jueves, 21 de septiembre de 2017

LMB: LO RELEVANTE EN LA TEMPORADA 2017



SIGUE:



 La jornada de apertura se vivió ante la algarabía de los aficionados que llenaron los parques de pelota y disfrutaron de las diferentes ceremonias y espectáculos preparados por los equipos anfitriones.

Con el inicio de la temporada llegó a los estadios el uso de la repetición en video como apoyo al trabajo de los umpires, programa del que se habían realizado exitosas pruebas en 2016. Durante la campaña regular 2017 se revisaron un total de 605 jugadas y 37 dentro de los Playoffs. Diversos tipos de jugadas pudieron ser sometidas a revisión a solicitud de los managers, lo que contribuyó a un espectáculo con la mayor justicia.

En materia deportiva, se alcanzaron y superaron diversas marcas que dieron muestra de la aguerrida competencia en las Zonas Norte y Sur. Tres jugadores alcanzaron el máximo de hits conectados en un solo juego, bateando de 6-6 con sus novenas. Alan Sánchez de Guerreros de Oaxaca, José Augusto Figueroa de Diablos Rojos del México y Julio Borbón con Monclova y Puebla consiguieron esta marca, siendo Borbón el primero en la historia de la Liga en hacerlo dos veces en la misma temporada con dos equipos distintos.

Otra marca a la ofensiva fue igualada por dos equipos coahuilenses. Acereros de Monclova y Saraperos de Saltillo consiguieron el robo de cuatro bases en un mismo inning, hecho que se había repetido solamente en tres ocasiones: por México en 1988, Yucatán en 1991 y Ciudad del Carmen en 2012.

Saúl Soto, jugador con una larga y exitosa trayectoria, superó el millar de carreras producidas en la LMB, terminando el año con 1030. Esto lo coloca en el lugar 28 de todos los tiempos y el mejor entre los peloteros en activo.

En cuanto al pitcheo, Manny Barreda fue protagonista del primer juego sin hit ni carrera desde 2012, en blanqueada de Tijuana sobre Olmecas de Tabasco. Gerardo Sánchez con Bravos de León y Nathanael Santiago con Diablos Rojos del México igualaron el récord de dos salvamentos en un mismo día.

Finalmente, Gaudencio Aguirre de Generales de Durango acrecentó su marca como el lanzador con más apariciones de todos los tiempos, al sumar 982 juegos en el montículo.

Del 16 a 18 de junio se realizó el fin de semana de las Estrellas en Campeche, donde los jugadores elegidos por la afición mostraron sus habilidades en el Home Run Derby Alejandro Ortiz, conquistado por Frank Díaz de los Piratas. Con destacada actuación de Jesús Castillo, el Juego de Estrellas 2017 fue ganado por el combinado de la Zona Norte.

Los juegos de postemporada brindaron múltiples emociones desde su arranque, con el duelo de eliminación entre Bravos de León y Rojos del Águila de Veracruz. La Zona Sur fue ganada por segunda ocasión consecutiva por Pericos de Puebla, al superar a Tigres de Quintana Roo y Leones de Yucatán. Toros de Tijuana hizo lo propio en el Norte al imponerse en sus series a Rieleros de Aguascalientes y Sultanes de Monterrey.

De esta forma, la Serie del Rey 2017 fue disputada por los mismos contendientes de la anterior temporada, iniciando el 5 de septiembre en el Estadio Gasmart. Tras cinco vibrantes duelos el equipo fronterizo, dirigido por Pedro Meré, se convirtió en el nuevo campeón de la Liga Mexicana de Beisbol, cerrando una brillante campaña en la que también fueron el equipo con mejor marca (76-34) de la temporada regular.

Durante el mes de mayo, el Lic. Javier Salinas asumió el cargo de Presidente Adjunto de la LMB, con el objetivo de realizar una transición planificada y ordenada al relevar al C.P. Plinio Escalante, quien culmina en septiembre una destacada gestión de diez años como Presidente Ejecutivo del circuito.

Como parte de la nueva estrategia de difusión y comercialización de la Liga, se firmaron importantes alianzas encaminadas a fortalecer la presencia del beisbol dentro del mercado del entretenimiento en México. Se comenzaron a transmitir los juegos de la LMB a través de la plataforma de streamingCinépolis KLIC, además del regreso del Rey de los Deportes a la televisión abierta en el Canal a+ de TV Azteca.

Para acercarse a un nuevo público, la generación Millennial, también se concretaron los Partnerships digitales con Spotify y Snapchat, dos de las plataformas más importantes de interacción social en la actualidad. 

La innovación en la experiencia del aficionado también llegó con la implementación del Social Gamecast durante la Serie del Rey. En esta aplicación, se concentró toda la actividad en redes sociales relacionada a los equipos participantes, además de incluir votaciones y perfiles de jugadores que se actualizaron diariamente.


Es así que con múltiples acciones enfocadas al crecimiento del circuito profesional con más historia en el país, la LMB ya trabaja arduamente rumbo a 2018, agradeciendo a los aficionados de todo México su incondicional apoyo dentro y fuera de los parques de pelota.

lunes, 18 de septiembre de 2017

CALIENTE, LA PELOTA CUBANA

Ceden un tanto los Vegueros, pero siguen delante en la pelota cubana

·        Leñadores barren y se acercan a la cima
·        Pollona de los Leones azules sobre Tigres los lleva al tercer puesto

Por Juan E. Batista Cruz

Las Tunas, Cuba.- Pese a caer 1-2 ante Villa Clara, Pinar del Río se mantuvo en la cima de la actual campaña beisbolera nacional, en la cual Las Tunas barrió al desmejorado Cienfuegos, para acercarse a solo raya y media, cuando ya el calendario clasificatorio rebasó la mitad de los juegos.

Los Azucareros de Villa Clara se comportaron muy bien en su visita al estadio Capitán San Luis, por lo que resquebrajaron el casi inexpugnable muro de los Vegueros de Pedro Luis Lazo, con la feliz noticia para los parciales anaranjados, de la primera victoria en la justa de su as derecho Freddy Asiel Álvarez, quien había caído cuatro veces.

Los Leñadores tuneros, que han hecho caso omiso de los pronosticadores, se pasearon felices por la bella Perla del Sur y al limpiarle la casa a los Elefantes, sumaron su cuarto éxito en línea, luego del mal momento que los llevó a perder 1-2 sus compromisos ante la Isla de la Juventud y Matanzas, este último pese a la condición de anfitriones.

Pero lo más significativo, en mi opinión, es el paso de los Leones azules de Industriales, los cuales barrieron de manera contundente a los Tigres de Ciego de Ávila, inofensivos en su propia cueva del estadio José R. Cepero, algo que np ocurría desde hace dos décadas.

Las fieras de Víctor Mesa han levantado su juego de forma tal que, según aprecio, se convierten en el equipo más peligroso del pelotón que avanza en el cuarteto “más afinado” en este momento, ubicado ya en la tercera plaza a 2,5 rayas de Pinar del Río y a una solita de los Leñadores que, al parecer, van ganando el reconocimiento de quienes no creían en sus posibilidades.

Sin dudas los dos conjuntos que, unidos a Pinar del Río,  mejor se comportan en este momento, lo reafirmaron al ser protagonistas de las dos únicas barridas de los dueles concluidos este domingo.

Otros que se mantienen dando guerra y conquistaron el compromiso 2-1, fueron Matanzas y Artemisa, sobre sus huéspedes Santiago de Cuba y Holguín. Con similar resultado salieron airosos Mayabeque, Camagüey e Isla de la Juventud frente a Sancti Spíritus, Granma y Guantánamo.

La lucha por los dos comodines que completarían la nómina de postemporada, se vislumbra cerrada en extremo, entre el actual campeón, Granma, Artemisa, Santiago de Cuba, Villa Clara y Sancti Spíritus, por lo menos en este preciso instante.

Por supuesto que todavía queda un tramo bien complicado, con una recta final en la que suelen venir los baches en el comportamiento integral de las selecciones, debido a lesiones y el cansancio lógico de una campaña, no tan larga, pero sí tensa, tras la cual 10 de los 16 contendientes dirán adiós a los diamantes en esta campaña.

Este martes se inician nuevos duelos y, a todas luces, el más interesante tendrá frente a frente a Villa Clara, anfitrión de Industriales, aunque también habrá que seguir los de Pinar del Río-Sancti Spíritus en casa de estos últimos, Matanzas-Granma, en Bayamo y Artemisa-Camagüey, con estos últimos de anfitriones.

Menos complicada parece la tarea de Las Tunas, donde su Leñadores esperan en bosque propio a Guantánamo, uno de los sotaneros, en cotejo que pueden aprovechar para mantener su privilegiada segunda plaza, de la misma manera que Ciego de Ávila, atrincherado en su cueva, debe recuperarse del golpe azul, y superar a Mayabeque, pero en tiempo de huracanes, nunca se sabe.

La cartelera se completa con Cienfuegos de anfitrión de Santiago de Cuba (5 de Septiembre) y Holguín de la Isla de la Juventud (Calixto García). De estos equipos solo los santiagueros parecen con opciones de meterse en la etapa decisiva de la lid.



viernes, 15 de septiembre de 2017

TUMBANDO CAÑA

CESÁREO SUÁREZ NARANJO:




¡Caraxos! ¡qué lexos! Frase que dijo un Cosamaloapeño - para ser más preciso: don César Fentanes, sobrino del insigne pedagogo, don Benito Fentanes - cuando alguien de ese mismo lugar (de donde soy también originario), en los años cuarentas, le refirió con bastante arrogancia: "don César, nos fuimos ¡hasta Texas! (haciendo sonar la "X", tal como la pronuncian los gringos, of course!). A lo que este señor, a quien tuve el gusto de tratarlo, contestó: "Caraxos, Qué Lexos!".

Te preguntarás (te extrañarás, más bien) por qué traigo esto a colación. Bien, estás hablando de este chamaco VICTOR ARANO, que ha llegado "tumbando caña" (pues Cosamaloapan es una región cañera, como tú sabrás muyyyyy bien), con los Filis. Y, hace que me llene de orgullo, legítimo, al saber que un jugador, nacido precisamente en Cosamaloapan, haya llegado a la Gran Carpa.

Como podrás suponer, le deseo todo el éxito del mundo, y como agregas: "cosa que no pudo lograr su tío Don Ramón Arano Bravo, el famosísimo "Tres Patines". Pues, una porra, para este chamaco, (¡Ya me emocioné, demasiado!). ¡caraxos, qué lexos hemos llegado! (Por fin).

Donde nació Ramón Arano


¡Ja, ja, ja! Al menos, estoy consciente de que Yo, ¡sí te lo dije!, ¿remember? Fue algo, que te envié hará cosa de tres años, cuando te comenté que la "cosa comenzó de esta manera: Efraín, el padre de estos muchachos, se fue a trabajar al Ingenio San Cristóbal, a mediados de los años cuarentas.

Se ganó la confianza del Sr. García Loera, el dueño del Ingenio, y le prestaron un camión (¡Uh, de aquellos!) para que fuera por familia, al Jícaro, una congregación perteneciente al Mpio. de Tierra Blanca, Ver (donde nacieron Gustavo "Burjois" Fernández y Herminio Domínguez).

Así fue como llegaron los de la "tribu" Arano a Cosamaloapan.

El que nació ya en "mi tierra" fue Efraín, el que fuera también pitcher, con Poza Rica, sobre todo.Así que, es el Jícaro, el nombre del lugar donde nació “Tres patines” (y, de paso, Wilfredo). Un abrazo.

CARLOS RODRÍGUEZ CANDILA:



Uyyy! que magistral relato histórico cuando menos para mí.

Lic. Rubio  Salazar indudable ya cuentas con un gran aportador, historiador tan contundente y preciso en el profesor Héctor Barrios Fernández. Cada vez más  asombroso  que ni idea tengo hasta donde su conocimiento, que si se puede distinguir el manejo informático empieza por tal talento encontrar y describir con síntesis de forma tan ilustrativa.

Ya vez que quien siempre  siembra cosecha, eso, es y sin elogios  mayores, tu página AL BAT ¿Qué serán 15-30 años? que importa el tiempo pero nos ha llevado a a GRANDES como el doctor Cervantes Jáuregui de Guanajuato, ahí donde la vida dicen y contravengo Si Vale y Mucho como cada lugar del planeta.

Ese Si Doctor y no el apodo  que portamos porque aparte de su licenciatura según entiendo es de Químico pero con Maestría y Doctorado en su campo que incluso lleva fascinantemente ajeno a su profesión ,  un gran conocimiento y afición con acervo profundo de y en la materia del deporte Rey.

Y que puedo agregar del maestro de Ensenada B.C.  el maestro Héctor Barrios Fernández. Mis felicitaciones por su artículo histórico acerca del toque de bola y su establecimiento como una forma más de la práctica y recurso de lograr como la estrategia del béisbol complementa, quizá no es el tema, pero tal jugada sobre todo el Squezze-play la que requiere talento y precisión para ejecutarla  donde el corredor tiene que aprender la señal y forma de ejecutarla  mirando ,movimientos del pitcher y el bateador tener como sea hacer contacto aun robada la señal como sea y poner la pelota en terreno de juego.

En fin, el béisbol es fascinante y es una ciencia que los dos personajes sin subestimar otros grandes conocedores realmente expertos, ayer y hoy Dr. Cervantes Jáuregui y Maestro Héctor Barrios nos dado  clases en materia como tú también realizas excelente, e igual tantos comentaristas que has logrado un acervo excelente y no me incluyo.


Un gran abrazo  a todos.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

RIQUEZA DE DIÁLOGO


CONTINÚA:



-baste recordar solamente a Harvey Haddix  con aquellos 12 inning o entradas perfectas en temporada regular y nada menos que contra los tremendos bateadores de entonces entre ellos, Hank Aaron, Joe Addcok, Bill Virdon, Eddie Mathews, etc., y su rival en la loma nada menos que Lew Burdette, de los Bravos de Milwaukee y soportando un estado gripal quien fue blanqueando  el cero-cero hasta la novena entrada un juego perfecto  que en décimo tercera entrada ¡lo perdió!

Ese es el béisbol  y no lo perdió según mi opinión; pasó a un record hasta hoy insuperable. Jim Lonborg en serie mundial (Medias Rojas) contra Cardenales lanzó 7 entradas perfectas , hasta que Julián Javier ahí en Boston le estampó en primer turno un doblete contra el llamado Monstruo Verde para romper la sinfonía  de juego perfecto.

Son historias y quedaron firmes como records de grandes. ¿Los llamamos gladiadores?


La comparación que hace entre Koufax y Fernando Valenzuela es algo que siempre observé  fríamente sin fanatismo por el sonorense y su excelencia. Pero cierto es que tanto Koufax como él cada vez que subían a la la loma, el bateo de Dodgers era muy bajo e incluso los errores del cuadro muy frecuentes.

Que Koufax fue y como cita Usted y como aficionado y además admirador de Yogi Berra como jugador, persona pero como un personaje de frases como la que cita que no conocía "No entiendo como ganó 25 juegos y perder 5" ? deja entender que pudo ser 30 ganados y cero perdidos, eso habla de lo que un cátcher después del manager sabe de un pitcher .

Le felicito Señor: Usted sabe de esa ciencia que es un fascinación y se llama Béisbol. Le envío un grato saludo y siga con más pues eso es talento y nosotros requerimos de personas como usted.


PROFR. HÉCTOR BARRIOS FERNÁNDEZ:

Como siempre con las mejores intenciones, reviro para primera. Estas motivantes palabras y reconocimiento te corresponde a ti en gran medida, por compartirlo con tus contactos y tomarte el tiempo para hacer esa labor, la cual agradezco infinitamente.

"En cuestiones de cultura y de saber, se pierde lo que se guarda y se gana lo que se da." Frase de Antonio Machado que me gusta mucho. Esperando que esté todo bien contigo te saludo cordialmente.

Respetable Dr. Rodríguez Candila, le saludo con afecto.

Honor el que Usted atentamente me hace al mencionar mi nombre junto con verdaderos héroes de la crónica internacional; ellos sí que tuvieron mérito por lo que hicieron, hoy en día el asunto es más sencillo, con tantos datos por aquí y por allá. Ahora solamente es cuestión de tomarlos de cientos o miles de fuentes y conjugarlos en un documento. Nada nuevo bajo el sol, ya que esto mismo antes muchos lo dijeron.

Lo hacemos sin ningún otro interés, únicamente tratando de aportar un poquito sobre la historia del béisbol. Además dicen que recordar es volver a vivir.


Entiendo que a Usted, al igual que a un servidor, le apasiona la historia del béisbol, ésta, no siempre con los resultados que consideramos justos, pero así como la vida, el béisbol es como es.

¿Qué tal Bob Hendley lanzando el mejor juego de su vida, pero se le ocurrió hacerlo el día que Koufax lanzó perfecto y frente a él?

Agradezco el tiempo que se toma para leer mis modestas aportaciones y escribirme y enviarme estas motivantes palabras. Reitero mi saludo y mis respetos.

martes, 12 de septiembre de 2017

RECONOCIMIENTO AL CLUB GUANAJUATO

EN RECONOCIMIENTO AL CLUB  “GUANAJUATO”, PIONERO DE NUESTRO BEISBOL




Por Jorge A. Cervantes Jáuregui.


Tomo datos tanto de un periódico antiguo que me regaló la Mtra. Elena Galindo, nieta del “Capi” García Gutiérrez, fundador del Club Guanajuato en donde se narra cómo se formó el Club Guanajuato y complementadas con las que he investigado. 

De acuerdo a lo que indica la nota periodística, las notas biográficas fueron proporcionadas por Salvador García (integrante fundador del Club y padre de Adolfo “Chamaco” García) e integradas por Jorge Martínez. 

Me voy a permitir transcribirlas y completarlas con datos de los que he investigado y que podría servir como una ficha descriptiva.

COMO SE FORMO EL CLUB GUANAJUATO


El 4 de julio de 1909 se presentó en esta capital la novena del “Junior Club” del Distrito federal, para jugar contra la local denominada “Guanajuato Athletic”, integrada totalmente por la Colonia Norteamericana residente aquí. La serie constaba de tres encuentros, los que fueron dominados ampliamente por el equipo local. Huelga decir que los visitantes descollaban por su calidad, a pesar de lo cual, queda dicho, fueron derrotados.

En vista de la victoria obtenida sobre el equipo foráneo, despertó en la juventud de aquella época enorme interés, siendo así que se acordó formar una agrupación que se llamó “Guanajuato Beisbol Club”.

El 21 de septiembre de 1909, en la noche, se congregaron con el propósito de dar cima al interés desbordante que ya se palpaba, lo señores Juan Martín, Lic. Manuel Hernández Galván, José García Gutiérrez, Federico Ramírez Paulín, Mariano Esparza, Adolfo Labarrieta, Salvador García, Julio Patiño, Luis G. Piña, Miguel Martínez Hidalgo, Octavio Jones, Jesús García López, Arnulfo Martínez y Gilberto Guzmán Venegas, pudiéndose considerar desde luego, como los socios fundadores.

Debido al entusiasmo incontenible y al anhelo de jugar beisbol se integró la novena denominada “Guanajuato”, que más tarde habría de conquistar grandes lauros en otros campos de la República.


Dicha novena se constituyó así: De pie de izquierda a derecha: Ricardo delgado (jardín derecho), Adolfo Labarrieta (tercera base), José García Gutiérrez (primera base y capitán), Octavio Jones (cátcher), Gabriel Bonave (parador en corto). Sentados de izquierda a derecha: Salvador García (segunda base), José Tamez (jardinero izquierdo), Jesús García López (pitcher) y Emilio Molina (jardinero central).

Entre los triunfos más clamorosos pueden citarse los que tuvieron contra México, Guadalajara, Querétaro y otras varias entidades. Estos son los puntales que sostuvieron la responsabilidad de un beisbol de altura durante muchos años.

Pese al correr del tiempo, la novena “Guanajuato” supo sostener su categoría. Hubo bajas y nuevos ingresos, debidas a las primeras a decesos lamentables o por la atención que demandaban los negocios personales de los jugadores. Pero el tesón por parte de los que restaban y la espléndida dirección de su capitán S. José García Gutiérrez a través de innumerables adversidades, siguieron conquistando nuevos triunfos.

Siguiendo el ejemplo de gallardía y cumplimiento de dicha agrupación de gran largo historial deportivo, las generaciones posteriores tratan de igualar los méritos incuestionables del pie veterano. En los anales del beisbol nacional, Guanajuato ha mantenido, fiel a los ideales de sus precursores el nivel de cordura.



LOGROS MÁS DESTACADOS DEL “CLUB GUANAJUATO”

El equipo con los años, y además de enfrentar a diversos equipos de otros estados como ya se ha indicado, se integró a las más importantes ligas de beisbol de aficionados de la ciudad de México y se puede destacar que:

En el año de 1925 logró uno de sus máximos lauros deportivos a nivel de pelota de aficionados. Logró el campeonato de béisbol de Primera Fuerza del Distrito Federal y a su vez el de la Liga que se denominaba Asociación Mexicana de Aficionados de Béisbol. Con este logro, se les denominó campeones de la República.  Se definió también al club campeón de las novenas de aficionados del Distrito Federal.

Pero sin duda el hecho histórico de mayor relevancia y del que realmente poco se ha dicho o citado a lo largo de los años y que enaltece a nuestro béisbol por conducto de lo realizado por el “Club Guanajuato” tiene que ver que como resultado de los logros alcanzados en el mayor nivel de la pelota de aficionadas, participó en el año de 1925, en el torneo con que se dio inicio a la Liga Mexicana de béisbol.




Debe mencionarse que en ese año, el siempre recordado periodista Alejandro Aguilar Reyes, “Fray Nano”, junto con Ernesto Carmona, estructuraron de manera profesional al circuito y a ellos se debe mucho de la fundación.

Sobre ese año de 1925, se puede citar lo siguiente:

Fue en el año del 1925 cuando se inició la Liga Mexicana con seis equipos, aunque la liga terminó solamente con cinco, ante el retiro del “Águila de Veracruz” luego de perder el primer juego. Los equipos fueron los siguientes: el “74 Regimiento” equipo poblano que dirigía Jesús “Matanzas” Valdez (cubano), el “Nacional” de Genaro Casas, “Agraria” de Ernesto Carmona, el “México” de “Gualo” Ampudia,, el “Guanajuato” de Jesús García, y el  “Águila de Veracruz” de Agustín Verde.

Luego de su participación en la Liga Mexicana, el  “Guanajuato” jugó también en la llamada Liga Nacional que competía con la primera llegando a disputar el campeonato de esa liga.

Se puede considerar que los grandes promotores de este equipo fueron el “Capi” José García Gutiérrez y Jesús García López (el “Chisis”). El primero de ellos se esforzó por consolidar el proyecto del Club y de promoverlo a nivel regional y nacional. El segundo, de consolidarlo en el plano nacional al haberlo conducido durante su trayecto en las ligas profesionales y semi-profesionales en México. En el año de 1934, el “Club Guanajuato” celebró sus bodas de plata, considerándosele en ese momento como el club veterano de la república Mexicana.

Fuentes:

Periódico donado por Elena Galindo, nieta del “Capi” José García Gutiérrez que contiene notas de Salvador García y Jorge Martínez.
Reportajes de Jesús Alberto Rubio, cronista deportivo “Columna al Bat”.
Reportajes del cronista deportivo Dr. Jaime Cervantes Pérez.
“El beisbol de los años 20´s ¡Qué beisbol!, de Jorge de La Serna.






sábado, 9 de septiembre de 2017

HISTORIA DEL BEISBOL EN GUANAJUATO


Remodelaciones:


Por Jorge A. Cervantes Jáuregui.

Luego de 20 años de lo realizado en el gobierno de Melchor Ortega, vino otra muy importante y fundamental obra para lo que es este espacio deportivo ya que en los años de 1953 y 1954 en el gobierno de José Aguilar y Maya se remodeló con nueva edificación de gradería, sanitarios, vestidores, taquillas, etc…cambiando el nombre al de la antigua Hacienda de Beneficio: “San Jerónimo” siendo inaugurado con gran celebración el 15 de septiembre de 1954.

Las consecuencias de esta renovación, fue la llegada en 1960, del béisbol profesional a Guanajuato con los históricos “Tuzos” de Guanajuato.

Posteriormente, 23 años después, en 1977 y durante el gobierno de Luis H. Ducoing, se realizaron nuevas obras de dignificación muy importantes: arreglo de la techumbre y su ampliación hacia la gradería de sol del lado de la primera base, una rehabilitación muy importante de los drenajes que con frecuencia inundaban la zona del jardín central durante la época de lluvias.

Así mismo, hubo la mejoría de los sanitarios y la introducción del alumbrado, lo que permitió la realización por primera vez de juegos nocturnos.

Desde ese año de  1977 lleva el nombre de “José Aguilar y Maya”.

En 1996, se expidió el decreto en el que el Gobierno del Estado pasó la propiedad al Municipio. En él se indicó el uso que permanentemente deberá de darse al espacio y que es la práctica del béisbol.


En el año 2003, se realizó una nueva dignificación de estadio por parte del gobierno del estado, al contar con pasto sintético, arreglos de techumbre, alumbrado, alambrado y sanitarios, terminado varios intentos de distintas autoridades municipales para desaparecerlo y construir un estacionamiento.

A 107 años de la práctica oficial de este deporte, lleva a la reflexión de su importancia como un sitio que históricamente ha contribuido al esparcimiento y cohesión social de los guanajuatenses.

Cuantos sitios en el mundo que practican el béisbol están orgullosos de sus añejos estadios, ya que entre muchas cosas, tienen peculiaridades que les hacen únicos en su género y guardaran siempre, además del recuerdo, el calor y el atractivo de ser una joya histórica local, como lo es el caso del “San Jerónimo” o “José Aguilar y Maya”.


Referencia: Los datos relacionados con la Hacienda de San Jerónimo, fueron consultados en el libro “El Barrio de Pastita” de Isauro Rionda Arreguín, publicado por la Dirección Municipal de Cultura del Gobierno Municipal de Guanajuato (2003-2006).





UNA MIRADA AL DIAMANTE



En primer término, mi agradecimiento a la Dirección del Museo Regional Alhóndiga de Granaditas, Arqueóloga Gabriela Sánchez y a sus colaboradores por la invitación a participar en esta charla.

De igual manera, la posibilidad de compartir ésta mesa con el Dr. César Macías Cervantes y con el Lic. Francisco Torres. Desde luego por el gran gusto de poder compartir con ustedes amables asistentes este momento para hablar sobre béisbol, aprovechando que ésta exposición fotográfica, nos convoca y une ésta tarde.

Considerando el tema de la exposición, intentaré hablar sobre esa época antigua de la evolución de este apasionante deporte en nuestro medio.

La ciudad de Guanajuato, en los albores del siglo XX, se encontraba en uno de tantos auges que la industria minera ha tenido en su historia, ciclos de bonanzas y de pobreza. Como impulso a la actividad minera, llegó la energía eléctrica y una nueva tecnología para el beneficio de los minerales, el llamado proceso industrial de Cianuración, que desplazó al de patio o amalgamación, método usado durante siglos y que implicaba el uso de terrenos o patios de gran amplitud de lo que constituyeron las múltiples Haciendas de Beneficio que se encontraban en la ciudad.

Esos grandes espacios en las Haciendas, fueron quedando en el abandono. Tal fue el caso de la histórica Hacienda de San Jerónimo, de la que se tiene referencia de su existencia desde el año de 1700.

La ciudad, cuya sociedad acomodada disfrutaba de tertulias, espectáculos de teatro, algunos deportes en pequeños y exclusivos grupos, eventualmente los toros que alguna vez fue fueron divertimento de todo el pueblo. Sin embargo, grupos de la llamada Colonia Norteamericana, integrada por dueños y trabajadores de las empresas mineras y de la eléctrica, empezaron a practicar en ese espacio baldío de la Hacienda de San Jerónimo, un deporte llamado béisbol.

Existen evidencias de que el béisbol había llegado a México durante la segunda mitad del siglo XIX y Guanajuato no fue la excepción. De acuerdo a investigaciones realizadas por distintos historiadores de éste deporte, controvertido en su origen como derivado del Críquet inglés, tiene antecedentes de su práctica desde 1840 en regiones de los Estados Unidos, en los que se integraban equipos como parte de ejercicios al aire libre.

Ya para 1861, se tenía conocimiento de la existencia de 62 clubes. En buena medida a partir de la llamada Guerra de Secesión, el deporte se extendió a diversas capas sociales. Durante la Guerra misma, el pasatiempo se practicaba.

A partir de 1866, después de la Guerra, el deporte se convirtió en uno de los pasatiempos nacionales en los EUA, por lo que las fechas de registro de sus inicios en nuestro País, tienen sentido.

De las consecuencias de la guerra derivada de la intervención francesa, aparecen algunos mexicanos que practicaron el béisbol en los Estados Unidos.


Un historiador del béisbol, César González Gómez, que se ha dedicado buen tiempo a indagar los orígenes del béisbol en México, refiere que algunas familias adineradas y como consecuencia de la guerra, enviaban a sus hijos a los Estados Unidos a estudiar, particularmente a San Francisco.

Según la historia de los orígenes del béisbol, hay algunos nombres de mexicanos tales como José Francisco Godoy, Saturnino Ayón, Adrián Cubillas y Manuel Torres que en un periodo entre 1866 y 67 figuraron en algunas novenas estudiantiles.

Se les relaciona a éstos personajes con ideas liberales y con ello, opuestos al imperio de Maximiliano. Godoy era hijo del cónsul mexicano en San Francisco quién era liberal y que siguió ejerciendo su función al contar con el reconocimiento del gobierno de los EUA.

Cuando fue ejecutado Maximiliano, se dice que estos personajes firmaron un documento en el que apoyaron la acción del gobierno Juarista.

Es interesante señalar, que una de las evidencias de tal influencia en México, es por los enfrentamientos deportivos documentados en la frontera norte, destacando para la época, los casos de un equipo de Brownsville, Texas, contra otro de Matamoros, Tamaulipas.

Se narra que para ésa época, ya en Matamoros el béisbol parecía que se practicaba bastante. Precisamente el primer equipo formado en México, se dice que fue el Unión Béisbol Club de Matamoros.

Tal equipo fue formado por Luis Bress, que aprendió a jugarlo en los EUA precisamente entre 1865 y 1866. Se da la fecha oficial de formación de éste equipo el 21 de octubre de 1869.

También en Matamoros, se reporta en 1870, la existencia de otro equipo mexicano, el Oriental Béisbol Club. Durante el Porfiriato, el béisbol se extendió definitivamente en el País.

Empresas ferrocarrileras, telefónicas y mineras entre otras, de origen norteamericano, son algunas de los que lo van promoviendo. Por ejemplo, se considera, que en la ciudad de México, el primer partido oficial se jugó el 27 de julio de 1882 entre los equipos del Ferrocarril Nacional y la Compañía Telefónica.

Según los box scores de la época, todos los jugadores eran norteamericanos. Poco a poco se irían integrando los paisanos. En esa década, hay bastantes informes de la celebración de juegos en las colonias norteamericanas de las diferentes empresas, para festejar el 4 de julio, fiesta nacional por la independencia de los EUA.

Así, se sabe que el 4 de julio de 1889, en las cercanías de Cadereyta, Nuevo León entre los festejos se jugó este deporte.

Es obvio que en mucho contribuyó al desarrollo y práctica del béisbol, el establecimiento y expansión de las redes ferroviarias, que fue uno de los aspectos torales de la política porfirista para impulsar el desarrollo en México.

En el otro extremo de la Patria, en Mérida, Yucatán, el béisbol también llegó a finales de la década mencionada. Ya para los años de la última década del siglo XIX, se encuentran reportes de su práctica en 1892 en Sonora (Guaymas y Hermosillo), y previamente en Mazatlán.

Establecido entonces de manera muy breve el contexto de la época, como en todos los sitios, es de suponerse que también en Guanajuato el béisbol tuvo una práctica bastante intensa en fechas previas a la reconocida “fecha oficial” del 4 de julio de 1909, en la que una novena de la colonia americana se enfrentó con un equipo de la ciudad de México.


El entusiasmo por el béisbol en la ciudad fue tal, que el 21 de agosto de 1909, se acordó formar el “Guanajuato Béisbol Club” y conviene repetir el nombre de los personajes reconocidos como fundadores: José García Gutiérrez “el Capi”, Juan Martín, Manuel Hernández Galván, Félix Ramírez Paulín, Mariano Esparza, Adolfo Olavarrieta, Salvador García, Miguel Martínez, Jesús García López, Arnulfo Martínez, Octavio Jones, G. Piña, Gilberto Guzmán y Julio Patiño.

Este grupo fundador, al que se integró también uno más amplio tanto de hombres como de mujeres, fue la base de la primera novena que por varios años participó en muchos encuentros y que con la persistencia de muchos de ellos, el béisbol se fue difundiendo, arraigándose y consolidándose su práctica no solo en la ciudad sino también en las comunidades.

El orden al bat de la histórica primera novena fue el siguiente: José García Gutiérrez “El Capi” primera base, Jesús García López, pitcher, Octavio Jones, Catcher, Salvador García, segunda base, Guillermo Falomir, tercera base, Gabriel Bonnave, Short stop, José Taméz, Left Filder, Emilio Molina, Center filder, Ricardo Delgado, rigth fielder.


Este Club Guanajuato, con los años se fue a jugar a las ligas de aficionados de la ciudad de México de gran nivel. Llegó a ganar varios campeonatos por lo que fue uno de los equipos que participaron en la primera temporada de la Liga Mexicana de béisbol profesional de México, en el año de 1925, siendo dirigidos por Jesús García, “El Chisis”.

Pero el béisbol, debe decirse ya se había manifestado y hay evidencias, de que algunos jóvenes guanajuatenses que como antes se dijo, habían estudiado en los Estados Unidos, aprendieron el deporte y lo empezaron a practicar en la ciudad siendo uno de los sitios el actual Jardín de las Acacias, lugar que debieron de abandonar, ya que ahí se ubicó la estatua del Padre de la Patria, Miguel Hidalgo y Costilla donada por el entonces presidente de la República, Porfirio Díaz, y que fue inaugurada por él mismo en el año de 1903.

En función de lo anterior, La Hacienda de San Jerónimo, se convirtió en el gran referente donde se ha ido practicando el béisbol desde entonces y hasta nuestros días. Dos personajes fueron fundamentales en la promoción y el desarrollo del béisbol en la ciudad y además en gestionar y realizar trabajos de adecuación del parque San Jerónimo, me refiero al “Capi” Juan José García Gutiérrez y al "Capi"“Alfonso Aldana Trejo.


En un periódico de principios del siglo XX hay una nota que comprueba que en nuestra ciudad este deporte se empezó a practicar en los años previos al año oficial de 1909.

Es una nota de ¡1902! Tal nota, fue localizada por César en archivos y es del periódico “El Mexican Herald” que se publicaba en la ciudad de México y que se dedicaba a reunir noticias para la colonia americana.

The Mexican Herald. Miércoles 23 de Julio de 1902 BASEBALL EN GUANAJUATO Jóvenes mexicanos educados en los Estados Unidos forman un Club “…Mientras el pasatiempo nacional de los Estados Unidos, el baseball, está muerto o posiblemente sólo durmiendo en esta ciudad (ciudad de México), el deporte ha sido llevado a la vida activa en Guanajuato.

Un club se ha formado en esa ciudad, cuyos miembros son casi todos jóvenes caballeros que fueron educados en diferentes universidades de los Estados Unidos donde aprendieron el juego y no lo han olvidado.

El conjunto ha sido regularmente organizado y ya se ha delineado un fino diamante en un hermoso parque en la zona más alta de la Presa. Tiene también equipamiento completo y está haciendo arreglos para uniformarse. El Sr. Gamboa que aprendió su béisbol en un colegio de los Estados Unidos, es el capitán del equipo. El sábado pasado por la mañana, el club hizo su primera aparición pública en un juego en contra de un combinado, que fue armado y capitaneado por el Sr. Heckleman, de la ciudad de México, que está de visita en Guanajuato.


El combinado comprobó ser demasiado fuerte para los integrantes del Club local y ganaron el juego por un score de 11 a 5. Gamboa hizo el trabajo en el box para los locales, pero Heckleman usó el madero de manera muy efectiva, dando dos homeruns…”

Hasta aquí la nota, que refleja pues, lo añejo del juego de béisbol en nuestra ciudad de Guanajuato. También señala que el sitio de ubicación del campo era en la Presa, e inclusive más particularmente en “la zona más alta de la Presa”, por lo que se puede especular que hubiera podido ser el lugar en el actual Parque de Las Acacias, pues en esa zona aún no se colocaba el monumento al Padre Hidalgo ni se encontraba arbolado. Una de las fotografías que Ustedes apreciarán en la exposición, comprueba este hecho.

De los comentarios que hace César González sobre la nota, indica que este equipo de Guanajuato probablemente ya tenía algún tiempo, tal vez no muy largo, de existencia. Se basa en que se dice que cuentan con equipo completo y de que han delineado un diamante. Probablemente se habla de que practicaban el béisbol de manera informal o simples juegos entre ellos desde 1 o 2 años antes, aunque sin encontrar rival para jugar.

Sin embargo, al recibir el reto del Sr. Heckleman, deciden organizarse y piensan inclusive en uniformarse. Muestran su inexperiencia al caer en el marcador.

Se indica también que al jugar solo entre ellos, seguramente no habían tenido la inquietud de organizarse y menos de uniformarse pues no tenían los suficientes encuentros ni rivales que les permitieran alcanzar ya un mejor nivel de juego. A la fecha reconocida como oficial de la realización de los primeros juegos en el Parque San Jerónimo, se puede adicionar información recopilada de las Efemérides Guanajuatenses de Crispín Espinoza.

De tales efemérides se sabe que se efectuaron partidos en 1910 y 1912. En el primer caso, el 17 de septiembre con motivo de las Fiestas Patrias, en un evento organizado por alumnos del Colegio del Estado. En el segundo, el 5 de Mayo con motivo de fiestas populares en la explanada del Túnel y que por la tarde tuvo lugar un juego de béisbol en San Jerónimo.

El 14 de septiembre de 1913, donde “conforme al programa respectivo, da principio las Fiestas Patrias con el primer partido de Béisbol, celebrado en el apropiado Parque de San Jerónimo a las 10:30 am, en el que salió triunfante el “Guanajuato Béisbol Club”, A las 14 h se celebró el segundo partido.

De la misma manera, el 24 de julio de 1918, “a las 10 de la mañana, interesante juego de Béisbol entre Guanajuato y Jalisco, en el Parque San Jerónimo, organizado por la comisión que preside el Sr. Jesús García L.”. El béisbol se difundió en la población.

Las plazas fueron sitios improvisados para su práctica. Así se jugó en Carcamanes, en el llamado muchos años El Túnel (en Embajadoras), en Mexiamora, y desde luego en los patios de la Estación del Ferrocarril o en explanadas de cerros, tales como en la del Cuarto, entre otros sitios: el callejón, el patio de la casa, de la escuela, la calle, las presas que rodeaban a la ciudad cuando se encontraban vacías, y se extendió y se arraigó también muy profundamente en las comunidades rurales de nuestro municipio

Al llegar el béisbol a la ciudad, éste deporte vino a contribuir a la cohesión social al poder convivir gentes de los distintos barrios de la ciudad ya fuese como aficionados o como practicantes del deporte. La antigua Hacienda se transformó en el Parque San Jerónimo.

Ese pequeño espacio del San Jerónimo, muchas veces acompañados los juegos de bandas de música, las porras, los chascarrillos entre la gente, los gritos a los sufridos ampáyeres, el ambiente que se genera en el estadio de béisbol que es tan particular. Y todos los dichos y hechos, donde las pláticas y los recuerdos son interminables.

Originalmente practicado y promovido por grupos acomodados de la sociedad y en gran medida elitista, pronto se popularizó y se convirtió en un medio crucial de entretenimiento y vínculo social. Y fue así que su práctica se extendió en todos los sectores y pronto los distintos gremios empezaron a contar con sus novenas representativas y a generar rivalidades históricas.

Aparecieron novenas de las compañías mineras, los electricistas, comerciantes, alfareros, fundidores, militares, universitarios, camineros, los distintos barrios, etc…y desde luego su práctica promovida para los niños, jóvenes y de manera muy entusiasta por y para las damas, a través del softbol, cuyos orígenes se remontan a casi la misma épocas del béisbol en la ciudad de Guanajuato en éstas épocas primarias.

El parque tuvo varias denominaciones, originalmente San Jerónimo, luego al expropiarse el terreno en 1934, fue llamado el “Deportivo Guanajuato”, para que en 1954 durante el Gobierno de José Aguilar y Maya, volviera a su nombre original. Al haber otra renovación en el año de 1977, cuando Luis H. Ducoing fue Gobernador, se le dio el nombre de “José Aguilar y Maya”. Una reseña sobre el parque puede revisarse en la exposición.


La evolución de esos primeros años de nuestro béisbol, fue captada por la lente de distintos artistas de la cámara, siendo este material invaluable, parte del acervo de la Fototeca Romualdo García del Museo Regional Alhóndiga de Granaditas, institución que lo comparte con los guanajuatenses al presentar dentro de sus exposiciones fotográficas temporales, la que se ha denominado muy atinadamente “UNA MIRADA AL DIAMANTE”, donde se puede recrear la evolución de un pasatiempo que no ha dejado de generar pasiones dentro y fuera del terreno de juego, que se ha metido hasta el tuétano de muchos pobladores de ésta ciudad, y que ya se puede hablar de una tercera y hasta cuarta generación de familias beisboleras, que a través de ésta exposición, probablemente pueden conocer la razón por la cual se identifican con el béisbol.

Esta exposición, es un homenaje a Guanajuato y al béisbol, ya que socialmente hablando, es un deporta que ha mantenido y mantiene desde hace más de un siglo, un vínculo indeleble e histórico con la ciudad de Guanajuato y con sus comunidades.

Nuevamente mi agradecimiento a la Dirección de este histórico espacio de los mexicanos.

Debo también agradecer a muchas personas, con quienes la plática, el material informativo, las vivencias y sobre todo la amistad, han motivado para escribir sobre el béisbol de la Ciudad. A Don Alberto Raya, A Don Alfonso “Capi” Aldana Trejo (en paz descanse). A Elena Galindo García Gutiérrez por material fotográfico, al Papi Rodríguez, A Sergio García Ledezma.

A los cronistas del béisbol Jesús Alberto Rubio de la Universidad de Sonora con su columna “Al Bat” y al historiador del béisbol César González Gómez, de la Red de Historia del Béisbol en México.

La motivación para escribir sobre el béisbol provino del recordado Gilberto “Quino” Puga (qepd), quien durante varios años se dio a la tarea de hacer crónicas sobre nuestro béisbol. A todos ustedes por su amable atención. ¡Play Bol!


·     JORGE ARMANDO CERVANTES JÁUREGUI NACIÓ EN LA CIUDAD DE GUANAJUATO EN 1954, EXACTAMENTE EN EL BARRIO BEISBOLERO DEL CAMBIO DE SAN AGUSTÍN. INGENIERO QUÍMICO Y MAESTRO EN CIENCIAS POR LA UNIVERSIDAD DE GUANAJUATO. 
     
     DOCTOR EN CIENCIAS POR LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA-IZTAPALAPA EN COLABORACIÓN CON LA UNIVERSIDAD DE TEXAS EL PASO. PROFESOR DEL ACTUAL DEPARTAMENTO DE QUÍMICA DE LA DIVISIÓN DE CIENCIAS NATURALES Y EXACTAS DEL CAMPUS GUANAJUATO, ANTES FACULTAD DE QUÍMICA DE LA UNIVERSIDAD DE GUANAJUATO DESDE 1980. 

   MIEMBRO DEL SISTEMA NACIONAL DE INVESTIGADORES DESDE 1988. ES AFICIONADO Y PRÁCTICA EL BEISBOL, DESDE QUE TIENE USO DE RAZÓN. DESDE HACE 7 AÑOS, COLABORA EN LA SECCIÓN DEPORTIVA DEL DIARIO AM-EXPRESS CON LA COLUMNA “CIEN AÑOS DEL BEISBOL EN GUANAJUATO”.