jueves, 18 de agosto de 2016

LOS MÁS GRANDES

LANZANDO PARA HOME
LOS MÁS GRANDES



Por Alfonso Araujo Bojórquez.

Continúa:


En cambio a Walter Johnson que fue bautizado por “The Big Train”, por la velocidad que imprimía a sus lanzamientos, está dentro de los mejores diez, con un sexto lugar.

Tiene una marca difícil de superar, que son los 110 cierres que consiguió en su brillante carrera, siempre con los Senadores de Washington.

Otros tres grandes jugadores, que jugaron en la misma época o casi, fueron Rogers Hornsby, que terminó en segundo lugar con su promedio de .358, solo superado por Ty Cobb.

Un favorito de muchos, Lou Gehrig, que toda su vida fue Yankee y que una enfermedad que lo llevó a la muerte, lleva su nombre. Stan Musial, que los aficionados de Brooklyn, lo bautizado como “The Man”, siempre militando con los Cardenales de San Luis, con números finales estupendos.

Y entre los primeros 10, ocupando ese lugar, está otro pelotero, que estuvo en los últimos años del siglo XIX y 17 temporadas en el siglo pasado, también jugando casi con el mismo los Piratas de Pittsburg y que de por vida, posiblemente no ganó ni cien mil dólares y me refiero a Honus Wagner.

Entre el 10 y el 20, hay varios jugadores, que brillaron en la época moderna, como fueron Joe DiMaggio con Yankees, dejando un récord que parece imposible de superar con sus 56 juegos pegando de hit en la temporada de 1941.

Mickey Mantle, que siempre militó con los Yankees entre 1951 y 68, recordando que tiene entre sus jonrones, el más largo que se ha bateado.

Que decir de Johnny Bench, uno de los mejores receptores de todos los tiempos y el zurdo Sandy Koufax, que es el pelotero más joven en llegar al Salón de la Fama de Cooperstown, debido a su problema de su brazo, que tuvo que retirarse muy pronto.

Aquí en esta década de lugares, podemos mencionar a Christy Mathewson, el único en ganar tres juegos en Serie Mundial y los tres fueron blanqueadas. El pitcher zurdo Warren Sphan con 363 victorias de por vida. El jardinero Frank Robinson, jonronero por excelencia, terminó con 586 bambinazos.


Me llama la atención que un jugador de color, que nunca jugó en Ligas Mayores, lo colocan en el lugar 22 y se trata de Joshua Gibson y en el 24, viene el gran pitcher de color Satchel Paige.

En cambio Jackie Robinson, el primer pelotero de color, viene en el lugar 26 y el mejor latino de todos los tiempos, nada menos que Roberto Clemente de Puerto Rico en el lugar 28 y luego en el 29, colocan a Pete Rose, el bateador con más imparables con 4,256.

El número 50, nada menos que Cal Ripken Jr., que impuso marca de más juegos jugados seguidos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada