miércoles, 11 de mayo de 2016

LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS

                                        
Por Thomas López.

El deporte profesional es un negocio, los equipos son empresas que se rigen por la ley de la oferta y la demanda.

 La mercadotecnia es parte fundamental para el éxito de cualquier negocio,  los sentimentalismos quedan a un lado ¡Si me sirves te uso y si no que te vaya bien!

En el Béisbol de MLB la competencia es brutal, cientos de jóvenes que se encuentran en Ligas Menores esperan con ansías el llamado a los equipos grandes, otros tantos tienen una lucha diaria por mantenerse dentro de los rosters, por su parte los estelares y millonarios deben demostrar porque ganan tanto y desquitar con creces sus grandes contratos. 

Además están los veteranos que no solo compiten contra sus compañeros y rivales, sino que también libran una batalla contra el “padre tiempo”, la cual sin dudas tarde o temprano van a terminar perdiendo.

   Muy difícil debe ser para un pelotero profesional que le ha dedicado su vida al Béisbol decidir o aceptar que ha llegado el momento de “Colgar los Spikes”, más  aún cuando sienten que todavía les quedan algunos batazos que conectar o ponches por recetar.

   Es triste ver que jugadores de gran prestigio se tengan que ir por “La puerta de atrás”, sin tener la oportunidad de despedirse de su gente o jugar su última temporada sabiendo que ya no habrá más.


Los casos son muchos y por citar a algunos recientes, tenemos a Iván Rodríguez, Jim Thome, Manny Ramírez, Jason Giambi, Andrew Jones y Alfonso  Soriano  quienes simplemente no fueron requeridos por nadie y tragándose su orgullo debieron irse a sus casas dejando hojas de servicio sobresalientes.

Por otra parte hay jugadores que conscientes de que sus facultades ya no son las de antes y al no tener ya nada que demostrar,  dignamente anuncian sus retiros con tiempo suficiente para  poder despedirse y dejarse “apapachar” por sus fans y compañeros; casos como los de Chipper Jones, Mariano Rivera, Derek Jeter y  Paul Konerko quienes se fueron por la “puerta grande”, incluso Rivera y Jeter recibiendo reconocimientos en la mayoría de los estadios rivales.

Antes de arrancar esta temporada, David Ortiz sorprendió al anunciar que estaría jugando su última campaña, es verdad que ya llego a los 40 años pero al desempeñarse únicamente como bateador designado su desgaste no es igual al de un jugador de posición, además su productividad con el madero sigue siendo muy importante, en las últimos 3 temporadas ha pegado más de 30 jonrones e impulsado más de 100 carreras, el año pasado fueron 37 y 108 y fue muy respetado al ser el líder en bases por bolas intencionales con 19.


Este 2016 ha tenido un arranque sensacional al batear para .321 con 9 jonrones y 29 remolcadas en sus primeros 30 juegos.  Sin dudas una producción espectacular para un veterano que ha decidido retirarse. Ante esta actuación muchos nos preguntamos si es el momento de que el “Big Papi” diga adiós, ya que de mantener el paso que lleva terminaría con números impresionantes. De seguir adelante una o dos temporadas más, estaría mejorando sus estadísticas y avanzaría importantes peldaños entre la tabla de los máximos cañoneros.(Actualmente está empatado con Ernie Banks y Eddie Mathews con 512 en el puesto 22)

La misma situación se vivió durante la temporada 2013 cuando Mariana Rivera en su año de despedida se mostró como en sus mejores tiempos al salvar 44 juegos y marca de 6-2 con 2.11 de efectividad. Marianito recibió muchas peticiones de miles de Fans que le rogaban seguir adelante pero el mantuvo su palabra.  Al final solo dijo “Apaga y vámonos”.


Ahora surge una petición similar con el dominicano cuarto bate de Boston, habrá que ver si el gusanito del juego lo incita a seguir adelante o se marcha repartiendo leña e inspirando respeto y no lastima. 

De cualquier manera si se va  o si se queda el legado de David Américo Ortiz quedara grabado en la mente de toda una generación que fue testigo de cómo este hombre resulto pieza clave en el derrumbe de la “Maldición del Bambino” y llevo a los Red Sox nuevamente a los primeros planos al obtener 3 títulos entre el 2004 y el 2013. 

Una cosa es segura, los más felices de su inminente retiro son los aficionados de los Yankees a quienes atormento durante los últimos 13 años.

Reflexión

 El tiempo sigue su inexplorable marcha, los años cobran factura a todos y los beisbolistas no son la excepción, los aficionados al Béisbol tenemos la fortuna de que vienen nuevas generaciones de peloteros que están escribiendo su propia historia, una impresionante camada de talento la cual reclama su lugar de manera violenta encabezados por Mike Trout y Bryce Harper, lamentablemente para todos aquellos grandes veteranos que nos maravillaron con su juego el “out 27” está muy próximo, por eso con todo respeto brindo por ellos y como decimos en mi tierra “La ultima y nos vamos”.

   ¡Salud!

   Que tengan un excelente día. 

Hermosillo, Sonora a 11 de mayo del 2016.
Dr. Tomas Alonso Lopez Rios.
Director de www.solobeisbol.mx
Email: thomas.71@hotmail.com

Twitter: @solobeisbolmx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada