lunes, 12 de diciembre de 2016

SERIE MUNDIAL DE 1969

ESTRELLAS DEL BÉISBOL



Por Héctor Barrios Fernández.


La primera Serie Mundial de la que tuve conocimiento fue la de 1968, alguien escuchaba el juego del día en el radio, al pasar por allí me llamó la atención, me detuve y de ahí para adelante.

Bob Gibson

Ya estaba enterado que Denny McClain había ganado 31 juegos esa temporada, que Juan Marichal y su pierna en todo lo alto a la hora de lanzar había tenido una gran temporada con los Gigantes, comencé a escuchar los nombres de Bob Gibson, Tim McCarver, Julián Javier, Orlando Cepeda, Curt Flood, Red Schoendienst, Mike Lolich, Jim Northrup y otros. Serie emocionante y ganada por los Tigres de Detroit cuando yo simpatizaba con los Cardenales.

En esos días me entero que los Cardenales habían ganado a los Medias Rojas el año anterior (1967). La Serie Mundial de 1969 se cocina aparte y no sólo de la de 1968, sino de todas las demás.

No porque fueran los Mets de New York uno de los dos equipos participantes, sino porque ese equipo nunca había terminado más arriba del noveno lugar desde su nacimiento en 1962 y para la temporada de 1969 casi nadie esperaba de ellos algo mejor que eso.

Pero llegaron Gil Hodges y pandilla y realizaron lo impensable, ganaron el título de la División Este de la Liga Nacional que por primera vez en la historia se jugó con división del este y del oeste en ambas ligas.


Los Mets jugaron para promedio de .760 (38-12) en sus últimos 50 juegos, sobrepasando a los Cachorros de Chicago de Billy Williams y Ron Santo y ganando la División Este de la Nacional con ventaja de 8 juegos. Después en serie de play off a ganar 3 de un máximo de 5 juegos, barrieron en 3 juegos seguidos a los Bravos de Atlanta con todo y Hank Aaron.

Hasta aquí mucha gente se preguntaba si el mundo se había vuelto loco o algo peor, cómo que los Mets habían llegado hasta este punto.

Semanas antes habíamos visto en la televisión cómo el hombre llegó a la luna. Se habían llevado a cabo los conciertos en Woodstock, en el que se congregaron casi 500 000 asistentes. Los Orioles habían ganado 109 juegos para coronarse en la Liga Americana y fue considerado como la mejor temporada por equipo alguno desde los Yankees de 1961.


Los Orioles se llevaron el primer juego de la Serie Mundial por score de 4-1, Mike Cuéllar sobre Tom Seaver. Parecía que todo volvía a la normalidad, pero para el segundo juego Jerry Koosman hacía acto de aparición, tal y como lo había hecho Mike Lolich con los Tigres un año antes. Jerry lanzó un gran juego y ganó 2-1 empatando la serie.

Después Tommie Agee personalmente se haría cargo del tercero. Los Mets estaban destinados al título, sólo que no lo sabíamos.  Tommie abrió el juego con un cuadrangular sobre Jim Palmer, fue la quinta vez en el año que Tommy abría un juego con home run.

Después en el cuarto inning, él mismo hizo una atrapada de escándalo,  corriendo hasta la marca de 396 pies en la barda del jardín izquierdo-central del estadio Shea de New York y a guante volteado quedarse con la pelota para una jugada increíble, robándole un triple al ex Charro de Jalisco Elrod Hendricks.


No conforme con eso en el séptimo se lanzó un clavado entre jardín derecho y central para quedarse con una línea salida del bat de Paul Blair, lo cual salvó de 3 carreras a su equipo, ya que había dos outs en la entrada. Agee solito hizo la diferencia de seis carreras en ese juego.

Pero Tommy Agee no fue la única estrella defensiva en esa serie.


En el noveno inning del juego 4, con los Mets ganando 1-0, Frank Robinson y Boog Powell batearon sencillos contra Tom Seaver, entonces Brooks Robinson sacó un cohete al derecho que podía haber dado a Baltimore la ventaja, pero Ron Swoboda poco conocido por sus habilidades fildeadoras, se tiró un clavado para milagrosamente quedarse con la pelota.

En elevado de sacrificio, Frank Robinson anotó de cualquier manera, pero Swoboda había salvado de una carrera a su equipo. 

En el décimo inning los Mets anotaron la carrera del gane en una controversial jugada, ya que el pitcher de los Orioles Pete Richert, en su tiro a primera golpeó a J. C. Martin que corría hacia la base y el corredor emergente Rod Gaspar, como galgo anotó desde segunda.


Home runs del jugador más valioso de la serie Don Clendenon su tercero de la serie y otro del débil bateador Al Weis, también su tercero pero en el año,

Superaron una ventaja de los Orioles en el quinto juego, con el pobre fildeo de Powell y el mismo pitcher Eddie Watt, más dobles de Cleon Jones y Swoboda, completaron el milagro de los Mets.

Por los Mets hubo atrapadas sensacionales, batazos oportunos, errores de los Orioles, pero el pitcheo de los Metropolitanos fue excelente.


Los Orioles batearon .146 como equipo, Brooks Robinson se fue 1 de 19 en la serie, Frank Robinson bateó sólo .188 y el poderoso Powell no tuvo hits de extra base en toda la serie. Tal vez todo esto no debería haber sorprendido a nadie, ese año muchas cosas interesantes habían ocurrido.

jueves, 8 de diciembre de 2016

SENCILLA Y HUMILDE HISTORIA





FRANCISCO PRECIADO BRACAMONTE:

Estimados (as) todos (as), quiero compartir con todos ustedes en estos fechas tan especiales, una sencilla y humilde historia de su servidor, como aficionado al béisbol, por supuesto de nuestros Naranjeros de Hermosillo… 

Historia convocada por el periódico el Imparcial días atrás y que fue seleccionada dentro de las tres mejores y está puesta a opinión de la gente en el portal de este diario…

El pasado sábado fui objeto de una entrevista de este periódico la cual también les comparto de la cual parte de la misma salió publicada el día lunes 05 de diciembre  en el suplemento Gran Slam de la sección deportes, de este diario (No se ve fecha pero es del 05dic2016 y parte la final de la primer  columna, que se refiere a nuestra luna de miel)  …

El ganador tendrá el privilegio de lanzar la primera bola en el Estadio Sonora, este 22 de diciembre…….de antemano les ofrezco una disculpa por distraer su tiempo.

A partir del día de ayer ya pueden votar por su historia favorita en el link que aquí les dejo 



MIRE:


Estimados señores buenas tardes, soy Francisco Preciado Bracamonte….quiero a través de la presente  manifestar algunos  antecedentes  que me han ligado al Club Naranjeros desde siempre y por  lo mismo ser mi club favorito, al margen de no tener preferencia por ningún otro deporte…………simplemente soy 100% béisbol:

16 campeonatos

1.   Actualmente tengo 53 años de edad, que yo recuerde sigo a Naranjeros desde aproximadamente los 7 años de edad.

Escuchaba los juegos a diario por la XEDM, en mi pueblo Guadalupe de Ures, con las grandes crónicas de Fausto Soto Silva, Enrique Kerlegand, Oscar el  “Rápido Esquivel”, Mario “el Toche” Peláez, entre otros y por supuesto con una institución en el club  Jaime Francisco Cortez Espinoza

2.   En 1975 tuve la oportunidad de tener que venir a Hermosillo a estudiar primero de secundaria (Número 33), pues al no cumplir la edad reglamentaria para ingresar y con el fin de no ver interrumpidos mis estudios me trajeron a esta ciudad a cursar primer año, con buen resultado, regresando a mi municipio a segundo al ver sido aceptado, al vivir ese año en la colonia el Choyal casi a diario un tío (QEPD)  me llevaba al estadio yo dándole detalles del juego y jugadores y el jugando quinielas y pasándola bien, le gustaba llevarme por todo lo que le contaba y mi gusto por este deporte.

3.   Ese año el equipo fue campeón y ganó la Serie del Caribe, cuando fuimos al estadio a recibirlos ….había llovido mucho y hacia frío, pero a todos los presentes no nos importaba. El equipo llegó retardado y en un batanga entraron al HE….fue algo muy bonito….


Recuerdo a varios jugadores como a Chester Lemon que vino de Medias Blancas, Elliot “Bump” Wills, Arnoldo de Hoyos, Rich León, por supuesto  los grandes, Héctor Espino, Celerino Sánchez, Sergio Robles, etc. etc. Un señor equipo que ni refuerzos ocupaba;  para mí, el mejor  en la historia del club….todos los juegos del clásico caribeño, por supuesto los escuché de principio a fin.

4.    Pasaban los años y mi cercanía al club cada vez de hacía más grande….siempre escuchando y viendo los juegos sin dejar pasar ninguno…lo que a la fecha ha ocurrido.



5.   Al venirme a la Universidad me convertí en un aficionado de casi todos los días al HE y actualmente al ES.

6.   Conocí a Marco Antonio Manzo, ex naranjero y ex gerente, quien al ver mi gusto por el club me invito a formar parte del área de administración lo cual no se dio por otros proyectos que ya traía, fue algo que me pudo mucho, no obstante lo apoyé con unos presupuestos del club a presentar a la LMP……por supuesto haberlos hecho implicó un gusto enorme….y procuré que fueran los mejores, pues razones y motivación tenía de sobra.


7.   Mi esposa…cuando era mi novia vivía casualmente en la colonia el Choyal…..y pues casi siempre estábamos en el HE….recuerdo el gran ambiente que ponían los grupos musicales que el club tenía de planta como la Tropa Latina…..que al saltar el club al terreno interpretaban la canción “pelotero a la bola”…..en verdad nos hacían gozar….recuerdo a Adulfo Camacho como segunda base que calentando la bailaba…..hubo otros grupos muy buenos como el Tropical Norteño…..a la fecha seguimos en familia asistiendo al ES…hemos tenido abonado por muchísimos años.


8.   En la época de novios mi esposa y su servidor….en épocas decembrina cuando había béisbol los días 25 de diciembre  y días 1 de enero…..al trabajar o estudiar en Hermosillo ambos….nos veníamos de nuestro pueblo ya que  somos del municipio de Ures…..recuerdo que de la central nos íbamos al HE……y mi esposa novia en aquellos años…. traía tamales y nos los comíamos en el estadio.

9.   Cuando nos casamos (22 de diciembre de 1990) lo cual francamente lo digo NO fue casualidad Naranjeros se jugaba su calificación en una serie en Navojoa…..pues allá estábamos de luna de miel….eran los años grandes de Cornelio, Ricardo Solís, Narciso Elvira entre otros….afortunadamente pasaron al Play Off.

10.             Nos han tocado grandes momentos del club…..como el último campeonato…en verdad como lo disfrutamos en el HE mi esposa y yo……algo indescriptible….aún recuerdo el jonrón que casi aseguró el juego de Zelous  Wheeler.

11.  Me tocó desde niño festejar mi primer campeonato como Naranjero al asistir al HE desde mi pueblo ……………batallé para el permiso de mis papás pero me dejaron venir con puros adultos que venían de mi pueblo aficionados de Naranjeros…….recuerdo que nos tocó en lateral derecho muy cerca de la caseta de Naranjeros……algo muy bonito…..recuerdo que al ganar Naranjeros….los aficionados se metieron al terreno.


Era la época en que la cerveza se vendía en botellas de vidrio……y los aficionados que ingresaron al terreno se empezaron a lanzarlas con los de la grada….yo estaba en ella y me hice bolita al pie de la base de concreto donde se sostenía la barda de alambre. 
Afortunadamente no me pasó nada.

12.      Actualmente me es casi imposible no ver ya sea en tele en  vivo los juegos, así como escucharlos……no recuerdo alguna vez  haberme dormido sin saber el resultado….esté donde esté.

13.   Me gusta seguir mucho a los jóvenes que pertenecen al club…..sobre todo en USA…..en verano a diario sigo su desempeño…así como a todos los que son del club Naranjeros y juegan en LMB…..y cualquier otra liga…..busco estar en contacto  vía redes sociales con el club….así como intercambiar puntos de vista con diversos periodistas…....analistas del béisbol.
 
14.   Llegué a jugar este  deporte ….fui seleccionado estatal del río de Sonora …en mis épocas de  secundaria….recurso haber enfrentado a Martín Enríquez….. actual  coach de picheo  de Tomateros …en un estatal… …..y en la liga del Río de Sonora a varios ex profesionales.



 15.      Siempre me ha gustado estar cerca del club…..hasta cuando en época de entrenamiento que los hospedaban en el Hotel San Alberto….me gustaba ir a desayunar para estar cerca de los jugadores….recuerdo a varios jugadores como Roy Johnson (QEPD)….Enrique Aguilar, Manuel Baca….. etc.
1
6. Finalmente ya que es imposible describir tanta historia….después de décadas fue hasta este año cuando puede recibir vía faul una pelota la cual guardaré de por vida…en la serie contra Navojoa….a batazo de foul fue del catcher de Mayos, Fernando Flores……ante picheo de  Tim Melville…a la pelota le registré todos los datos del momento….como inning, conteo, marcador del juego etc.

Quiero agradecer su  acertada invitación a quienes somos Naranjeros por siempre y como me dice mi Hermana:

Naranjeros cuando ganas presumo tus victorias, cuando pierdes presumo mi amor por ti.

Saludos cordiales

C.P.C. Francisco Preciado Bracamonte
Email.- fpreciado_63@hotmail.com
Tel 2180700 y celular  6621-301465

Gerente de Crowe Horwath Gossler
Member de Crowe Horwath International
Oficina Hermosillo
Teléfono 2-101348 al 50 ext. 108





miércoles, 30 de noviembre de 2016

SOS DE LUIS ELOY

LUIS ELOY RAMÍREZ:



A todos a quienes aquí escribo.


Por segunda vez esta semana recurro a la generosidad de quienes tengan el deseo de apoyarme con unas medicinas para mi hija SARÓN , ella padece MICROCEFALIA- SÍNDROME DISMORFICO-, por lo que además del retardo cognitivo le viene como consecuencia entre otras anomalías la epilepsia. 

Esto último como daño colateral le produce convulsiones al punto que debe tomar dos tipos de anti-convulsivos tanto en la mañana como en las noches, y en caso de no tomarlos perdería la vida como ha sucedido con muchas personas en Venezuela y en especial caso más dramático por lo que sufrió Maikel Peña quien sufrió 500 convulsiones en cinco dias y murió. 

Y es que para nadie es un secreto la terrible crisis humanitaria que vivimos en este país, donde han muerto ya en Venezuela un número importante de niños, adultos, ancianos y jóvenes con cualquier tipo de enfermedad como cáncer, enfermedades renales, cardíacas e infecciones de las más comunes hasta las más complicadas pero también muchos están muriendo por convulsiones epilépticas, todo a causa y consecuencia de la dantesca escasez de medicinas que en cifras se ubica entre un 75% y un 80%. 

El cuadro se agudiza cuando un gobierno que solo lucha por mantenerse en el poder no quiere que esto se sepa en el mundo -como si el mundo fuera el de los años 60´ o 70'- por lo que hasta rechazó el ofrecimiento de la Cruz Roja Internacional, de Caritas y algunos países para que se enviasen medicamentos y aliviar esta situación.

Mi hija necesita Topiramato de 25mg (comprimidos recubiertos), en cualquier presentacion comercial y asimismo el Trileptal de 600mg (comprimidos recubiertos) este ultimo no en suspensión.

Si todos y cada uno de  uds, estuviese en sus posibilidades el enviar un minimo aporte para comprar apenas 1 cajita de Topiramato y 1 cajita del Trileptal de seguro haría suficiente para varios meses, tiempo suficiente para no tener esta angustia ya que la inflación proyectada por FMI para Venezuela en 2017 es de 2.200% es decir es aterradora.

Tambien averigue- como hizo la familia de Maikel Peña-  ubicarlos por Colombia para no tener que molestarles a ustedes, porque se y entiendo que puedo estar molestando o siendo fasitidioso pero la cajita de Topiramato de 30 pastillas (15 dias de tratamiento) tiene un costo de 90.000 bs al cambio y 1 cajita del Trileptal (15 dias de tratamiento) tiene un costo de 118.000bs al cambio es decir imposible para nosotros a pesar de haber solicitado ayuda a la Secretaria de estado de ese país hermano.

Por ello recurro a personas -y no políticos-, algunos muy conocidos por estar ligados al beisbol como Chamby Campos, Tony Menéndez, Tito Rondón, a mis paisanos Leonte Landino- alguno puede comunicarse también con Broderick Zerpa?-, y a esa gran colonia cubana a la que Andres Pascual reenvio este email a que nos ayuden pero aun hacen mutis. Los hermanos cubanos saben mas que ninguno de los que reciben este email que es estar en esta situación por décadas, por ello confio que harán un minimo aporte a la causa de mi hija. 

Una pastilla de esas es vida cada dia para mi hija y quien desde su corazón quiera ayudar puede llamar a la SRA. BARBARA MACHADO, ESPOSA DEL GRAN PERIODISTA VENEZOLANO JUAN VENÉ QUIEN ME AUTORIZO A DAR SU NÚMERO MOVIL: 917 7562325, en horario despues de las cuatro  de la tarde.

Hasta el momento sólo Tony Menendez me ha respondido que copio mi email pero a raíz de ello he reenviado este email también a mis hermanos de Honduras, Dominicana y también a mis hermanos mexicanos pues en el caso de ellos no pueden enviar medicinas fuera de su país pero si deciden apoyar a mi hija cada dolar puede sumar un frasco.

La sra de Juan Vené conoce el procedimiento para hacer el envio desde Miami a través de una cadena farmacéutica autorizada por el régimen.

Desde mi alma ya no agradezco SUPLICO a todos quienes puedan ayudar a mi hija, enviando un donativo minimo que juntos podemos comprar varios frascos, ya que se que desde Mexico medicinas no se pueden enviar pero repito si un pequeño donativo para la Sra Barbarita quien me ha dicho que no ha recibido ni una llamada.

Arriba les reseño los casos mas tristes pues como yo buscaron por redes sociales incluso hasta en CNN con finales infelices.

Mas no puedo SUPLICAR pues mas no tengo para explicar algo que ustedes no comprenderían y es esta horrible pesadilla llamada Venezuela.   

si puedes ser vocero para hacerlo llegar a no sólo nuestros amigos de la hermandad sino lo pudieses hacer llegar a otros en especial amigos tuyos que vivan en el area de la Florida. 

Esta situacion en Venezuela es dificil por ello detuve mi investigacion para el SABR, tampoco he podido continuar con los detalles de la 2da edicion de El increible ascenso de los latinos en las grandes ligas, no pude continuar con mi programa de radio pero aun no pierdo el espiritu para dia a dia seguir avanzando por otras vias, nos caemos y nos levantamos pero a pesar de la escasez de alimentos o la inflacion o la inseguridad ahorita mi prioridad es asegurar la salud y vida de mi hija, ella es un angelito porque desconocera siempre cosas tan humanas como la maldad, la envidia, el odio, la traicion por ello en parte ese es mi dolor no poder tener esas medicinas de esta manera pero como valoro la amistad solo recurro a quienes me puedan ayudar.

Espero poder en unos meses aportar AL BAT, para mi es importante donde quiera que llegue pues esa fue de las ventanas mas importantes en este aprendizaje.

La situacion de mi patria es horrorosa, apenas el martes pasado fui victima de un robo mientras le daba una compota a la niña porque esperaba su turno para rehabilitacion. El que una vez fue uno de los paises de mayor crecimiento del mundo ahora es algo que sólo faltan las bombas para hablar de una catastrofe. No hay comida, medicinas, la inflacion mas alta del mundo y la tasa delictiva mas alta del hemisferio- superamos ya Honduras quien tenia ese puesto-.

Desde dominicana, Puerto Rico y Honduras me han preguntado porque les gustan mis aportes y opiniones pero ademas de esta situacion que no permite concentrarme trabajo en una investigacion a peticion de la Sociedad americana para la investigacion del beisbol (SABR) y pretendo concluir la 2da edicion de mi libro pero hasta suspendi mi programa radial, y abandone los impresos porque estoy muy presionado,

Pero al grano, reitero lo antes dicho líneas arriba:

..... La SRA. BARBARA MACHADO, ESPOSA DEL GRAN PERIODISTA VENEZOLANO JUAN VENÉ, amigo y maestro personal, ME AUTORIZO A DAR SU NÚMERO MOVIL: 917 7562325, en horario despues de las cuatro  de la tarde. Supongo que en caso de llamarla ella daria una cuenta a donde despositar desde la Republica mexicana a USA.

Ella conoce el procedimiento para hacer el envio desde Miami a través de una cadena farmacéutica autorizada por el régimen venezolano.

Desde mi alma te agradezco Jesus A. y a todos quienes puedan dar algun aporte sea minimo, porque como hormigas de a poquito se llena el frasco.


 Luis Eloy

lunes, 28 de noviembre de 2016

FIDEL Y EL BEISBOL

PEÑA BEISBOLERA

Juan Antonio García Villa



Fidel Castro, el beisbolista

 La noche del pasado viernes 25 de noviembre falleció en La Habana Fidel Castro. Como la casi totalidad de los cubanos, fue gran aficionado al beisbol. Verdaderamente le apasionaba la pelota, como le llama la gente en Cuba al deporte rey. Hay quien incluso considera que nada le habría gustado más al comandante Fidel que haber llegado a ser gran estrella del beisbol. Pero lamentablemente para él, no fue así. Aunque hay leyendas y anécdotas que de alguna manera reflejan ese ardiente deseo personal. Voy a contar dos.

La primera la tomo del formidable libro sobre la historia del beisbol cubano escrito por Roberto González, eminente académico de la Universidad de Yale. Dice que cada vez que le mencionaba a algún norteamericano que estaba escribiendo ese libro, lo primero que a su vez le comentaba “era sobre las supuestas hazañas de Fidel  Castro en este deporte, y la ironía histórica de que, si los Senadores de Washington o los Gigantes de Nueva York lo hubieran firmado en los años 40, la Revolución cubana nunca habría ocurrido”.

Afirma que se trata de una versión totalmente falsa, urdida por un periodista norteamericano de cuyo nombre nadie se acuerda hoy. Y que desde luego jamás se cuenta en Cuba “porque allí todo el mundo sabría en seguida que es una patraña. Es preciso dejar bien claro –escribe Roberto González- que Castro jamás  recibió propuesta alguna de un equipo norteamericano y nunca alcanzó en este deporte el grado de notoriedad que podría haberle granjeado la atención de un reclutador experto”.
 Y como supuesto pelotero señala que “no existe constancia alguna de que Castro jugara jamás –y mucho menos en posiciones estelares- en ningún equipo. Nadie ha encontrado en los archivos ni una sola foto de un equipo de pelota en la que figure Castro”.

Sin embargo, hay norteamericanos que dan por verdadera esa insostenible versión. Entre otros un gran amigo y colega de Roberto González en Yale, el reconocido historiador John M. Merriman, quien la recoge en uno de sus libros.

Concluye González: “Los cubanos saben que Castro no fue pelotero; aunque al llegar al poder en 1959 se disfrazara con el uniforme de un equipo bufonesco denominado Barbudos y jugara algunos topes (encuentros) de exhibición”.

Así es como yo recuerdo a Fidel Castro beisbolista, con sus arreos de cátcher en conferencia con Camilo Cienfuegos, de pitcher, ocupando la foto de ambos en el montículo toda la enorme portada de un número de la revista Life en español, quizá de 1960 o 61.

Y es aquí donde viene la segunda anécdota. La platica el cubano Pablo Hernández Ruas, mi compadre, entusiasta miembro de la Peña Beisbolera del DF. Dice que en un  juego amistoso en el Parque Latinoamericano en los primeros años de la década de los 60, entre los Barbudos y un conjunto de peloteros profesionales cubanos en proceso de retiro, Fidel Castro estaba lanzando cuando Miguelito Valdés (homónimo del cantante y quien después formó parte de la organización de los Angelinos, hoy residente en Los Ángeles) le pescó una recta a Fidel que se convirtió en tremendo cuadrangular por todo el jardín central.

Muy ufano, loco de contento, salió Miguelito rumbo a la primera base. Al llegar a ésta, el coach de su equipo, que era Sergio Borge (Iuego manager de la selección nacional cubana, después exiliado en nuestro país, donde aún reside en Cancún) le dijo: “Pero Miguelito, cómo se te ha ocurrido hacer eso, chico”. Y Miguelito se empezó a preocupar.

Al dar vuelta por la tercera base, su coach, que era Juanito Vistuer (exiliado después en nuestro país y fallecido en Monterrey), discretamente le comentó: “Ay, Miguelito, esperamos que mañana no te fusilen”

Terminó la entrada y Miguelito Valdés ya no salió al terreno de juego. Se soltó totalmente del estómago y quedó trabado de terror.

Hoy se reúne la Peña Beisbolera, en el lugar de costumbre de Av. Juárez y Ramón Corona, a las 7 pm.



                                                                                               

miércoles, 16 de noviembre de 2016

RECHAZAN DESIGNACIÓN DE ROBERTS

GUILLERMO JIMÉNEZ GONZÁLEZ:



Estimado don Enrique Kerlegand, don Roberto y don Jesús, muy buenos días… después de saludarlos, les reenvío parte de la columna del también estimado Tommy Morales…

 La razón es porque también estoy en total desacuerdo con la designación de Dave Roberts como manager del año de la Liga Nacional, por todo lo que hizo durante la temporada y en la postemporada.

 Estas decisiones de los cronistas de la Asociación, le han quitado credibilidad a las votaciones.

En consecuencia, estoy totalmente de acuerdo con mi amiguísimo Tommy al comentar que en la Asociación de Cronistas, además de periodistas mediocres, porque se dedican más a otros deportes, hay gente que no tiene idea de los que es el beisbol, pero desafortunadamente están acreditados para votar…

Hablando de Pelota

OTRA INJUSTICIA DE LOS CRONISTAS

“La asociación de cronistas volvió a demostrar su gran antiyanquismo al ignorar al catcher Gary Sánchez y elegir al pitcher Michael Fulmer del Tigres de Detroit como el Novato del Año en la Liga Americana y quien solamente tuvo record de 11-7 y un promedio de carreras limpias arriba de las tres anotaciones permitidas por nueve entradas.

Ya habíamos comentado en estas columnas que los cronistas le iban a quitar el premio de Novato del Año que merecía Gary Sánchez ya que han demostrado un odio total a los Yanquis de Nueva York y se refleja en el resultado de la votación en que 26 de los 30 votantes le dieron el voto de primer lugar a Fulmer cuando se esperaba una lucha cerrada por el premio.

Los votantes ignoraron a un Gary Sánchez que empató un record que ha durado 86 años y es el de conectar 20 jonrones en sus primeros 51 juegos en Ligas Mayores.

Una marca que estableció en 1930 el jardinero Wally Werber de los Bravos de Boston, ese año con el equipo siendo llamado como Abejas, y que debe ser un gran record por el tiempo que ha durado. Sánchez terminó bateando .299 con 20 cuadrangulares y 42 carreras empujadas pero también a la defensiva dejó su huella en la temporada al eliminar a más del 40 por ciento de corredores que iban a la segunda base. 


Gary Sánchez solamente jugó dos meses pero ya había el antecedente cuando Willie McCovey de los Gigantes fue elegido Novato del Año con menos juegos que los que tuvo el receptor de los Yanquis.

Estas decisiones de los cronistas de la asociación le han quitado credibilidad a las votaciones y por ello han surgido otras empresas que dan los mismos premios que ellos. Actualmente está plagado de cronistas que son partidarios de los Medias Rojas y acérrimos enemigos del Yanquis.

Hace unos años el ptcher zurdo CC Sabathia ganó 21 juegos, la cifra más alta de esa temporada, pero esos mismos cronistas le dieron el Trofeo Cy Young al venezolano Félix Hernández que solamente había ganado 13 juegos, tomando como excusa que había tenido mejor promedio en carreras limpias.

Es única vez en la historia que un trofeo Cy Young lo ha ganado un lanzador con solo 13 triunfos, pero los cronistas lo hicieron para no premiar a un jugador de los Yanquis.

Va usted a ver como los mismos cronistas le dan los trofeos de la temporada a por lo menos dos jugadores de los Medias Rojas de Boston.


En la votación de Novato del Año de la Liga Nacional el ganador por unanimidad lo fue el brillante torpedero Cory Seager de los Dodgers de Los Angeles.

lunes, 7 de noviembre de 2016

AQUELLAS SERIES MUNDIALES



SIGUE:

Mathewson.

En aquel 1908 el pitcheo estuvo más que dominante: Ed Walsh ganó 40 juegos, la segunda cifra más baja en la historia después del gran líder Jack Chesbro, quien impuso el récord con 41.

Walsh también impuso los registros más altos en innings lanzados (464) y juegos completos (42).

También Christy Mathewson estuvo sensacional con los Gigantes de Nueva York: fue líder en ganados (37), juegos completos (34), ponches (259), blanqueadas (11), además se acreditó seis salvados como relevo. ¡Fenomenal!

Otro grande de ese año lo fue Eddie Joss con 24 triunfos y una efectividad de 1.16 y finalmente Cy Young no quiso hacer malos quesos en ese mismo departamento, con 1.26.


El 18 Boston le ganó a Cachorros


Luego de que Medias Blancas venció a los Gigantes de Nueva York (4-2) en la Serie del 17 apoyado en tres grandes victorias de Red Faber, al siguiente año Boston triunfó en seis sobre los Cachorros en lo que ha sido la única Serie que se ha jugado en septiembre (del 5, 6, 7, 9, 10 y 11) a causa de la I Guerra Mundial.


El formidable Babe Ruth volvió a subirse a la loma y ganó dos encuentros; primero 1-0 contra Jim Vaughn, admitiendo seis hits y luego en el cuarto partido durante siete entradas y un tercio volvió a lanzar ceros en su triunfo de 3-2, llegando así a 29 y dos tercios desde 1916 sin admitir anotación en Serie Mundial para imponer récord, el cual estuvo vigente hasta que Whitey Ford entre las Series de 1960 y 1961 no permitió carrera en 32 innings.

En ese año, Ruth también complació a la fanaticada con su bateo: en tanto con su pitcheo registró un 13-7 y 2.22 de efectividad, al bat  promedió .300 con 11 jonrones (líder) y 66 producidas.

Al siguiente año aumentó la cifra de cuadrangulares a 29 para nueva marca, además de impulsar 114 y batear .322.

Como lanzador disminuyeron sus actuaciones ya que tuvo 8-5 y 2.98 en carreras limpias admitidas.

Sin embargo, recuerde, al Bambino ya lo estaban esperando en Nueva York... lo que propiciaría lo que fue la famosa “Maldición” que duró exactamente 86 años.

Y es que su venta a los NYY (125,000 dólares), fue considerada como una de las peores en la historia no sólo del beisbol, sino del deporte en general.

El motivo de la venta (5 de enero de 1920) fue porque Harry H. Freeze, el propietario de los Red Sox, buscaba tener dinero para montar una obra de teatro, denominada “Adiós Nanette”, la que a la postre sería un total fracaso.


sábado, 5 de noviembre de 2016

LMB: REGRESA EL BEISBOL A LEÓN


JORGE A. CERVANTES JÁUREGUI:

CONTINÚA:


En primer término, los Cachorros, que en 1979 tuvieron como manager a Benjamín “Papelero” Valenzuela y contó durante parte de la temporada nada menos que con Héctor Espino, que luego pasaría a Torreón.

Otros grandes jugadores que integraron esa novena y que se encontraban al final de su brillante carrera fueron Celerino Sánchez y Lorenzo “Carbonero” López. Verdaderos cañoneros.

Otro muy destacado, lo fue el panameño Iván Murrell que compartió el liderato de jonrones con 24. Algunos lanzadores ya muy reconocidos como Antonio Pollorena y Nicolás García.

El equipo que compartió la zona norte (este) con Nuevo Laredo, Monterrey, Tampico y Poza Rica, ocupó el último lugar. En la temporada de 1980, ahora bajo la dirección de Mario Saldaña, nuevamente Iván Murrell encabezaba a los jonroneros (32) y cuando se preveía que rompería el récord de 46 impuesto por Héctor Espino en 1964, vino la interrupción por la recordada huelga de la ANABE (Asociación Nacional de Beisbolistas), en la que con toda justicia los peloteros pugnaban por asociarse sin que ello lamentablemente cristalizara, siendo ésta una historia que debe recordarse.

Por cierto que durante el invierno de ese atribulado año, Iván Murrell participó en la Liga Mayor del Centro y sostuvo tremendo duelo por el título de jonrones con el jovencito, Alfonso “Poncho” Aldana, que jugaba para Profesionistas.

 El equipo Cachorros desapareció pero volvió la sede a León en 1983 ahora como Bravos y al mando de Marcelo Juárez y luego de Benjamín Valenzuela.

En muy peleada temporada, quedaron a 8 juegos del primer lugar y a sólo 4 de la calificación a serie de post-temporada.

Entre algunos de sus peloteros que se recuerdan son el gran Jack Pierce  Jesús Sommers, Alvin Moore, Juan Francisco “Chico” Rodríguez, Francisco “Paquín” Estrada, Porfirio Ruíz, Horacio Valenzuela y lanzadores como José “Grandote” Peña, Diego Segui y Jessie Jefferson.

 Seguiremos recordando ésta época, esperando que el proyecto de Bravos sea duradero y permita desarrollar el semillero de jóvenes valores de nuestra región para la pelota profesional.


miércoles, 2 de noviembre de 2016

BETO ÁVILA... LEYENDA



CIUDAD DE MÉXICO, México, abr. 1, 2003.- La grandeza de sus hazañas, reflejadas en estadísticas muy difíciles de superar, se quedan cortas ante el orgullo de haber llevado una existencia colmada de éxitos, amor y salud.

Pocos deportistas pueden darse el orgullo de haber gozado una vida plena y ser al mismo tiempo una leyenda en su especialidad.

El que sí lo expresa a los cuatro vientos es don Roberto Ávila González, el primer gran ídolo mexicano en el mejor beisbol del mundo y, sinceramente, se lo merece más aún en el día de su cumpleaños 79, una fecha que debe destacarse porque se trata de una de las figuras más destacadas del deporte mexicano en toda su historia.

Desde su hogar en el puerto de Veracruz, Beto Ávila accedió a platicar con Televisadeportes.com en la víspera de su cumpleaños que habrá de disfrutar al lado de su familia.

Aunque nunca se puede dejar de mencionar su título de bateo de la Liga Americana de 1954, con promedio de .341, con los Indios de Cleveland, para ser el primer champion bat latinoameriano en las Mayores, esta vez no vamos a ahondar en sus 11 campañas en las Mayores, ni en su promedio de .281, sus 80 jonrones y 465 carreras producidas; tampoco su paso por el Puebla ni su regreso a la Liga Mexicana para coronarse con los Tigres, en 1960, antes de despedirse de los diamantes.



Hoy, Beto Ávila, el hombre, el padre de familia y el personaje que se quedó en los corazones del público mexicano aún sin el uniforme de beisbolista es el que nos abre su corazón y nos relata esa parte de su historia que pocas veces se detalla y que es una referencia más amplia para las nuevas generaciones de aficionados y para aquellos que no tuvimos la fortuna de verlo en acción.

“De la familia de mi papá yo sólo conocí a un hermano que vivía en Cosamaloapan, de donde mi padre se vino a Veracruz siendo muy chiquillo. Aquí fue donde hizo su hogar, aquí se casó y aquí nacimos todos en el puerto de Veracruz”, así inicia el relato de su vida al referirse a sus orígenes.

Hijo de José María Ávila y de Andrea González, el pequeño Roberto, el menor de nueve hermanos, nació el 2 de abril de 1924. De los cuatro varones y cinco niñas del matrimonio Ávila González, sólo él sobrevive, dato que menciona con serenidad y nostalgia a la vez.

Sin embargo, de dos de sus hermanos captó la pasión por el Rey de los Deportes: “Tuve dos hermanos que jugaron beisbol, Juan y Pedro, quien jugó en la Liga Mexicana. A Pedro le decíamos ‘Perico’, jugó en el Veracruz, primero (1943), y luego jugó cuando yo todavía estaba en el Puebla (1944). La verdad es que ‘Perico’ fue muy buen bateador, por desgracia tuvo un accidente jugando beisbol al fracturarse una pierna y esto mermó sus facultades para poder haber seguido más adelante”.

De lo poco que se trató en la plática sobre su carrera profesional fue la buena suerte que tuvo al no sufrir una lastimadura que cortara sus aspiraciones como sucedió con su hermano, quien fue un buen tercera base: “Yo tuve mucha fortuna, nunca me lesioné nada serio de verdad, hasta el día que me retiré, mi cuerpo estaba muy bien. Sólo tuve una pequeña fractura tuve en el dedo pulgar en un juego contra los Yanquis, en el año ’54”.

Otra figura de trascendencia



En ese recorrido por su incursión en el beisbol profesional, Beto Ávila trajo a la memoria al empresario que dio el impulso definitivo al deporte de sus amores en nuestro país:

“En 1940, fue el año en que Jorge Pasquel compró unos parques de la Liga Mexicana e hizo su propia liga contra la Liga Mexicana. Compró el parque de aquí de Veracruz, compró en México el parque que sería del Seguro Social, que entonces era el Parque Delta y compró otros parques en otras ciudades de la Liga Mexicana.

El Águila de Veracruz, que jugaba en la Liga Mexicana, como el Condor, como el Comintra, el Monterrey, tuvieron que jugar en otros parques porque no pudieron jugar aquí en el Parque Deportivo porque Pasquel lo había comprado. Entonces jugaron en el Parque Aduana, que no era muy grande, pero era bonito y ahí jugó el Club Águila, en el año ’40, y mi hermano ‘Perico’ jugó ese año con ese Águila y yo comencé a ir con él a los entrenamientos antes de empezar la temporada y luego en la temporada seguí yendo y fue cuando me nació el jugar beisbol”.

Funda una sólida familia


Uno de los orgullos de don Beto Ávila son sus 51 años de matrimonio con Elsa Díaz Mirón, sobrina-nieta del poeta Salvador Díaz Mirón. A Elsa, la conoció en su época estudiantil: “Mi señora estaba estudiando en una escuela particular y yo estudiaba en la antigua preparatoria y nos conocimos como colegiales, pero hasta ahí. Ya luego cuando comencé a jugar fue cuando en realidad me le acerqué y me casé con ella precisamente en el año de 1951, el 10 de diciembre”.

Así se forjó una pareja que soportó las exigencias de la vida de un pelotero profesional como lo son los viajes, las largas ausencias del hogar, la vida pública y la dedicación a los entrenamientos, los partidos y las presentaciones personales.

“Mi señora siempre me acompañó. Yo siempre me la llevé a Estados Unidos, cuando me fui en el año ’48. Siempre me acompañó a donde yo iba a jugar. De hecho, por las fechas en las que nacieron dos de mis hijos les tocó nacer en Cleveland. Mi hijo el mayor, Roberto, nació en Cleveland porque vino en plena temporada porque estábamos allá. Luego vino Elsa, ella sí nació aquí en Veracruz; de ahí, Patricia, que es la otra que nació en Estados Unidos y el más chico, José Alberto, que nació en el puerto de Veracruz”.


Abuelo de 11, el célebre segunda base de la “Tribu” señala de muy buen humor: “Cuando nos reunimos, somos más de 20 personas para cualquier cosa”.

Además del agradecimiento por más de cinco décadas de feliz relación, el ex pelotero reconoce los méritos de doña Elsa para sacar adelante a la familia cuando él se encontraba en sus mejores momentos en las Mayores: “El primer año que me la llevé fue hasta los entrenamientos, en Tucson, Arizona, que era donde entrenaba el Cleveland.

En los otros años ya no. Mi hijo Roberto nació en el primer año en que ya estábamos casados y ella me alcanzaba en Cleveland, donde buscaba yo una casa para vivir y llegaba prácticamente un mes después de que había empezado la temporada y se venía poco antes de terminar la temporada. Así que mi pobre señora sufrió un poco yendo y viniendo con los hijos, pero siempre estuvo conmigo a donde quiera que yo jugué en los Estados Unidos”.

Las razones del adiós a los diamantes


Un detonante para colgar los spikes se presentó cuando la pareja no pudo estar junta durante más de medio año; “En el último año que jugué, mi señora ya no pudo ir porque ya mis hijos estaban estudiando la primaria y no podían perder el año por ir allá a Estados Unidos. Así que yo me pasaba casi ocho meses en los Estados Unidos y nada más estuvo ella 15 días conmigo, en el último año. Esa fue una de las razones por las que me retiré del beisbol para estar con mi familia, ver crecer a mis hijos y estar con ellos todo el tiempo”.

Beto Ávila, el político

Un amigo suyo de la embajada mexicana en Washington, de nombre Justo Sierra, lo introdujo a la política, tal vez involuntariamente porque ambos no coincidían en su opinión sobre quien sería el próximo candidato del PRI a la presidencia de México y, por lo tanto en aquel entonces, el seguro siguiente mandatario. Ávila creía que Ángel Carvajal, ex gobernador de Veracruz, sería el “tapado”, mientras que Sierra atinó con la designación de Adolfo López Mateos para el sexenio 1958-1964.

A través de Sierra, el candidato oficial invitó a Beto Ávila a organizar un evento deportivo en el Estadio de la Ciudad de los Deportes (ahora conocido como Estadio Azul) como parte de su campaña de proselitismo.


El veracruzano aceptó y dijo que llenaría el inmueble lo que logró al presentar a figuras de la categoría de los medallistas olímpicos Humberto Mariles, Joaquín Capilla, y a los jovencitos campeones de la Serie Mundial de las Ligas Pequeñas de beisbol, también conocidos como los “Pequeños Gigantes”.

También presentó 15 minutos del Clásico de Clásicos del futbol mexicano entre América y Guadalajara y 20 minutos de exhibición del clásico estudiantil de futbol americano entre Universidad de México y Politécnico y, para completar ese impresionante espectáculo, dos rounds de boxeo del ídolo de la época José “Toluco” López. La entrada gratuita provocó un lleno sensacional, lo que resultó un gran éxito para Roberto Ávila.

Sumamente impresionado y feliz por el acto político, López Mateos agradeció a Ávila y ello fue su primer incursión en la política: “Cuando dejé de jugar, me invitó el licenciado López Arias, entonces candidato a la gubernatura de Veracruz para que yo participara en la película”.

Don Beto reseña así su carrera en los cargos de elección popular: “En el año ’62, ‘jugué’ para diputado local y gané. Fui diputado local. Luego ‘jugué’ para diputado federal, cuando Luis Echeverría era presidente, y gané y fui diputado federal de 1970 al ’73. Luego fui alcalde de Veracruz, en el periodo de 1976 al ’79. La gente me apreciaba bastante, me sirvió un poco lo del deporte, por supuesto, pero más que nada porque ‘jugué’ por lugares por los que yo era y que la gente me conocía de siempre”.

Una de las razones de su éxito en las urnas fue su fidelidad y lealtad a su tierra natal: “Siempre radiqué en Veracruz, yo nunca dejé de vivir aquí aunque jugara en el extranjero en el beisbol, pero mi casa siempre estaba aquí en Veracruz. En política igual, yo nunca dejé de vivir en Veracruz, nunca me quedé a vivir en Jalapa, nunca me quede a vivir en México aunque fui diputado local y diputado federal”.

Hombre feliz a fin de cuentas



Sus aficiones fuera del beisbol le siguen dando vida: “Me gusta mucho el cine. Cuando yo jugaba, iba muy seguido al cine allá en Estados Unidos. Leer siempre me gustó y hasta la fecha lo sigo haciendo. Y jugar golf. Jugué golf por más de 50 años y eso me ha ayudado a conservarme”.

Dueño de una excelente salud y una muy agradable claridad de pensamiento, se declara siempre agradecido con la vida: “Por fortuna, tengo lo más valioso en la vida, aparte de la familia, que es la salud. Así es que he sido una persona muy afortunada.

Primero, por mi familia; ya lo he dicho con mis 51 años casados con la misma esposa, con mis hijos siempre cerca y, en política tuve éxito y tuve éxito también en el deporte. Le doy mis respetos al pueblo de México y al pueblo de Veracruz, que siempre me han seguido con mucho cariño y me recuerdan todo el tiempo. Tú ves que muchos atletas profesionales se retiran y a los pocos años ya no hay quien los recuerde ni se acuerdan de que existieron.

Yo tengo 43 años de que me retiré del deporte y la gente me sigue recordando con mucho cariño. Eso de verdad, son satisfacciones muy grandes para mí”.

También para nosotros, señor. Felicidades.