y Fernando Salas con Cardenales y Ramiro Peña, con Yankees.

Que tengan un excelente día.

Hermosillo, Sonora a 11 de octubre del 2015.
Los invitamos a conocer www.solobeisbol.mx con toda la información sobre el Rey de los Deportes.
Todos sus correos son contestados.

Nos pueden seguir en twitter: @solobeisbol.mx 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada