lunes, 2 de mayo de 2016

ALEXEI BELL Y ANTONIO PACHECO

  


POR JORGE EBRO
jebro@elnuevoherald.com


La mayoría de los peloteros cubanos espera por un posible acuerdo entre Grandes Ligas y las autoridades del país para intentar el sueño de llegar al mejor béisbol del mundo, pero en ese grupo no está Alexei Bell, un verdadero tormento con el madero en la mano.


El santiaguero, que desde hacía meses había pedido su liberación de las Series Nacionales, voló hacia un sitio desconocido y de manera legal para iniciar el proceso que le permitiría vestir un uniforme de las Mayores.


“Alexei está ya en un lugar seguro y ya está en marcha todo lo relacionado para procurarle la agencia libre’’, expresó una persona de la industria del béisbol y muy allegada al pelotero. “Antes de que termine el mes él hará una demostración y todos podrán ver que se encuentra en una forma óptima’’.


Su última presentación en un terreno se produjo con los Capitales de Quebec, equipo de liga independiente en Canadá, donde tomó cuerpo la idea de pedir lo que en Cuba se conoce popularmente como “la baja’’ de toda actividad deportiva en la isla.


De acuerdo con declaraciones del propio Bell a la televisión cubana, su decisión tuvo que ver al no tomársele en cuenta para los compromisos internacionales de la escuadra nacional en el 2015, especialmente los Panamericanos de Toronto y el torneo Premier 12.


“En principio nos explican que éramos elegibles para el equipo a Toronto y al Premier, y luego dan una preselección donde no estoy dentro del equipo’’, explicó Bell. “Me llamaron Cepeda, Despaigne y me preguntaron si había un problema. Yo les dije que no. Nadie me llama, nadie me explica, y llegué a la conclusión que no era elegible dentro del grupo. Por eso opté por la baja’’.


Según la fuente, ya los 30 conjuntos de las Mayores saben de la presencia de Bell, de 32 años, en un lugar fuera de Cuba y todo parece indicar que existe interés en uno de los mejores jugadores ofensivos de los últimos tiempos en la isla.


“En principio nos explican que éramos elegibles para el equipo a Toronto y al Premier, y luego dan una preselección donde no estoy dentro del equipo. Me llamaron Cepeda, Despaigne y me preguntaron si había un problema. Yo les dije que no. Nadie me llama, nadie me explica, y llegué a la conclusión que no era elegible dentro del grupo. Por eso opté por la baja”, dijo el toletero antillano.


ALEXEI BELL

Bell formó parte del equipo que conquistó medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Beijing, donde conquistó el título de bateo (.500) al terminar líder en extra bases -con tres dobles, cuatro triples y dos jonrones- y en porcentaje de slugging.


En 13 Series Nacionales, el santiaguero ha sido un torrente ofensivo al promediar para .319 con 130 jonrones y 604 carreras impulsadas, además de poseer el récord absoluto de remolcadas en una Serie Nacional con 111 y de sumar 25 vuelacercas y 25 bases robadas en una contienda.


“Desde que llegó a Cuba de Canadá, Alexei se ha mantenido entrenando y su mente está enfocada en lograr un contrato de Grandes Ligas’’, agregó la fuente. “Él le dio lo mejor de su carrera a Cuba y su provincia. Ahora ha llegado el momento de que el mundo le conozca brillando a otro nivel, a un nivel superior’’.


Siga a Jorge Ebro en Twitter: @jorgeebro



ANTONIO PACHECO



Por Jorge Ebro.

Desde que llegara a Tampa en julio del 2014, Antonio Pacheco ha mantenido un perfil bajo como instructor de béisbol en el sistema de granja de los Yankees, pero ya su nombre comienza a sonar dentro de la franquicia.


El llamado "Capitán de Capitanes'' fue designado como Coach Defensivo del equipo de Clase A alta de los mulos, como parte de una reorganización profunda para mejorar el trabajo con los prospectos.


"Antonio les ha demostrado a los Yankees su valía como instructor y estoy seguro de que seguirá ascendiendo dentro de esa franquicia'', expresó una fuente del béisbol. "Está a cargo de la defensa, pero estimo que como entrenador de bateo puede ser superior. Los Yankees tienen dos maestros en uno''.


Pacheco siguió el camino de Orlando "El Duque'' Hernández, miembro del Salón de la Fama del Béisbol Latino, quien también es asesor de los Yankees para el desarrollo de jugadores en Tampa y República Dominicana.


Lo interesante es que mientras Pacheco se dedica a trabajar de manera calmada en la costa Oeste de la Florida, su nombre sigue provocando reacciones encontradas en la isla entre aficionados y funcionarios.

Durante la primera elección del Salón de la Fama del Béisbol Cubano en el 2015, el nombre de Pacheco fue dejado -injustamente y luego de que apareciera en la boleta- fuera de la votación.


Al tratar de incluirse nuevamente el nombre de Pacheco para la segunda exaltación al templo, dirigentes del INDER y la Federación Cubana de Béisbol dejaron en claro que no aceptarían la candidatura del legendario segunda base de los equipos nacionales y Santiago de Cuba.


Este es un tema aún por resolverse.


Nacido en Palma Soriano el 4 de junio de 1964, Pacheco fue un pelotero de una gran clase desde sus comienzos y el "único que vistió los uniformes de la selección natural en todas las categorías''.


Considerado el segunda base más completo de las últimas décadas en la isla, Pacheco participó en 22 Series Nacionales y promedió .334 de por vida; además de ser segundo en la lista histórica en hits con 2,356; pegó 284 jonrones e impulsó 1,304 carreras.


Participó en siete mundiales, tres Juegos Olímpicos, ocho Copas Intercontinentales y cinco Juegos Panamericanos antes de convertirse en manager de Santiago de Cuba y de la escuadra nacional en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Siga a Jorge Ebro en twitter: @jorgeebro


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada