domingo, 24 de enero de 2016

TOMMY Y EDDY, EN REDESBEISBOL

 *  “Se desfondan las tribus, El último Jonrón de JML”


Por Tomás López

Por un momento se saboreó la posibilidad de una Gran Final entre Yaquis de Ciudad Obregón y Mayos de Navojoa.

Una Guerra de Tribus entre las novenas sonorenses se antojaba de sobremanera debido a la gran rivalidad que tienen estas franquicias. De haberse dado se hubiera generado una revolución por rumbos del Valle del Yaqui y del Mayo. Sin embargo ni uno ni otro pudieron llegar a la fiesta grande a pesar de que tuvieron bastante oportunidad de hacerlo.

Por un lado los Yaquis llegaron como favoritos contra los Venados y los tuvieron contra las cuerdas pero no pudieron noquearlos y con una gran reacción los sinaloenses vinieron de atrás ganando los últimos tres juegos incluidos el sexto y séptimo en casa de los cajemenses.

De esta manera cortaron de tajo las intenciones de despedir el “Tomás Oroz Gaytan” con otro campeonato, a cambio las luces del histórico inmueble se apagaron dejando a su afición sumida en una profunda decepción.

El ambiente en  Ciudad Obregón y sus alrededores era de triunfalismo y más cuando llegaron a colocarse con ventaja de 3-1. Luego regresaron a casa todavía con ventaja de 3-2, lo demás es historia, no pudieron ante el embate de los porteños y quedaron fuera.

En el peor momento cayeron en un slump colectivo de bateo, el escaso aporte de su columna vertebral fue clave en el derrumbe, Christian Villanueva(12-1) su mejor bateador en rol regular se cayó muy feo, Max Ramírez(25-4) quedó a deber como cuarto tolete y Dustin Martin(28-4) quien contra Los Mochis estuvo sobresaliente, en la semifinal se perdió, Leo Heras(21-4) lejos de su mejor forma y batallando en el jardín izquierdo.

Además de ellos otros como Alfredo Amézaga(20-2), Daniel Castro(18-3), Iker Franco(9-0) y Said Gutiérrez(15-1) no pudieron con el pitcheo mazatleco. Solamente se salvaron de la quema Justin Greene, el “Chapis”  Valencia y el refuerzo Alex Liddi.


Su hombre de confianza Rolando Valdez falló en sus dos presentaciones, los cajemenses adolecieron de otro abridor de calidad, ya que lanzadores como Irwin Delgado tienen poco que aportar en estas instancias. El manager Eddie Díaz se murió con Daniel Castro a pesar de lo callado que el ligamayorista estuvo con él bate, además se guardó al joven receptor Armando Araiza sólo para labores defensivas en ultimas entradas cuando estaba claro que ni Iker Franco y Said Gutiérrez estaban en condiciones contra una escuadra tan rápida como los Venados.

A los Yaquis les hicieron falta jugadores como los “Cuates” Contreras quienes suelen crecerse en playoffs y son muy buen respaldo ya sea viniendo de la banca o supliendo a algún lesionado.

Mucho mérito para JJ Pacho quién tuvo el valor de sentar a un histórico como Heber Gómez y al refuerzo Mike Jacobs, rindiéndole estos movimientos muy buenos dividendos. Aunque algunos le criticaron cuando en el quinto juego dejó a su relevista estelar Steve Hansley durante tres entradas, al final le resultó por la simple y sencilla razón que cuando no hay mañana no te puedes guardar nada.

Dolorosa derrota para los cajemenses, sin embargo se tiene muy buen material para seguir siendo protagonistas y pensar en pelear por un campeonato tan pronto como la próxima temporada cuando estrenen estadio. ¿Debería seguir al frente del equipo Eddie Díaz? Eso lo decidirá la directiva próximamente.

Otra vez los Bbnos

De nuevo el fantasma de los bonos ronda a la organización cajemense, no son pocos los rumores que van en el sentido que ante la falta de “estímulos” algunos jugadores se echaron a la hamaca. De ser así muy lamentable.

Mala Fortuna para los Mayos

Los Mayos de Navojoa tuvieron la oportunidad de finiquitar la semifinal contra Águilas de Mexicali en cinco juegos, sin embargo no supieron mantener las ventajas en el primer y quinto juego dándole oxígeno puro a su rival.

Todavía en el séptimo y definitivo estuvieron adelante hasta la sexta tanda y después tuvieron varias oportunidades de ganar a lo largo de los 16 innings que se extendió el juego pero de manera sorprendente desaprovecharon cada uno de esas posibilidades.

¿Mala suerte?  ¿Ineficiencia? O cosas de Béisbol, probablemente un poco de todo lo cierto es que los Mayos la tenían era de ellos y la dejaron ir.

Para su mala fortuna no pudieron contar en los primeros encuentros con su cerrador Daniel Moskos ni con el estelar Héctor Velázquez dos ausencias que pesaron. Para muchos la historia del primer juego cuando dejaron ir una ventaja de 6-0 hubiera sido distinta con Moskos disponible.  Por su parte Velázquez sólo pudo lanzar hasta el sexto desafío.

Los Mayos se cansaron de fallar jugadas elementales, en algunos juegos el cuerpo técnico no tomo buenas decisiones y su defensiva también dejo que desear. A su bullpen le pesó la novatez, sentimos que se equivocaron en la selección del refuerzo para la semifinal ya que se hubieran fortalecido más con un relevista como Spencer Patton o Andrés Ávila.

Para el anecdotario los dos grandes juegos que lanzó José Oyervidez y que el bullpen hechó a perder y por mucho tiempo se recordara aquella caja llena sin outs en extrainnings y que no pudieron anotar la del gane y pase a la Final y claro la jugada suicida con la que fueron eliminados por Mexicali.

A pesar de esto los Mayos se fajaron en el terreno y dieron una impresionante lucha a los favoritos Caballeros Águilas

Un aspecto importante es como se recuperaron luego de quedar fuera de playoffs el año pasado y ahora estuvieron a un “pelito de rana calva” de meterse a la Gran Final.

El ultimo jonrón de Juan Manuel Ley

Con profunda tristeza nos enteramos este viernes por la mañana del fallecimiento del Sr. Juan Manuel Ley López. Sin dudas su sensible partida deja un gran hueco dentro del ámbito del Béisbol Profesional Mexicano.

La historia de JML es digna de una película, hombre de familia que a base de mucho esfuerzo formo uno de los emporios de supermercados más grandes y exitosos del país.

 De la mano con su eficacia  en los negocios estaba su pasión por el  béisbol, misma que lo llevó a dirigir por más de 45 años los destinos de los Tomateros de Culiacán uno de los clubes más tradicionales y exitosos de México y el Caribe.

Con una gran influencia en la Liga Mexicana del Pacífico supo ganarse a LEY el respeto de todos. Antes de su partida a los 82 años tuvo la gloria de saborear otro campeonato y todavía conecto su último Jonrón: Dejó para su club y la afición de Culiacán el mejor estadio de Béisbol de Latinoamérica.

Tuvimos la oportunidad de entrevistarlo en octubre en la inauguración del nuevo estadio y no podía ocultar su felicidad por el reciente título y por el imponente inmueble, “¿Cómo lo vez?”, me preguntó con una gran sonrisa.

Lamentablemente se nos adelantó en el camino y no podrá disfrutar de la Serie del Caribe 2017 que se celebrara en la capital sinaloense.
Como todas las personas tuvo defectos y virtudes pero nadie podrá negar que fue un gran impulsor del Béisbol y un tipo visionario que nunca escatimó en recursos e innovaciones en busca de la excelencia. Otra de sus virtudes a resaltar es que siempre daba la cara ya sea en la victoria o la derrota…QEPD…

"Creo que si una persona que tiene deseos de llevar a cabo una empresa del tipo que sea, si se dedica a trabajar y tiene constancia, lo va a lograr:
Juan Manuel Ley 

Que tengan un excelente día.
Dr. Tomas Alonso López Ríos
Director de www.solobeisbol.mx

Twitter: @solobeisbolmx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada